Polar Vantage M, Análisis y Opinión

Polar Vantage M, Análisis y Opinión

Compartir
polar vantage m

La evolución o relevo del Polar M430 parece que ha aterrizado con éxito y ha venido para quedarse en las primeras posiciones del mercado. Hoy hablamos de todos los detalles, pros y contras, conclusiones, ofertas y análisis completo de un reloj GPS llamado al éxito, el Polar Vantage M. Dado que este artículo está enfocado a un análisis exhaustivo, también os dejo un enlace al artículo de la previa con características, funcionalidades y comparativa con el Vantage V.

Polar Vantage M, características generales

  • Mide 46 x 46 x 12.5 mm
  • Pesa 45 g
  • La batería aguanta hasta 30 horas con GPS o modo entrenamiento.
  • Pantalla: 1,2” con resolución 240 x 240
  • Antenas GPS y GLONASS
  • Correas intercambiables de silicona
  • Seguimiento de actividad diaria 24/7
  • Seguimiento del sueño
  • Resistente al agua (WR30)
  • Precio de salida en 279,99 €, y ya con ofertas en este enlace.

Vamos sin más preámbulos al análisis detallado, y si queréis ver todos los detalles, características, descripción y funcionalidades, podéis pasar por este vídeo de su unboxing:

Vantage M, lo que destaca

En lo físico

Puesto que este reloj es el supuesto substituto del Polar M430, no queda otra que fijarse en su diseño totalmente diferente: la noche y el día. También evolucionan algunos sensores como el de frecuencia cardíaca en el muñeca, Polar Precision Prime, un sensor que emplea un nuevo algoritmo, que por otro lado sigue sin igualar la banda de pecho como veremos más adelante. Mencionar que las correas son intercambiables a diferencia de su hermano mayor Vantage V.

Nuevas funcionalidades contra el sobre-entrenamiento

Novedad destacable es el Training Load Pro, una herramienta que pretende evitar el sobre-entrenamiento encontrando un equilibrio entre la actividad y el descanso. Sumado a esto encontramos otra buena pareja de novedades, posibles eso sí sincronizando un sensor externo: el Recovery Pro y la potencia de carrera. La primera valora cómo afecta una sesión de entrenamiento a tu cuerpo a nivel cardiovascular y estima los tiempos de recuperación necesarios.

La potencia de carrera es un término un tanto ambiguo del cuál Polar ha propuesto una definición. Lo miden como un trabajo mecánico dinámico, teniendo en cuenta la “lucha” contra la gravedad y la fricción, y lo miden en los populares Vatios (W). En ciclismo están totalmente acostumbrados a manejar esta herramienta, pero es algo bastante más singular en la carrera a pie. Es cierto que es un valor más inmediato (reacciona más rápido que el pulso a los esfuerzos) pero está por ver si acaba cuajando entre las herramientas de la comunidad runner. Quizá a niveles muy específicos pueda sacarle punta a una preparación física, pero después de probarlo no deja de ser un parámetro más aunque con cierto potencial.

Seguimiento de rutas, back to start

Lo cierto es que no tiene esta funcionalidad como tal, pero sí una función de vuelta al inicio que mediante un indicador nos va orientando hacia el punto de partida para tener una referencia y así ayudarnos a volver.

De hecho el reloj nació sin esta herramienta, pero tras la primera actualización se incluyeron esta back to start, así como las notificaciones en el móvil, el modo no molestar, la vista del reloj con datos de sueño, y el menú rápido con modo pre-entrenamiento.

Actulizaciones Vantage M

Estamos en la cuarta actualización de su firmware, y esto es lo último que se ha sumado:

  • Sleep Plus Stages, registro avanzado del sueño. Ofrece información acerca de la cantidad y calidad del sueño y sus ciclos (fase ligera, profunda y REM) y proporciona un feedback para ayudar a mejorar el descanso nocturno del usuario.
  • Nightly Rechargerecuperación nocturna. Más que interesante, abrió la veda el Polar Ignite y ya se ha implementado en los Vantage. Analiza la recuperación nocturna interpretando la valoración del sueño y los datos de recuperación diaria. Además da consejos personalizados para mejorar tanto el sueño como la recuperación.
  • Sereneejercicios de respiración. Libera el estrés con ejercicios guiados de respiración. Implementar este tipo de rutinas ayuda a mejorar el descanso.
  • Fitness Test, test de condición física. En 5 minutos te dice cuál es tu estado de forma y hace una estimación de tu consumo máximo de oxígeno (VO2máx).

Oferta Polar Vantage M

Decir que los 279,99 € de salida ya son historia, y que podéis encontrar las mejores ofertas en este enlace:

Con correas de diferentes tallas.

Ya rondando los 200 € se convierte en una pieza más que competente, y de calidad. Muy capaz de competir con los nuevos Garmin Forerunner 245 e incluso crear dudas frente al Suunto 5. Es un precio más acorde con la realidad del mercado y merecido para un reloj GPS de calidad media, que es el estrato donde viene a anidar este pájaro.

Polar Vantage M, análisis

Directo a la diana: es comodísimo. Ligero y muy llevable; más cómodo y ergonómico que el Vantage V, quizá por el peso o por su buena superficie. Y lo segundo que puedo decir es que es muy práctico. Este es un reloj GPS específico para entrenar, olvidaos de pensarlo como un smartwatch para entretenerse. Igualmente tiene notificaciones, y alguna pincelada en ese sentido.

Me gusta mucho la sencillez con la que resume todas las métricas que arroja; en definitiva resume todo con un aviso en plan “te estás pasando de la raya”, añadiendo posibles consecuencias y algunos consejos de descanso. Pero vamos a ver el análisis del corazón de este reloj, el pulso y el GPS.

Comportamiento del sensor de FC en Vantage M

Polar vantage M

El nuevo sensor de FC funciona de forma más que aceptable pero sigue teniendo caídas en los cambios bruscos de pulso como por ejemplo en cambios de ritmo cortos de alta intensidad o circuitos de fuerza en el gimnasio. La comparativa se hizo con una banda de pecho, que es mucho más fiable en ese sentido. Arriba vemos un ejemplo de una sesión en la que prácticamente calcó a la banda de pecho (esta en el color más oscuro), mientras que en la imagen de abajo vemos cómo tuvo un mal día y no hubo demasiado paralelismo.

vantage M pulso

Con respecto al desnivel, al no montar barómetro las medidas de altura son muy aproximada como se ve a continuación (en línea oscura los datos de un reloj con altímetro barométrico):

Comportamiento del GPS en Polar Vantage M

La señal GPS es muy fiable y las pruebas fueron bastante satisfactorias, hasta el punto de equipararse (e incluso superar) al Vantage V, que en algunos entrenamientos sufrió mayores desfases en la ruta que este Vantage M. Aquí tenéis algunas capturas de las rutas en los puntos de desfase más significativos que, como de costumbre, salen en circuitos de vueltas pequeñas…

… y cuando nos metemos a correr entre edificios por la ciudad como en la siguiente imagen:

Polar Vantage M, conclusión

Avisos de sobrecarga de entrenamiento, ligereza y comodidad, buena autonomía (30 horas entrenando) y una capacidad en las prestaciones básicas muy similares a su predecesor el M430, hacen muy interesante esta herramienta que ha desarrollado Polar.

Recopila de forma sencilla toda la información que proporciona el reloj para determinar si estás entrenando adecuadamente. Para comprobarlo sobrecargué mis sesiones multiplicándolas por dos y, efectivamente, un aviso de sobrecarga y además de una serie de datos concretos que justifican ese sobre-entrenamiento, nos da un consejo y aviso de posibles lesiones futuras.

El nivel de información y datos desplegados en el reloj son más que suficientes a mi juicio para cualquier planificación, así que a Polar le ha salido un reloj de gama media muy completo.

Aviso, hay quien echará de menos las funciones de smartwatch que están implementando la mayoría de los relojes, léase música, pagos contactless, aplicaciones, etc. Lo diré hasta cansarme, este es un reloj para entrenar, y también lo puedes usar para entrenar, o si prefieres también lo puedes usar para entrenar.

Añadiendo a todo lo dicho que en las pruebas el trazado de rutas ha superado las expectativas y que el sensor de FC cumple, se concluye que el Polar Vantage M es una de las primeras piezas a tener en cuenta si necesitas un reloj GPS. Hay que decir que respecto al M430 quizá no ha mejorado de una forma muy significativa en lo básico, pero sí que aporta una diferencia de funcionalidades que posiblemente le hagan merecedor de un nuevo primer puesto.

Para cerrar os dejo la review en formato de vídeo:

Síguenos:
Sección de Gadgets en la web
Twitter
Facebook
Instagram

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad