Inicio New Balance New Balance Fresh Foam X Vongo v5

New Balance Fresh Foam X Vongo v5

Hemos analizado las características de New Balance Fresh Foam X Vongo v5, una zapatilla de running enfocada al entrenamiento y que irá muy bien a corredores y corredoras que busquen, o necesiten, estabilidad en la pisada.

La comodidad de uso de Fresh Foam X Vongo v5 es también otra característica potenciada en este modelo válido para un uso intensivo, si se requiere. La suavidad en sus líneas es debida a una malla Hypoknit que descarta los llamativos refuerzos sintéticos. La tecnología Hypoknit basa toda su eficacia en la sujeción, a la ingeniería y a los patrones de diseño.

En su antecesora ya advertíamos que la marca americana domina mucho el tema de la suavidad, tanto en la amortiguación, como en la sujeción, y Vongo v5 sigue aprovechándose de ese trabajo previo de los de Boston.

Y a pesar de su contundente apariencia, que puede dar la idea de que es una zapa pesada, hay que decir no, que el peso es sorprendentemente ligero: apenas 280gr en el acabado de hombre y 222gr en el de mujer.

Sin duda uno de los mejores modelos de New Balance. Veámosla al detalle.

MEDIASUELA


La mediasuela de New Balance Fresh Foam X Vongo v5 utiliza para su trabajo el material que le da nombre: Fresh Foam X. Es un compuesto ligero y que proporciona una amortiguación suave, pero ojo, no “chiclosa”, es decir, que remonta claramente después de recibir la presión de corredores y corredoras al impactar contra el suelo. Esto es porque Fresh Foam X es un polímero termoplástico con mayor retorno de energía y que, además, en esta zapatilla utiliza densidades diferentes.

Los que tengan cierta experiencia al correr deducirán que la zona de mayor densidad se encuentra en la cara interna del tobillo… y acertarán. Lo bueno, la gracia de cómo está construida Fresh Foam X Vongo v5, es que el cambio del material… vamos a decir menos denso, al que es más denso, no se hace con un corte brusco y, ¡pam!, sino que es progresivo. Es decir: en New Balance han creado para esta Vongo v5 una zona de transición donde el material Fresh Foam X presente en toda la mediasuela, va poco a poco tornándose más denso desde justo bajo el arco plantar hasta la parte más densa que se sitúa justo en la cara interna del tobillo.

Así, poco a poco, se va reforzando la zona donde un pie inestable envía su exceso de carga, haciendo que, no sólo proporcione estabilidad para una persona con exceso de pronación en su pisada, sino que además va a hacerlo de forma suave y progresiva. Para ayudar a ver este recurso, New Balance ha recuperado ese tono grisáceo característico, y así hacer más fácil de reconocer el tipo de zapatilla que es, especialmente entre quienes tienen más experiencia en esto de correr.

Y ya que hacemos referencia al tono grisáceo de esta parte de la mediasuela, decir que, aunque l@s más veteran@s lo puedan reconocer como “doble densidad”, en esta Fresh Foam Vongo v5 no es exactamente así ya que el material de la mayoría de la mediasuela tiene una dureza de 45 grados, mientras que la parte concreta bajo el tobillo la tiene de 60 grados.

Por fuera, por toda la cara exterior e interior de la mediasuela, seguimos viendo las formas hexagonales características de Fresh Foam y que también colaboran en proporcionar mayor o menor firmeza según la zona: por la cara interior del tobillo son algo convexas, mientras que por la cara exterior son más cóncavas.

A nivel de alturas, la mediasuela se eleva hasta los 27mm en el talón, mientras que en la parte delantera lo hace hasta los 19mm. Esto significa que el drop, la diferencia entre ambos, es de 8mm. La anterior Vongo v4 tenía tan sólo 4mm de drop, por lo que el cambio es significativo.

SUELA


La suela de New Balance Fresh Foam X Vongo v5 presenta bastantes revisiones respecto a su predecesora. Ahora se ha suavizado el diseño de taqueado y ya no tiene las aristas características de los hexágonos: ahora son formas más redondeadas.

Algo que ha desparecido es la franja transversal que recorría la suela de la zapatilla y separaba el talón en dos mitades. Ahora es una pieza compacta, pero aun así deja la parte central (justo bajo el tobillo), sin caucho. A cambio es material de la mediasuela (aquí Vongo v5 se ahorra unos gramillos de peso).

Los tacos son amplios, generando mucha base de contacto con el suelo, lo que indica que se van a agarrar bien en superficies lisas y duras, como puede ser el asfalto. Por otro lado, tienen una profundidad de 5mm, lo que les da consistencia y durabilidad.

Su distribución está repartida en tres principales zonas. Una sería la del talón y hasta el medio pie, en una figura que recuerda a la clásica de herradura. Otra sería toda la zona bajo los metatarsos y que se aprovecha de los 5mm extras de anchura en la nueva Vongo. Y después está la zona de la puntera. Todas ellas separadas por franjas que van a facilitar la flexibilidad.

Viendo la suela de Fresh Foam X Vongo v5 queda clara su vinculación con Fresh Foam X 1080 v11, la que se puede decir con todas las de la ley que es su equivalente, pero para corredores y corredoras de pisada neutra.

UPPER


El corte superior de New Balance Fresh Foam X Vongo v5 tiene una aparente sencillez que en realidad esconde un auténtico trabajo de ingeniería. Todo comienza en la malla. Es del tipo Hypoknit y se caracteriza por utilizar patrones de tejido diferentes según la zona de la zapatilla.

Esto no es nuevo, pero sí se cumple una vez más el dominio de esta marca americana para utilizar hilo en sustitución de refuerzos sintéticos, más pesados. Así, si observamos la puntera encontramos un bordado que muestra de manera muy elaborada los agujeros de ventilación más grandes de la zapatilla. Pero resiguiendo la puntera es mucho más cerrado y con un refuerzo interior no visible, para proteger la puntera de los dedos y, a la vez, que esta parte sea más resistente a roturas.

Lo llamativo lo vamos encontrando en ambos laterales, tanto el exterior como el interior. Aquí la malla Hypoknit se muestra gracias al tejido de hilo que sirviéndose de diferentes patrones sujeta pero sin limitar la movilidad natural del pie. Esos diferentes hilos de punto liso encajados entre sí por la parte exterior de la malla, son más abundantes y crean patrones más recios justo en el centro de la zapatilla, donde conectan directamente con los ojales. Al cerrar la lazada, los cordones van a tirar de esa zona envolviendo y sujetando mejor al pie. Dicho patrón es más acentuado en la cara interior, por lo que ya sabemos que no sólo la mediasuela va a trabajar para contener un exceso de pronación, sino que el upper, también.

Seis ojales para unos cordones planos y pasados por la lengüeta (para que no se desplace) es lo que vamos a encontrar en lo más alto de este modelo. Queda un ojal todavía sin ocupar, justo junto al tobillo, a disposición de quien quiera pasar una vuelta más.

Si nos vamos al interior, comenzando por la lengüeta, hay que decir que está muy acolchada (de igual manera que la cazoleta) lo que indica que New Balance insiste en que sea una zapa con un confort muy elevado. Y lo mismo más adentro: la plantilla interior es gruesa (5mm) y mullida, gracias a que está fabricada con espuma Ortholite (antibacteriana y anti mal olor).

RESUMEN

New Balance Fresh Foam X Vongo 5 es un modelo de entrenamiento diario, muy cómodo y muy amortiguado pero que no por ello descuida el control de la pronación, algo para lo que está preparada esta zapatilla. El material de la mediasuela es Fresh Foam X, una evolución del anterior Fresh Foam y que, además presenta una zona con mayor densidad. Esta zona más densa, es novedad ya que su firmeza es progresiva para que el cambio no sea brusco entre las dos densidades. Está situada justo en la cara interna del tobillo y va a trabajar directamente en corregir un exceso de pronación al correr.

La mediasuela está construida utilizando unas geometrías que le permiten ese control sin piezas extras adicionales. La suela vemos ahora que es muy parecida a la de su equivalente para pisada neutra Fresh Foam 1080 v11, aprovechando sobre todo las ranuras de flexión. Se caracteriza por el uso de Blown Rubber, una goma con gran adherencia y buena durabilidad. Por otro lado, los tacos ya no tienen formas tan marcadamente hexagonales sino algo más irregulares. Están surcados por una gran franja longitudinal que ayuda a guiar la pisada mientras se utiliza esta Vongo v5.

Por arriba, la malla es del tipo Hypoknit que utiliza diferentes tipos de bordados dependiendo donde se quiera dar más sujeción y donde más holgura, y es abierta, especialmente por la parte superior. Hay que hacer especial mención a la cara interna, que está más reforzada con bordados más intensos para contener mejor al tobillo en caso de querer rotar en exceso, lo que les sucede a los sobrepronadores.

Esta entrega es más ligera que la anterior Vongo y ahora pesa 280gr en el acabado de hombre y 222gr en el de mujer. El drop sí que ha aumentado pasando de los 4mm anteriores a los 8mm actuales. Por todo, se antoja un modelo adecuado para entrenamientos y carreras de cuanta más distancia, mejor.

El precio oficial de New Balance Fresh Foam X Vongo v5 es de 170€.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad