Polar Vantage V y Polar Vantage M

Polar Vantage V y Polar Vantage M

6240
2
Compartir

Polar acaba de presentar por fin un par de prometedores relojes dentro de una nueva serie denominada Vantage, creada para niveles profesionales de multideporte. Nacen así el Polar Vantage V y el Polar Vantage M. Estos relojes están pensados tal y como dice la marca para que atletas ambiciosos y con metas muy marcadas puedan alcanzar su máximo potencial.

Polar Vantage V y Polar Vantage M, presentación y novedades

Prometen ser únicos en exactitud, diseño y tecnología, como resultado de décadas de experiencia e investigación. Básicamente podríamos definirlos como relojes multideporte todo en uno. Vantage V viene a ocupar el puesto del V800 mientras que Vantage M suplantará al líder de ventas M430. Esta apuesta de Polar da un giro importante en cuanto a su línea estética, tecnológica y casi conceptual. Estos son los ases que traen bajo la manga:

  • Tecnología de frecuencia cardíaca óptica de vanguardia
  • Un enfoque completamente nuevo para medir la carga de entrenamiento
  • Más de 130 perfiles de deportes para elegir
  • Un modo multideporte para seguir varios deportes diferentes en una sola sesión
  • Soporte para mediciones de natación y sensores de ciclismo
  • Duración de la batería ultralarga

Nuevo sensor de frecuencia cardíaca

Tras los sensores de frecuencia cardíaca H10 y OH1, llega el nuevo Polar Precision Prime™, un sensor con tecnología de fusión. Utiliza un algoritmo inteligente personalizado que pretende llevar la precisión de los sensores de muñeca a otro nivel. Sin embargo los propios creadores afirman que el H10 (la banda de pecho) sigue siendo lo más adecuado para algunos entrenamientos como por ejemplo de fuerza, sprints o registro de las recuperaciones.

Carga de entrenamiento

En cuanto a la carga del entrenamiento proponen el Training Load Pro ™, que no mide solo uno sino tres aspectos de la carga de entrenamiento. Además de Cardio Load (carga de cardio), puede medir la carga muscular y combinar estas medidas con la sensación subjetiva (carga percibida).

Esto pretende ser útil para saber cuál es la tensión en cada sistema del cuerpo y así poder optimizar el entrenamiento trabajando en el sistema correcto en el momento correcto. Habrá que masticarlo un poco antes de entender realmente de qué se trata y valorar la efectividad, pero a priori es una novedad.

Una de las primeras diferencias que apreciamos es que todos estos datos el Vantage V nos los arroja directamente el reloj, mientras que con el Vantage M necesitaremos sensores externos, como un potenciómetro.

Plataforma Polar Flow

La aplicación Polar Flow es la plataforma de entrenamiento de Polar en la que podremos verter todos los datos de nuestro reloj Vantage, y hacer el seguimiento de entrenamiento, sueño y actividad. Encontraremos planes de entrenamiento, herramientas de análisis, informes de progreso, etc.

Polar Vantage V y Polar Vantage M, diferencias y características

Polar Vantage V, características

Es un reloj premium, diseñado para niveles o estilos de entrenamiento profesional:

  • Dimensiones: 46 x 46 x 13 mm
  • Peso: 66 gramos
  • Duración de la batería extralarga. Hasta 40 horas en modo de entrenamiento.
  • Bisel de acero inoxidable
  • Pantalla de 1,2” y resolución de 240 x 240
  • Lente de Gorilla Glass.
  • GPS y GLONASS
  • Barómetro
  • Seguimiento de actividad diaria 24/7
  • Seguimiento del sueño
  • Resistente al agua (WR30)
  • Correas de silicona
  • Optimizado para entrenamiento y recuperación
  • Precio de salida en 499 €

A diferencia del Vantage M que necesita sensores externos, Polar Vantage V combina los datos del nuevo concepto comentado anteriormente, Training Load Pro ™ de 3 capas (Cardio, Muscle and Perceived) con los niveles de recuperación diaria y de largo plazo (Recovery Pro ™). Esto pretende poder controlar el equilibrio entre el entrenamiento y la recuperación, y así tratar de identificar nuestras limitaciones.

Puede parecer que nadaremos en una vorágine de datos inabarcables, pero estos relojes lo que pretenden es administrar esa información por sí mismos para sencillamente valorar si estás entrenando demasiado o demasiado poco, y aportarte una sugerencia de entrenamiento diario personalizado. Este es un concepto que ya vienen implementando Garmin o Suunto desde sus plataformas y con sus relojes GPS a partir de una calidad media.

Sin embargo sí resulta exclusivo el tema de la potencia de carrera. Polar Vantage V es el primer reloj multideportivo que mide la potencia de carrera desde la muñeca sin necesidad de sensores adicionales. Running Power mide tu carga de entrenamiento externo, y no reemplaza sino que complementa la monitorización de la frecuencia cardíaca, ya que responde a los cambios de intensidad más rápido que la frecuencia cardíaca.

Polar Vantage M, características

también pretende evitar el sobreentrenamiento con la herramienta Training Load Pro y otras interesantes aplicaciones como el Running Index o Running Program, ya presentes en otros relojes Polar.

  • Dimensiones: 46 x 46 x 12.5 mm
  • Peso: 45 gramos
  • Duración de la batería: hasta 30 horas en modo de entrenamiento
  • Pantalla de 1,2” y resolución de 240 x 240
  • GPS y GLONASS
  • Resistente al agua (WR30)
  • Correas intercambiables
  • Seguimiento de actividad diaria 24/7
  • Seguimiento del sueño
  • Precio: 279,90 €

Resumen de diferencias:

Vantage VVantage M
Recovery ProCon sensor externo
Potencia de carreraCon sensor externo
Prueba ortostáticaNo
BarómetroNo
40 horas de batería30 horas de batería
66 gramos45 gramos
Pantalla táctilNo
Espesor 13 mmEspesor 12.5 mm

Por supuesto el precio también es una diferencia evidente con 499 y 279.90 € de salida respectivamente. Además y como último detalle el Vantage M tiene las correas intercambiables, cosa que no sucede con el V.

Polar Vantage V y Vantage M, opinión

Parece una apuesta acertada y potente de Polar, con nuevas tecnologías que evolucionan aún más en aquellos campos que la marca ya dominaba. En ese sentido se destacan hacia la apuesta segura, pero hay cosas que se van a echar de menos con respecto a la competencia de relojes con similares características.

En el caso del Vantage V, a pesar de no ser un reloj de montaña como concepto, no deja de ser un multideporte de alta gama y sin embargo no ofrece navegación de rutas como el Forerunner 935, Fenix 5, Suunto 9 o Spartan Sprot Wrist HR Baro.

Por otra parte el Vantage M que está en un rango intermedio, tiene en la competencia de similares prestaciones una oferta de funcionalidades mayor, como la reproducción de música con almacenamiento interno o el pago contactless, sin entrar en las prestaciones de smartwatch como notificaciones del teléfono o las aplicaciones instalables.

Se echan de menos algunos aspectos que podrían hacer más completos a estos relojes, pero sin embargo también han conseguido que sean bastante compactos y en principio eficientes, cosa que comprobaremos cuando lleguen a nuestras manos. Gracias por leernos.

Compartir

Te puede interesar...

2 Comentarios

  1. El Vantage V se podrá utilizar con banda cardíaca para poder visualizar los datos en condiciones que no permiten llevar el reloj sobre la piel?

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad