Sport.es Menú

El Bayern derrota al Real Madrid de Zidane en su presentación en la International Champions Cup

Tolisso, Lewandowski y Gnabry fueron los verdugos del Madrid

Zidane cambió a todo el equipo para el segundo tiempo

Más allá del resultado que favoreció al Bayern 3-1 ante el Real Madrid, Zinedine Zidane tuvo la oportunidad de probar un once que puede acercarse al que sea el ideal para abrir la temporada, destacando la participación de Eden Hazard que aún no tuvo mucho entendimiento con Karim Benzema, aunque ya mostró chispazos de lo que realizará a la lo largo de la campaña.

Sport.es

El Bayern, de Niko Kovač, alternó entre titulares y suplentes, aunque mostró un mejor fútbol en el inicio de partido, lo que propició que se acercara al marco de Thibaut Courtois en un par de ocasiones hasta que al minuto 15, en un doble intento a segundo poste, Corentin Tolisso convirtió el primero de la noche.

A partir de entonces, el Real Madrid se asentó sobre el terreno de juego y además de quitarle la posesión al conjunto bávaro, generó varias aproximaciones sobre la portería rival para enaltecer la figura de Manuel Neuer que atajó todo lo posible bajo los tres postes.

Varios de esos disparos vinieron desde los intentos de Toni Kross, Isco, pero sobre todo del francés Karim Benzema, quien estuvo errático para hacer el tanto del empate, sobre todo contabilizando la acción al minuto 42 cuando Isco le puso el preciso pase, pero a segundo poste el delantero la abanicó.

Probar un nuevo equipo

Como parte de la planeación, el estratega francés determinó cambiar a todo el equipo para el segundo tiempo, entre ellos la inclusión de elementos como Keylor Navas, Vinicius Junior y del propio japonés Takefusa Kubo, que se mostró participativo y colaboró con individualidades interesantes que desequilibraron la defensa alemana.

El Bayern fue el más peligroso en los últimos 45 minutos, prueba de ello lo que aconteció al 56’ cuando Thiago Alcántara arribó a segundo poste para aventarse de palomita, pero la pelota se fue desviada.

Desde el minuto 67 sucedió la desconcentración en la zaga madridista cuando el siempre efectivo, Robert Lewandowski, se dio la media vuelta dentro del área para colocarla al poste más alejado del arquero y aumentar la ventaja. Dos minutos después, un error en plena salida propició que quedara sólo en el área Serge Gnabry para anotar el tercero.

Parecía que el Real Madrid se iría sin goles, pero en jugada de mano a mano, el portero Sven Ulreich tuvo que derribar al contrincante a las afueras del área por lo que fue expulsado. Inmediatamente, Rodrygo Goes cobró la jugada a balón parado para colgarla del ángulo y meter el de la honra para los Merengues.

El próximo miércoles por la madrugada, el Real Madrid chocará ante el Arsenal y el Bayern hará lo propio frente al Milan.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil