Menú

Barça: Misión cumplida en Manchester

Con los jugones sobre el césped y Alexis completando el ataque, quien hiciera caso a lo que dijo el entrenador del Manchester City, Manuel Pellegrini, en la sala de prensa, podía frotarse las manos. Espectáculo asegurado porque los locales no iban a renunciar a su estilo. Pero no. El 'ingeniero' regaló el balón al Barça y amontonó a sus hombres en la frontal, mientras los de Martino paseaban el balón de un lado a otro.

Lluís Payarols

Las cartas sobre la mesa. Los ingleses, a defender y esperar. El Barça, a atacar y atacar. Posesión, posesión y posesión, pero sin crear peligro. Una película más 'normal' esta temporada que la que anunciaba Pellegrini en la previa. Y fue una película de miedo para los barcelonistas cuando el City empezó a dejarse ver. Primero, cuando Negredo controló un envío largo de Kolarov pero Mascherano estuvo atento. Poco después, en una jugada 'made in Spain' con centro de Navas, remate forzado de Silva Valdés anticipándose a Negredo.

Del dominio al sufrimiento. David Silva, situado por detrás de Negredo, hacía estragos y obligaba a trabajar a la defensa blaugrana. Valdés lo pasaba mal en acciones como la del minuto 24, en la que una falta lateral colgada por Silva y rematada por Kompany acabó con el meta salvando el balón casi en la línea, aunque el sueco Eriksson había pitado falta anterior.

Lo que no pitó el árbitro fue lo que pasó cuatro minutos más tarde. Centro de Alexis Clichy corta el balón con la mano en el área. Una acción polémica que fue el preludio de los momentos más ofensivos del Barça en la primera parte. Iniesta se internó en el área pero no encontró la forma de chutar, bien achuchado por su ex compañero Touré. Poco después, Xavi probó fortuna desde fuera del área, pero encontró respuesta en Hart.

Una última aparición de Negredo a centro de Navas, con remate desviado, cerró una primera parte en la que el Barça tuvo el dominio pero no la pegada. Una pegada que tampoco tuvieron los de Pellegrini, para tranquilidad de Valdés y compañía.

EL MOMENTO CRUCIAL

No hubo cambios tras el descanso y la segunda parte comenzaba con la misma tónica. Quizá los de Martino confiaban que al City se le fuera acabando el fuelle, con la 'carta Neymar' preparada. Pero antes de que eso pudiera suceder, llegó uno de esos momentos que deciden un partido. 

Habían pasado siete minutos cuando Iniesta, en una posición diferente a la que había afrontado el resto del encuentro, vio el desmarque de MessiDemichelis persiguió al mejor del mundo y, al llegar al área, le derribó. ¿Dentro? ¿Fuera? Solo después de varias repeticiones se pudo ver que el exjugador del Málaga parece entrarle poco antes de entrar al área, aunque cae dentro. Lo que fue indiscutible fue la roja directa que vio el defensa argentino. El City se quedaba con diez.

Lo comido por lo servido, en relación a las manos de Clichy en la primera parte, pensarán algunos. Messi, desde los once metros, cerró el debate materializando un gol importantísimo para el Barça.

Diez contra once. El partido se ponía -en teoría- de color blaugrana, pero Pellegrini reaccionó rápido. Retiró del campo a Kolarov Navas, para apostar por Lescott -tapando el hueco de Demichelis- y la chispa de Nasri. En cambio, el Barça seguía sin llegar. Leo lo intentaba sin fortuna en un chut que se estrelló en las piernas de un defensa. Xavi Alves también tuvieron sus oportunidades, sin puntería.

Atrás, 'San Valdés' seguía atento. Como en aquel disparo de Silva tras pase de Zabaleta que el meta blocó con autoridad. Fue poco después de que Pellegrini se jugara la última baza con Dzeko por el desacertado Negredo... y el Tata diera entrada a Neymar por un Alexis que tampoco tuvo su noche.

NUEVA POLÉMICA Y GOL FINAL

Daba la sensación de que el Barça no mataba el partido cuando lo tenía todo a su favor, porque el City, pese a la inferioridad, no se rendía. Pudo hacerlo en una acción colectiva iniciada con Xavi con pase a Cesc, quien devolvió a Piqué para que el central batiera a HartEriksson pitó fuera de juego. Otra polémica más.

Y el premio para el Barça llegó cuando se entraba en tiempo añadido. Pared entre Alves Neymar perfectamente tirada, internada del lateral y cuando Hart esperaba que Dani centrara, el '22' optó por chutar a puerta y coló el balón bajo las piernas del sorprendido portero.

0-2. Misión cumplida, aunque quedan 90 minutos en el Camp Nou. El Barça no puede fiarse de un City que se presentará con Agüero, este marcador da muchas garantías. Una victoria en un campo donde pocos visitantes cantan victoria y un aldabonazo a la eliminatoria para el equipo que quiso la posesión.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil