La sucia entrada de Ramos a Rubén García

El central del Madrid entró con los tacos por delante al jugador de Osasuna

Ramos no fue amonestado por la acción

SPORT.es

La polémica por el juego sucio de Sergio Ramos no hace más que aumentar partido a partido. Ante Osasuna en El Sadar, el central del Real Madrid volvió a sacar sus armas a pasear para realizarle una sucia entrada al centrocampista rojillo Rubén García.

Afortunadamente, la acción no acarreó más consecuencias que las del dolor momentáneo de García, pero pudo ir a mucho más. Con su pierna derecha, Ramos fue a ‘cazar’ al rival, utilizando los tacos de las botas por delante y a la altura del gemelo.

Gil Manzano, el árbitro del partido, pitó la falta pero no consideró que la entrada mereciera un castigo más grave. Ramos no vio la cartulina de ningún color a pesar de la dura entrada y pudo continuar con el partido.

El capitán del Madrid, además, tuvo también problemas con el público del Sadar. Cuando Ramos marcó el segundo de su equipo para culminar la remontada en cinco minutos del conjunto blanco, se encaró con la grada en la celebración del gol. Ramos consideró que el público le insultaba y que incluso le había tirado un objeto, y realizó un gesto para reprocharles estas actitudes.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil