Los 8 motivos para echar a Zidane

El Madrid ha pasado de la crisis a la miseria perdiendo dos títulos en cinco días y con el francés cuestionado

Los malos resultados, su gestión del juego y de la plantilla y su actitud le delatan y ya salpican a Florentino Pérez

Zidane tras perder ante el Alcoyano: La responsabilidad es mía | Efe

Zinedine Zidane está en el ojo del huracán. La afición blanca está hundida tras caer en Alcoy con un equipo que ha pasado de la crisis de noviembre a las miserias de enero tras perder dos títulos en cinco días. Un equipo que ha ganado un partido de los últimos cinco. Los malos resultado, la gestión del juego y de la plantilla delatan las debilidades del francés. Florentino Pérez empieza a aparecer en la foto de los madridistas que piden la salida del técnico y del presidente, porque hace mucho que no veían un equipo tan a la deriva.

1.-No aprovecha los fichajes

Florentino Pérez ha fichado 13 jugadores desde que el Madrid ganó la decimotercera en mayo del 2018. Zidane solo utiliza a tres de ellos habitualmente (Courtois, Mendy y Hazard) y se olvida del resto con Jovic, Brahim y Kubo cedidos (además de Reguilón, que no computa como canterano y que sería en refuerzo 14). Los otros siete son suplentes y apenas tienen oportunidades. El club ha invertido 558,5 millones desde entonces, pero no rentabiliza 315,5 por decisión del francés.

2-Su estilo espiró en Kiev

El sello de Zidane caducó con la consecuencia de la decimotercera de Kiev y la salida de Cristiano Ronaldo. Pone siempre a los mismos desde que llegó en 2015. Ha impuesto un estilo de juego que le aleja del utilizado históricamente por el equipo madridista, ha pasado de ser vertical a jugar horizontal. Se protege teniendo la pelota, sin delanteros, a la espera de genialidades individualidades para decidir los partidos. Los datos goleadores son los peores del Madrid este siglo.

3-Incapaz de hacer la transición

Por muchas ‘herramientas’ nuevas que Florentino Pérez ponga en sus manos para renovar al equipo no las utiliza al creer solo en la vieja guardia. Sin un plan de juego conciso salvo tener la pelota, jugar en horizontal y por las bandas y presionar al rival para recuperar la pelota. Los nuevos huyen tras comprobar que no tienen futuro bajo su mando, a los que solo utiliza cuando no le queda otro remedio.

4-Se esconde detrás de su vieja guardia

Zidane insiste hasta el aburrimiento en lo que le dio resultado cuando llegó hace cinco años. Su apuesta por Benzema molesta, todo el fútbol gira entorno al francés. Karim hace lo que puede pero no le busca le busca compañero al confiar solo en una vieja guardia que sin Cristiano ha dejado de ser rentable. Espera que sean los de siempre los que tiren del carro dando la espalda a los demás jugadores.

5-Ha entrado en un bucle de soberbia

De ser un técnico empático ha pasado a ser esquivo, huraño y con el colmillo afilado ante la prensa. Asume las derrotas y los ridículos pero no reconoce los fracasos. Ha entrado en pánico y niega todo sus errores que son culpa del que pregunta: “Eso dices tu”. Siempre satisfecho con sus jugadores y su propio trabajo, pero menospreciando las opiniones externas: “Ser eliminado por el Alcoyano no es un fracaso”. O tras la marcha de Jovic, decir que: “Es fácil decir que cuando se va un jugador la culpa la tengo yo. La culpa no es del entrenador”. 

6-Ambiente deteriorado

Ha conseguido dividir al vestuario y ya ni habla con los suplentes. Ha cortado la comunicación con los que no juegan. Las distancias son cada vez más amplias entre los que juegan y los que no. La consecuencia es que los suplentes empiezan a renunciar y a pedir que les dejen salir en bloque (Odegaard, Jovic, Militao…). Algo inaudito en el Real Madrid, equipo en el que todos quieren jugar.

7-Está viviendo de las rentas

En cinco días ha perdido dos títulos consecutivos. La última Liga que ganó fue más por deméritos del Barça que por méritos propios favorecido por el parón provocado por el coronavirus. Vive del respeto que se ganó con los 9 títulos logrados en su primera etapaPero desde que volvió ya ha perdido cinco títulos de siete: 1 Champions, 1 Liga, 2 Copas y 1 Supercopa de España.

8-El ridículo salpica a Florentino Pérez

El madridismo se ha hartado de Zidane y ya señala al presidente como culpable del deterioro. Le acusa de no haberlo echado hace tiempo, de no detectar que el ciclo estaba acabado. De dar la espalda a una situación de decadencia futbolística. El coronavirus les está salvando de sufrir un juicio sumarísimo del Bernabéu. De seguir así, Florentino Pérez acabará siendo el objetivo de una afición que le ve más centrado en levantar un estadio que deje su nombre en la posteridad que en preocuparse de la deriva deportiva del equipo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil