Inicio New Balance New Balance FuelCell SuperComp Trainer

New Balance FuelCell SuperComp Trainer

New Balance FuelCell SuperComp Trainer

Analizamos las características de New Balance FuelCell SuperComp Trainer, una impresionante zapatilla de running, una “locura” de la marca americana en cuanto a la innovación, y el rendimiento para el entrenamiento diario. Suele pasar que New Balance elija unos nombres que ayudan a entender sus zapatillas antes incluso de verlas. Así, sabemos que “FuelCell” hace referencia a que lleva este compuesto en la mediasuela. Lo de SuperComp (anoten el nombre, o también, “SC”), define que ese modelo combina el potente material FuelCell con una placa de fibra de carbono en su interior.

Pero resulta que esta es una zapatilla con placa de fibra de carbono, sí… pero no enfocada a competir, sino a entrenar. Además, utiliza una mediasuela maximalista que, como curiosidad, rebasa los límites impuestos por World Athletics en el caso de que se usara para competir (que tampoco preocupa mucho, porque como decimos, siendo una zapatilla de entrenamiento, no debería verse en campeonatos nacionales o internacionales, donde WA hace valer sus normas).

Pero FuelCell SuperComp Trainer es mucho más que eso, ya que utiliza una nueva tecnología llamada Energy ARC (debuta en esta zapatilla, aunque podemos verla ya también en otra que ha saltado después a la palestra: FuelCell Supercomp Pacer, aunque aquella ya no tan amortiguada). En honor a la verdad, la primera zapatilla de New Balance exclusivamente para entrenar combinando FuelCell y una placa de fibra de carbono ha sido FuelCell Lerato, que presentó el año pasado. Ahora los de Boston le han dado una vuelta a la idea, creando la subfamilia SuperComp con esa combinación.

Eso sí, el peso de SuperComp Trainer… Que nadie se rasgue las vestiduras ya que las zapatillas que llevan fibra de carbono suelen ser las más ligeras pero porque también suelen ser de competición y la ligereza es una característica determinante. Bien, eso no pasa en este modelo, que es de entrenamiento y el peso no es tan crítico. 320g en el acabado de hombre y 265g en el de mujer recuerdan a la media clásica en zapatillas de entrenamiento diario. Lo que pasa es que con unas dimensiones brutales (spoiler: altura de la mediasuela en el talón y antepie: 47mm/39mm), tiene un volumen de material tan alto que lo que sorprende es que se mantenga tan cerca de los 300g (en la foto indica 334g, pero eso es porque es una talla 45, mientras que el peso oficial se suele comunicar con un 43 en casi todas las marcas, para que sea más fácil comparar)

¡Empezamos!

Análisis técnico New Balance FuelCell SuperComp Trainer

MEDIASUELA


La mediasuela de New Balance FuelCell SuperComp Trainer es un prodigio de materiales y diseño. Así, tal cual. Explicándo todo lo que lleva, como nos gusta, quizás se nos vaya de madre la review…

Empezamos por el material: FuelCell. Llega en 2019, se presenta en Nueva York, por todo lo alto, para convertirse en la espuma donde pivotar lo mejor de la marca americana en cuanto a amortiguación, respuesta y aprovechamiento de la energía y, en los primeros modelos, desde el punto de vista de la velocidad. En concreto es un compuesto basado en una espuma de elastómeros de poliuretano termoplástico (TPU) al que se le inyecta nitrógeno a presión logrando que sea mucho más esponjoso y expandible.

En este caso FuelCell se aplica a una zapa de entrenamiento diario, por lo que la parte del aprovechamiento de la energía liberada al correr resulta clave. Al ser muy ligero, explica cómo con la cantidad de volumen de FuelCell invertido, el peso no se dispara.

La placa de fibra de carbono está insertada en su interior (aunque es muy visible a través de la suela gracias a una gran abertura central, que también tiene su explicación técnica), y es de longitud completa. Esa placa ha de permitir una salida más rápida y eficaz en la última fase de la pisada.

Y llega el momento de Energy ARC, la nueva tecnología, que en realidad es la manera como NB explota la relación entre el material y la placa de fibra de carbono para obtener el máximo. Y lo hace a través de algo que los de Boston hace años que demuestran que dominan a la perfección: las geometrías y el diseño.

La combinación de la geometría de la mediasuela, la curvatura específica de la placa de fibra de carbono en forma de arco y cómo se inserta en ella, aparte de un gran vaciado de material estratégicamente (por donde decíamos que se veía la placa de fibra de carbono), intentan concentrar el máximo potencial de retorno de la energía durante la pisada.

Y es que al pisar, ese material separado en dos grandes columnas de reactivo material FuelCell, se van a deformar, incluso a abrir un poco, pero en cuanto el momento de máxima presión comienza a pasar, ese material reacciona volviendo a su posición favoreciendo el trabajo de la placa e impulsando él mismo en el proceso de volver a su estado inicial. En ese sentido recuerda a la mediasuela de FuelCell TC, aunque si en aquella este recurso era tímido, aquí es desatado. Por cierto, FuelCell TC ha desaparecido del escaparate de la marca en lo que parece una clara referencia al tópico: A Rey muerto… ¡Rey puesto!

Todo ello junto es SuperComp. Parece el alumbramiento de una nueva familia de zapatillas dentro de la propia gama FuelCell, pero que se distinguen por combinar ese tipo de espuma con placas de fibra de carbono, y tanto si utilizan el diseño Energy ARC, como si son más convencionales (si se puede utilizar ese término en una zapa con placa de ese tipo).

Las alturas son de las que generan debate: Nada menos que 47mm se levanta del suelo el talón. Por delante, en la zona de los metatarsos lo hace en 39mm. La diferencia entre ambos grosores nos da un drop de 8mm. Pero volviendo a esos 47mm… superan el límite legal de World Atletics para la competición oficial (es decir, campeonatos convocados por las federaciones, tanto si son locales, como nacionales o internacionales). ¡Pero que nadie se vuelva loco! Esto afecta a élites atléticas, no al corredor o corredora popular, pero es que incluso la élite, no competirá con este tipo de zapatillas (vamos, quizás salte la noticia de algún despistado algún día, que logre algo grande con SuperComp Trainer y resulte que no miró el tema del reglamento oficial…).

Si miramos ambos laterales de la suela, veremos el nombre FUELCELL escrito. Sí, está claro que es la tecnología de la espuma de la mediasuela, pero como no hay nada al azar, ese color plateado, con esa forma específica que tiene hace referencia a la geometría de la suela. La curvatura que hace que baje tanto la placa de fibra de carbono como para ponerle una protección de caucho de alto rendimiento para protegerla del suelo justo en el centro bajo los metatarsos.

La estructura de la mediasuela está pensada para rendir al máximo con corredores y corredoras de peso ligero o medio. Si alguien pesado o muy pesado quiere utilizarlas, les va a rendir, aunque no necesariamente al 100%.

SUELA


La suela de New Balance FuelCell SuperComp Trainer está absolutamente marcada por la estructura que impone Energy ARC desde la mediasuela. Al girar la zapatilla es inevitable ver lo que es mucho más que una simple línea longitudinal para guiar la pisada. Es todo un gran surco que parte la suela en dos, provocando un vaciado de material, tanto de la mediasuela como de la suela.

A nivel de diseño, vemos que la superficie protegida por goma sólida se reduce a cuatro grandes tiras, dos en el talón (una a cada lado del gran surco) y dos en el antepie (éstas, a su vez, unidas en la puntera). Y aún queda una pequeña zona de caucho (de color azul en la foto), que es la parte más baja de la placa de fibra de carbono, a apenas unos milímetros del terreno, y que New Balance ha protegido con una sección de caucho del tamaño de un dedo pulgar.

El taqueado es mínimo. Existe, pero si acaso con 1mm de profundidad en una suela de 2mm de grosor… ¡contando ese milímetro del taco!. Además es un caucho de no mucha dureza, del tipo Blown Rubber, es decir: que se le inyecta aire para hacerlo más blando y que gane mucho en adherencia. Muy interesante ya que va a venir muy bien en superficies duras como el asfalto, las aceras o el cemento, su superficie habitual. Tiene estrías y un vaciado (de nuevo, para ahorrar en peso). Por último, decir que es ligero, para contribuir a ese peso contenido dentro de lo que son las zapatillas de entrenamiento diario.

UPPER


El upper de New Balance FuelCell SuperComp Trainer recuerda en parte al corte superior de algunas zapatillas de competición, pero en el envoltorio amplio de una zapatilla de entrenamiento. La culpa en parte es de la fina malla, con grandes aberturas de ventilación que recuerda a las racers. Pero también es una estructura grande en volumen (las de competi suelen ser más espartanas, más minimalistas) coronada por una de las innovaciones: la lazada.

New Balance se ha vuelto a sacar de la chistera otro recurso, una nueva distribución de los ojales, orientando la lazada levemente hacia el interior y distribuyéndolos sin alinearlos. Eso sí, la parte más cercana a los dedos, una que a veces deja demasiada libertad, aquí está bien, pero que bien sujeta, gracias a esa nueva distribución de la lazada. Ya que estamos aquí, hay que decir que los cordones son planos y están pasados por nada menos que siete ojales, dejando un octavo libre en la zona del tobillo. Se entrelazan con la lengüeta (que incorpora un enorme tirador), mientras que ésta, a su vez, está unida al cuerpo de la zapatilla con un tejido que abrazará al pie como un calcetín.

Volviendo a la malla, hay que decir que es de ingeniería y que los agujeros que tiene, no son sólo grandes (que lo son), es que están repartidos por una cantidad de superficie de la malla poco habitual: toda la zona de los dedos y laterales de los mismo, y en la zona media de la zapa, tanto por el interior como por el exterior.

Tanto agujero podría hacer que el upper fuera inconsistente, pero entonces hemos visto como en NB tiran de manual y vuelven a utilizar su logo, esa gran letra “N” en un material sintético que fortalece de manera elegante y disimulada la zona media. Por si no fuera suficiente, las tiras que parecen de adorno, también trabajan. Son inserciones en 3D que unen secciones de la malla y la refuerzan por toda la cara exterior.

Parece que todo suma… pero hemos visto una parte que quizás sea la más floja de esta zapatilla: el talón. Está algo desestructurado. Se entiende que para ahorrar en peso, pero es menos protección a la hora de estabilizar al tobillo en el momento de impactar contra el suelo, al correr.

Eso, por fuera, porque por dentro, ya en la cazoleta, vemos que es fina pero acolchada mínimamente para abrazar al pie con suavidad. Y suavidad es lo que se nota al tacto al meter la mano para tocar, pero también cuando metes el pie para anudarte la zapatilla. No es lo mismo que en una zapatilla de entrenamiento diario clásica… pero es que esta SuperComp Trainer tiene de todo menos que sea “clásica”.

Resumen

New Balance FuelCell SuperComp Trainer es una revolucionaria zapatilla de entrenamiento que utiliza una mediasuela tan maximalista que se salta las restricciones de WA. Pero eso no es lo único que define a este modelo: el uso de una placa de fibra de carbono, junto con la tecnología Energy ARC, le va a permitir un uso continuado aprovechando al máximo la suavidad de su amortiguación y su altísimo aprovechamiento de la energía liberada en cada impacto, al correr.

Utiliza la espuma FuelCell, y si tiene en nombre de “SuperComp” es porque esa espuma se combina con una placa de fibra de carbono para mejorar el rendimiento. Con todo junto, tiene unas alturas de 47mm en la zona del talón y 39mm en la del antepie, para un drop de 8mm. No importa que con esa altura supere el límite de WA, ya que siendo de entrenamiento, le sacará el máximo partido a la tecnología, sin problemas.

La suela tiene poca superficie de contacto con el suelo, pero no porque sea estrecha, al contrario, es amplia, lo que sucede es que se da un vaciado en el centro para potenciar el trabajo de amortiguación de la mediasuela. Esta suela está fabricada cpn un caucho del tipo Blown Rubber que le aportará una alta adherencia sobre superficies duras como el asfalto. Por arriba, una malla de ingeniería estrena sistema de lazada y contiene muchísimos y muy amplios agujeros de ventilación, lo que le garantiza una muy alta transpirabilidad.

Los ritmos a los que utilizarla, aun siendo una zapatilla con FuelCell y placa de fibra de carbono, no son los más rápidos ya que eso se reserva a zapatillas de competición, no a zapatillas de entrenamiento… Aun así puede ir perfectamente a una velocidad de crucero a partir de 4’ el kilómetro hacia 4’30” y más, aunque sin problemas, gracias a su excelente amortiguación, si se la lleva a ritmos más modestos. Para correr más rápido de 4’ (quizás en una carrera popular, 10k, o media maratón o maratón…, teniendo en cuenta que la zapa está por los 300g (320g ellos y 265g ellas), casi que mejor irse a una FuelCell RC Elite, mucho más enfocada a ello.

El precio oficial de New Balance FuelCell SuperComp Trainer es de 230€.

 

Resumen
Fecha análisis
Modelo
New Balance FuelCell SuperComp Trainer
Valoración
51star1star1star1star1star
Product Name
New Balance FuelCell SuperComp Trainer
Price
EUR 230
Product Availability
Available in Stock

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad