Sport.es Menú
Arthur hará carrera en el Barça si le dejan

Arthur no es Xavi y no lo será nunca

OPINIÓN

Ivan San Antonio

@sanantheone

Arthur abrió la puerta del Barça de un patadón, con un recital de videoteca en Wembley ante el Tottenham. El brasileño puso un punto y aparte a la temporada porque, desde aquel día, nada ha vuelto a ser lo mismo. Entonces ya se le intuían movimientos que recordaban a algo ya vivido, un ‘déjà vu’ futbolístico que provocaba una sensación de bienestar. Sí, Xavi Hernández. La genética tiene razones que la razón no entiende. El barcelonismo se abrazó a Arthur pensando que acariciaba la reencarnación de quien se esculpió durante años, incluso décadas. Se parecen, eso es evidente, pero Arthur no es Xavi y no lo será nunca. Y no lo será por muchas razones, pero, sobre todo, porque en el Barça solo existe paciencia para quienes llegan desde la cantera. A veces, hasta demasiada paciencia y en sentido contrario, como en el caso de Carles Aleñá o, incluso, Riqui Puig.

Arthur se apellida Melo y no Hernández, creció en Goiania y no en Terrassa, pero se le pide, después de 34 partidos y 2011 minutos con el Barça, que no pierda ni un balón, dé tres asistencias de gol en cada partido y se comporte como un canterano. Piden al Arthur de 22 años que sea Xavi Hernández con 30. Que llegue a la luna cuando ni siquiera sabe subirse al cohete. En definitiva, ser, a sus 22 años, el recuerdo benévolo y sin impurezas del futbolista que más partidos ha jugado de blaugrana en toda la historia. Pedir peras al olmo es una postura estúpida y, aunque Arthur, bien asesorado,  puede acercarse a la luna que hizo suya Xavi Hernández, si el necio sigue mirando el dedo, se quedará a medio camino entre lo que quisimos que fuera y lo que le obligamos a ser.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil