Las razones por las que Cristiano Ronaldo no debe ganar el Balón de Oro

Las razones por las que Cristiano Ronaldo no debe ganar el Balón de Oro

Hay motivos para que Cristiano Ronaldo no se lleve el Balón de Oro
Hay motivos para que Cristiano Ronaldo no se lleve el Balón de Oro | sport

Más allá de que Cristiano Ronaldo haya conquistado la Eurocopa y la Champions League en la temporada 2015-16, siendo el máximo goleador de la Champions y sumando un total de 51 goles entre todas las competiciones, no todo han sido alegrías para el portugués, que ve cómo no hay manera de que apartarse de la sombra de Leo Messi. Los títulos están ahí, pero la realidad es que Cristiano no ha sido decisivo en el momento en el que se decidían esos títulos y que ha habido otros jugadores con más peso durante la temporada. Su eterno rival, Leo Messi acumula más razones para conseguir el preciado Balón de Oro.

Desde SPORT analizamos las razones por las cuáles Cristiano Ronaldo no debería ser Balón de Oro:

UN INICIO DE TEMPORADA MUY POBRE

El delantero portugués está sufriendo la peor crisis goleadora de su carrera en el Real Madrid en el arranque de la temporada 2016-2017. El portugués ha jugado 678 minutos en los 10 encuentros que ha jugado el Real Madrid y solo ha marcado 4 goles: dos en la Liga y dos en la Champions. Lo que significa un gol cada 169,5 minutos.

No brilló en la final de la Champions League

Cristiano conquistó con el Madrid la undécima Champions de la historia del club blanco, pero su papel en la final fue muy pobre. Apenas se le vio sobre el campo y, de hecho, días después del partido se especuló con que jugó lesionado la final.

Sí que convirtió el último penalti de la tanda decisiva, pero en una tanda de penaltis lo importante es marcar, da lo mismo si se es el primero o el último, por más que se vendiera después que ese lanzamiento había sido mas importante, por ejemplo, que el cuarto que convirtió Sergio Ramos -que había sido el goleador madridista durante el partido-.

Su Eurocopa fue discreta

Cristiano Ronaldo estaba llamado a liderar a la selección de Portugal durante la Eurocopa, pero su actuación de Francia estuvo muy lejos del nivel esperado.

Apareció ante Hungría y Gales, pero pasó desapercibido ante el resto de rivales: Islandia, Austria, Croacia, Polonia y Francia. En la final se lesionó en el minuto ocho de partido y se tuvo que conformar con ver desde fuera el desenlace del partido.

Éder fue el héroe de Portugal 

Desde fuera del campo Cristiano vio cómo la selección portuguesa se convertía en campeona de Europa y que eso sucedía sin que él fuera relevante. Todo el protagonismo se lo llevó Éder, un delantero de segundo nivel que tuvo su momento de gloria en la prórroga de la final, convirtiéndose en un incordio para la defensa gala y logrando un auténtico golazo desde 30 metros.

La final quedará para el recuerdo por la final de Éder y la de las lágrimas y la polilla de Cristiano.

Griezmann fue MVP de la Eurocopa

Por si fuera poco, el premio al mejor jugador de la Eurocopa recayó en el colchonero Antoine Griezmann, un futbolista que también llegó a las finales de Champions y Eurocopa pero al que no le sonrió la suerte como a Cristiano. Griezmann cerró el torneo continental con seis goles, tres más que Cristiano Ronaldo.

Pobres rivales en la Champions League y la Eurocopa

Real Madrid y Portugal fueron los grandes vencedores colectivos de la temporada, pero no hay que olvidar que el camino de los dos equipos hasta el título fue increíblemente sencillo. Roma, Wolfsburgo y Manchester City fueron los rivales del Madrid antes de derrotar al Atlético en la final de la Champions

En la Eurocopa, todavía fueron más sencillos los oponentes portugueses: Islandia, Austria, Hungría, Croacia, Polonia y Gales antes de batir a Francia -en el único partido ante un rival de entidad-. Paradójicamente, pese a medirse a rivales aparentemente sencillos, Portugal solo pudo derrotar a Gales al término de los 90 minutos.

No ganó ni la Liga ni la Copa

A nivel de clubes, el Real Madrid solo ganó la Champions League la pasada temporada. La Liga y la Copa se las llevó el Barça, que también conquistó la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes.

NO FUE EL MÁXIMO GOLEADOR

Cristiano Ronaldo no fue el máximo goleador de la liga española. El azulgrana Luis Suárez, con 40 goles, se coronó máximo goleador del campeonato y Bota de Oro europeo.

En 2004 ganó Shevchenko

La Eurocopa de Francia es una de las más pobres que se recuerda, casi al nivel de la que ganó Grecia en 2004. Ese año el ganador de la Champions League fue el Porto, pero el que terminaría llevándose el Balón de Oro no fue ni un griego ni ningún futbolista de los 'dragoes', sino el milanista Andrei Shevchenko. En segunda posición quedó Deco, mientras que el primer griego fue Zagorakis (quinto clasificado).