Los 33 de Ancelotti

Solo 13 jugadores de la actual plantilla del Real Madrid tienen asegurada su continuidad, a los que se suma el fichaje de Alaba

A la espera de saber si Sergio Ramos seguirá, los otros 9 jugadores están en el mercado por si llegan ofertas

El delante no quiere hablar de su futuro hasta que termine la Eurocopa con Gales | Perform

Carlo Ancelotti lleva una semana en el Real Madrid y tiene la mesa repleta de dosieres para cerrar una plantilla con 33 jugadores en nómina. El italiano ha heredado el trabajo que empezó a hacer Zidane la temporada pasada cuando por estas fechas tenía 41 jugadores para un plantel que se quedó en 26 cuando comenzó la competición, con Rodrygo con ficha del filial hasta que cedieron a Mayoral a la Roma. 

Y todo sin hacer ningún fichaje por la pandemia, la crisis económica y la fortísima inversión hecha la temporada anterior por Florentino Pérez, que se gastó 275 millones en fichajes que aumentaría 47 más si los nuevos conseguían ciertos objetivos. Ancelotti tiene que seguir haciendo limpia tras un año en blanco en el que ha quedado patente que la plantilla arrastra problemas estructurales que pueden achacarse a ciertas decisiones del francés. Zizou apostó por una vieja guardia en la que han fallado un buen número de jugadores para acabar el curso en blanco pese a llegar vivo a los últimos compases de la Liga y la Champions que salvaron, al menos, los ingresos por clasificación: subcampeón doméstico y entre los cuatro mejores del continente.

DESCOMPOSICIÓN

Pero todo comenzó cuando ganaron la ‘Decimotercera’ en mayo del 2018. Fue el punto final a una etapa glorioso con la tercera Champions consecutiva, la cuarta en cinco años. Se fue Zidane y con él Cristiano Ronaldo creando un vacío goleador que no ha sido recuperado desde entonces. Lopetegui y Solari no sacaron productividad a aquel equipo campeón y Florentino Pérez llamó a filas de nuevo al francés para dar continuidad a sus éxitos de la primera etapa. 

En la temporada siguiente, la 19-20, el presidente se rascó el bolsillo y fichó a Hazard, Jovic, Militao, Mendy e incorporó a Rodrygo, Brahim (llegó en enero del 2020), Areola (cedido del PSG) y a mitad de curso fichó a Reinier que todavía no ha debutado con el primer equipo. Y vendió a Kovacic, Llorente, Teo, Keylor Navas, De Tomás y la salida de Kiko Casilla que terminó contrato. El equipo ganó dos títulos, Liga y Supercopa de España, pero empezó a dar síntomas de agotamiento y descomposición con jugadores que dejaron de ofrecer el nivel que habían dado en años anteriores, pero a los que Zidane dio cobijo y protección en pago a los servicios prestados en su primera etapa. 

SIN FICHAJES

El club cerró el grifo a los fichajes el curso pasado. La pandemia trajo la crisis económica y Florentino Pérez, un titánico gestor, se encargó de apretar el cinturón en torno a los balances del club. Se encontró que la amplísima nómina de jugadores que tenía , 41 en total, y los sueldos entorpecían sus objetivos. 

La política por la que optó fue vender activos (Achraf y Reguilón), regalarlos (James Rodríguez), cederlos (Mayoral, Vallejo, Ceballos, Kubo, Reinier y Brahim) aunque fuese asumiendo parte de sus salarios (Bale). A estos se sumaron Odegaard y Jovic a mitad de temporada con el visto bueno de Zidane, que luego se acordó de ellos por culpa de las lesiones y con solo 20 jugadores de campo y tres porteros.

Además, Florentino hizo otra limpia en el Castilla para amortiguar los gastos de ‘La Fábrica’ y vendió a De Frutos, Dani Gómez, Javi Sánchez, Baeza y Soro por un precio unificado de 2,5 millones cada jugador quedándose el 50% de sus derechos y la opción de tanteo en caso de querer recuperarlos. Tiene más cedidos esparcidos por varios equipos, como el rayista Fran García que deberá volver al club el 30 de junio, lo que no se sabe si es al primer equipo o al Catilla. Un lateral izquierdo que quisieron muchos clubes el curso pasado,

LOS 33 EN NÓMINA

Ancelotti declaró en su presentación que su idea era tener una plantilla corta. El italiano se va a tener que poner las pilas y hacer el papel de malo para hacer una limpia y dejar en menos de 25 jugadores los 33 que tiene en estos momentos a su disposición y sin fichajes salvo Alaba. Una nómina dividida en cuatro bloques, los que tienen asegurada su continuidad demostrado su valor en la temporada recién finalizada, los que están a la venta, los que acaban contrato y los cedidos. 

En el primer bloque 13 jugadores tienen asegurada su continuidad: Courtois en la portería; Carvajal, Militao, Mendy y Nacho en defensa; Kroos, Casemiro, Modric, Valverde y Lucas Vázquez en la medular, y Benzema, Vinicius y Rodrygo en ataque. A estos se suma Alaba, fichado hace una semana. En el bloque de ventas que han pertenecido al primer equipo de Zidane hay nueve jugadores que no tienen asegurada su futuro por diferentes motivos: Hazard, Asensio, Marcelo, Mariano, Odriozola e Isco por bajo rendimiento y altos salarios. Altube y Lunin no han tenido oportunidades a la sombra de Courtois y Varane, que podría ser traspasado si no acepta la oferta de renovación. A estos se suma Sergio Ramos, que acaba contrato y se espera que no siga.

En el último bloque hay 9 cedidos pendientes de ser llamados. Odegaard es el que tiene más opciones de volver. Bale acaricia la chepa de Ancelotti para que le readmita después de lo que se ha reído del Madrid. Kubo, Brahim y Reinier podrían seguir cedidos. Mayoral, también, salvo que la Roma haga uso de la opción de compra. Jovic, Vallejo y Ceballos dependen de Ancelotti. Si no los quiere, el Madrid intentará traspasarlos. A estos se pueden añadir tres más sobre los que tiene opción de tanteo pero que es difícil que vuelvan: Reguilón, Achraf y Óscar.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil