Cambio electrónico para MTB y carretera. Ventajas e inconvenientes respecto al cambio...

Cambio electrónico para MTB y carretera. Ventajas e inconvenientes respecto al cambio mecánico.

1240
0
Compartir

En los últimos años la aparición del cambio electrónico para bicicletas ha abierto un gran debate entre los defensores del cambio electrónico y los defensores del cambio mecánico. ¿Tecnología o tradición? Esa es la cuestión.

Los grupos  electrónicos indudablemente son una interesante alternativa a un mercado que necesitaba de una bocanada de aire fresco.  ¿Pero realmente compensa la compra de un cambio electrónico? ¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes del cambio electrónico? ¿Y los pros y contras del cambio mecánico?

A continuación te ofrecemos una valoración detallada de los dos tipos de grupos para bicicleta destacando especialmente las diferencias existentes entre los cambios electrónicos para MTB y los cambios electrónicos para carretera.

Cambio electrónico para bicicleta de carretera

Empezamos analizando el impacto de los cambios electrónicos en las bicicletas de carretera. Una modalidad en la que la aceptación por parte de los usuarios ciclistas está siendo excepcional.

La creciente cuota de mercado de los cambios electrónicos en carretera se debe en parte a que la implantación de los primeros grupos electrónicos fue bastante mejor que en la bicicleta de montaña.

En el caso de la carretera las salidas transcurren por caminos más limpios, con menos baches y por lo tanto con menos posibilidades de sufrir algún desperfecto, aspecto que influye positivamente en la fiabilidad y la precisión de todo el grupo electrónico. En la disciplina de carretera el ajuste del cambio se debe hacer con bastante menos frecuencia que en montaña ya que las vibraciones prácticamente no afectan al sistema de transmisión.

El cambio electrónico en carretera es altamente fiable y nos ahorra el típico problema de cambio cuando se nos rompía el cable de cambio o del desviador. Con el cambio electrónico puedes olvidarte por completo de llevar la bicicleta al taller a menudo para revisar el estado de tus cables y fundas ya que el mantenimiento de un cambio electrónico es bastante más esporádico que el de un cambio mecánico o manual.
El engranaje y la transmisión electrónica son una auténtica delicia para los oídos en cuanto a suavidad se refiere. Con el cambio electrónico un simple click será suficiente para poder cambiar de plato o de corona, algo que se agradece y mucho especialmente en los días de frío extremo en los que las manos  se nos quedan prácticamente congeladas y cambiar de desarrollo se convertía en toda una aventura.

Estas son algunas de las ventajas del cambio electrónico para bicicleta de carretera pero antes de tomar una decisión acerca de que grupo comprar debes tener presente también algunos de sus puntos en contra.

En la bicicleta de carretera los cambios electrónicos siguen creciendo a gran ritmo en cuota de mercado.

Como inconvenientes del cambio electrónico para carretera encontramos por ejemplo el problema de la autonomía. Un problema que aunque se sigue mejorando modelo tras modelo sigue siendo un hándicap para algunos ciclistas. La mayoría de los cambios electrónicos tienen una autonomía de 2000 kilómetros pero para aquellos deportistas más despistados puede seguir siendo un problema ya que quedarse sin batería en el cambio electrónico implica tener que volver a casa sin poder cambiar de plato o de piñones. Evidentemente con el cambio mecánico este problema no existía.

Otro inconveniente del cambio electrónico está en su precio. Un grupo electrónico sigue siendo más caro que un grupo mecánico y aunque su inversión se ve compensada puede seguir siendo un freno para algunos ciclistas con un presupuesto más ajustado.

Puedes ver el precio de las partes de un grupo electrónico de referencia, el Ultegra Di2 en el siguiente enlace. En el mismo encontrarás: cambio electrónico Ultegra, Desviador electrónico Ultegra, Manetas para cambio electrónico Ultegra y diferentes productos de repuesto.

Cambio electrónico para bicicleta MTB

Los cambios electrónicos en el MTB conservan gran parte de las características descritas anteriormente pero existen también una serie de factores que condicionan su compra y su funcionamiento.

En primer lugar destacamos una vez más la suavidad del cambio que funciona a la perfección cuando este está calibrado correctamente. Otro tema es la fiabilidad del grupo especialmente con el paso del tiempo y en una disciplina tan exigente para tu bicicleta como es la bicicleta de montaña.

En el mundo del MTB encontramos opiniones de todo tipo acerca de los grupos electrónicos.

El cuadro y en general todo el grupo electrónico tiene que soportar grandes vibraciones en la modalidad MTB que a veces pueden ocasionar ligeros problemas de ajuste. En este sentido las marcas están trabajando duramente para ofrecer más fiabilidad al usuario, especialmente en términos de protección al grupo electrónico ante diferentes externalidades como son el barro, la lluvia o el polvo. Por suerte los grupos electrónicos de la mayoría de fabricantes ya llevan varias ediciones con lo que salvo caída o impacto apenas sufren desajustes. Esto nos hace pensar que con el tiempo los cambios electrónicos seguirán ganando terreno al cambio mecánico o tradicional dado su mejor precisión.

Otro aspecto especialmente destacable en los cambios electrónicos para MTB es su enorme capacidad de respuesta ante las diferentes inclemencias meteorológicas. El cambio electrónico seguirá funcionando a la perfección aunque el barro más denso se haya apoderado de tu bicicleta.

Sin embargo como inconvenientes al cambio electrónico encontramos, además del evidente incremento de precio, otros factores como el aumento de peso que supone montar un grupo electrónico y la dependencia excesiva de la batería que en el caso de la bicicleta de montaña puede ser aún más grave si tenemos que afrontar importantes cambios de desnivel para volver a casa.

Compartir

Te puede interesar...

Dejar una respuesta (Comentarios bajo la aceptación de nuestro Aviso legal)