Ancelotti pide un central si se van Ramos y Varane

La plantilla quedaría solo con tres efectivos en el eje de la zaga: Militao, Nacho y Alaba

El club está sondeando a Pau Torres o Koundé, pero solo si Villarreal y Sevilla rebajan sus exigencias a 30 millones

El técnico italiano Carlo Ancelotti fue presentado como nuevo entrenador del Real Madrid en la sala de prensa de la ciudad deportiva del club blanco y repitió la promesa que realizó en su primera etapa, augurando un fútbol ofensivo, espectacular e intenso para alcanzar títulos. | sport

Carlo Ancelotti ha pedido a Florentino Pérez que apriete en el mercado en busca de un central ante las posibles salidas de Sergio Ramos y Raphael Varane. Si se van, se quedaría con Militao, Alaba y Nacho y necesitaría un cuarto para tener cubierta cada posición con dos jugadores, aunque Nacho puede ocupar ambas.

En el club esperan convencer a Varane para que renueve con una subida salarial, mientras que dan por perdido a Sergio Ramos. Piensan que ya se ha comprometido con algún equipo, pero tienen claro que no van a subirle la oferta aunque el camero espere hasta el último momento a que hagan un gesto. 

Demasiado caros

Las dos opciones que barajan son las mismas de los últimos meses, Pau Torres y Koundé, pero no está dispuesto a pagar lo que piden el Villarreal y el Sevilla, respectivamente. El central del ‘Submarino’ tiene una cláusula de 65 millones de euros que están dispuestos a rebajar a 50, y el francés de los hispalenses está tasado en 80 y rechazó una oferta 55 del City.

El Real Madrid se plantea pagar 30 millones como mucho e incluiría algún jugador en la operación, pero castellonenses y sevillanos descartan esa posibilidad y piden dinero. Dos objetivos en estos momentos inalcanzables vendan o no a Varane por los 70 millones en los que está tasado.

Si no encuentran un relevo, se plantearían retener al francés la temporada que le queda de contrato, e intentar convencerlo para que acepte la subida que le ofrece. Su salario actual es de 5,8 millones de euros y le ofrecería 9 como máximo, pero el jugador quiere que le igualen a Alaba, que cobrará los 12 millones de euros que tenía Sergio Ramos de ficha. El detalle diferencial es que el austriaco ha llegado gratis y el Real Madrid le compensa el fichaje pagándole ese salario al ahorrarse el del traspaso.

En la recámara tiene a Vallejo, que vuelve de su cesión en el Granada, pero que está en el mercado, y al castillista Chust, que la temporada recién finalizada hizo un buen papel cuando Zidane lo utilizó por las lesiones de los centrales. El club sigue buscando en el mercado un central joven, bueno y barato.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil