Sport.es Menú
Samuel Umtiti vuelve a tener problemas en su rodilla maldita

El camino errado que tomó Umtiti

OPINIÓN

Albert Masnou

Poco duran las alegrías con Umtiti. Tras su gran partido en Eibar se conformó lo que mucho nos temíamos: Hoy es incapaz de tener ni un mínimo de continuidad. De hecho, desde que se lesionó a final de la temporada 17-18, de eso ya hace 72 semanas, solo ha jugado seis partidos seguidos, los disputados en el Mundial de Francia. Luego dijo eso que tan bien sentó en el Barça: “Me arriesgué la rodilla, pero el Mundial es cada cuatro años. Me obligué a ello, por eso es que las cosas son complicadas esta temporada. No me arrepiento de esa elección”.

Y volvió un harapo. Ahora, el Barça no puede disfrutar de este jugador, al que paga religiosamente, por su voluntad de forzar la rodilla y por su negativa luego de seguir los consejos médicos del club, de operarse.  Umtiti genera frustración en el seno del club porque la mina que había encontrado con él le ha durado muy poco. Hoy es un jugador con el que no puedes contar, con un salario elevado y al que no puede traspasar (lo intentó este verano). Ahí el propio Umtiti debería ser igual de sincero y recordar esas palabras que dijo en su día. ¿Se arrepiente ahora de su decisión?

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil