Comparativa Zwift vs Bkool

Comparativa Zwift vs Bkool

Compartir
Zwift vs Bkool

La llegada al mercado de las plataformas virtuales Zwift y Bkool ha supuesto todo un cambio de mentalidad en cuanto al entrenamiento indoor sobre rodillo. Con estas aplicaciones los rodillos han pasado de ser aburridos y monótonos a divertidos y muy entretenidos. Además, dejan de ser una herramienta enfocada a entrenamientos de recuperación para ser una muy buena opción para hacer entrenos de calidad.

Cada vez es más habitual entre los usuarios de Strava ver actividades realizadas con Zwift y Bkool. Muchos son los que en ese momento se preguntan qué es esto del Zwift y del Bkool, cómo es posible que un día alguien entrene por Londres y al día siguiente en una isla en medio del Pacifico. Pues todo esto es posible gracias a estas dos revolucionarias aplicaciones.

Zwift vs Bkool

Bkool es la plataforma propia de los rodillos Bkool, aunque puede ser compatible con la mayoría de rodillos interactivos. Mientras que Zwift es una plataforma totalmente independiente que también puede utilizar con la mayoría de rodillos que presenten función interactiva.

El sistema Bkool sigue mejorando año tras año sus prestaciones

Cómo aspectos favorables a Bkool cabe destacar la gran variedad de recorridos que ofrece. Puedes programar una sesión en cualquier lugar del mundo si dispones del track adecuado. Además la misma plataforma tiene infinidad de segmentos donde también se encuentran los más famosos del mundo. Bkool te ofrece la posibilidad de subir los puertos más míticos del Tour de Francia y del Giro de Italia, entre ellos el Alpe d’Huez, el Galibier, el Mont Ventoux o el Mortirolo. Esta posibilidad no la ofrece la plataforma Zwift, mucho más limitada a nivel de recorridos. Zwift únicamente ofrece tres recorridos; Londres, Richmond y la isla virtual de Watopia, aunque la aplicación ya está trabajando en nuevos recorridos.

Bkool ofrece también la posibilidad de realizar carreras o entrenamientos en velódromo, algo realmente interesante para los que quieran trabajar el rodar en llano. Esta opción no esta disponible en Zwift.

Por otro lado su programa Bkool de Workouts nos permite crear cualquier ruta a nuestro gusto. Diseñar el recorrido ideal con los porcentajes y kilómetros que a nosotros mejor nos vengan. Aspecto muy destacable que nos permitirá realizar entrenamientos de gran calidad y trabajar de forma muy específica. Zwift ofrece también su particular sistema de Workouts, pero se queda algo más corto en cuanto a posibilidades si lo comparamos con el de Bkool. Sin embargo el Workout de Zwift tiene un punto claramente a favor. La misma aplicación te hace un programa de entrenamiento semanal de modo que no tengamos que preocupar-nos para decidir que actividad programar cada día. El sistema Workout vendría a ser lo más parecido a un entrenador personal.  Además para aquellos que entrenen por vatios la opción más interesante es la de Zwift, mucho más profesionalizada y exacta.

Zwift, por otro lado, es también una aplicación mucho más interactiva como analizamos en este artículo, y aunque es cierto que las dos sistemas ofrecen la posibilidad de realizar carreras, y competir frente a otros usuarios, Zwift se encuentra un poco por encima de Bkool. Zwift ofrece la posibilidad de llevar el maillot de la montaña y de sprints para los que tengan el mejor tiempo online.

Entonces, ¿plataforma Bkool o  Zwift? Conclusiones

En definitiva, Bkool seguramente es algo más recomendable para aquellos ciclistas aficionados al ciclismo, que disfruten de los recorridos más míticos pero quizá no tan profesionalizados. Por su parte Zwift es una plataforma ideal para los que busquen una funcionalidad algo más parecida a la competición. Claro ejemplo de ello es que se trata de una plataforma muy utilizada por los profesionales. De hecho cada vez son más los nombres conocidos que disponen de usuario en la aplicación. Entre ellos, Steve Cummings, Edvald Boasson Hagen, Thomas de Gendt, Robert Gesink o el último ganador de la Paris Roubaix Matthew Hayman.

Las dos plataformas son de pago, y aunque las dos ofrecen a sus usuarios una primera versión de prueba tienen que pagarse sus tarifas Premium si queremos disfrutar de todas sus posibilidades. Zwift cuesta 10 dólares mensuales (unos 9,5 euros), mientras que Bkool sale a 10 euros mensuales con la posibilidad de coger la suscripción anual con un 20% de descuento que sale por 96 euros. Los dos sistemas además permiten sincronizar de forma muy fácil nuestras actividades con la famosa plataforma de Strava.

Compartir

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad