La seria 'amenaza' del Gobierno australiano a Djokovic

La seria 'amenaza' del Gobierno australiano a Djokovic

Djokovic, vigente campeón del Open de Australia
Djokovic, vigente campeón del Open de Australia | AFP

Tendrá que justificar que no puede ser vacunado contra la covid-19 o podría no jugar el Open de Australia 2022

"Cualquier persona que quiera entrar a Australia debe cumplir con nuestros estrictos requerimientos fronterizos", dijo la ministra del Interior, Karen Andrews

El tenista número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic, quien ha obtenido una exención médica para poder participar en el Abierto de Australia, tendrá que justificar que no puede ser vacunado contra la covid-19, dijo este miércoles la ministra australiana del Interior, Karen Andrews.

"Si bien el Gobierno de Victoria y Tenis Australia pueden permitir que un jugador no vacunado compita en el Abierto de Australia, es el Gobierno de Australia el que hará cumplir nuestros requisitos en la frontera australiana", dijo Andrews en un comunicado.

Djokovic anunció el martes que defenderá su título del Abierto de Australia en Melbourne, entre el 17 y el 30 de enero, después de recibir una exención médica, al no estar vacunado contra la covid.

"Cualquier persona que quiera entrar a Australia debe cumplir con nuestros estrictos requerimientos fronterizos", enfatizó Andrews al recordar que aquellos que no han recibido la pauta completa de la vacuna de la covid-19 deberán demostrar ante las autoridades que no pueden recibir este fármaco por razones médicas para evitar, de ese modo, las cuarentenas de 14 días.

¿PODRÍA NO JUGAR EL OPEN DE AUSTRALIA?

Pero la ministra no aclaró qué pasará si Djokovic -cuyas razones médicas se desconocen- no cumple con los requisitos al pasar la aduana, limitándose a decir que "las cuarentenas de los viajeros internacionales en Victoria, incluyendo las personas que no han sido vacunadas, son asunto del Gobierno de Victoria".

Tras el anuncio del tenista, el gobierno regional de Victoria y Tenis Australia aseguraron que no dieron un trato especial a Djokovic, en medio de un gran malestar entre los habitantes de Melbourne, la ciudad que acumula más días bajo aislamiento estricto durante la pandemia, y del resto de este país en el que se implementaron duras medidas para atajar la pandemia.

Anteriormente, tanto el primer ministro de Australia, Scott Morrison, y otras autoridades habían declarado que todos los tenistas y miembros de su equipo que participaran en el torneo deberían estar vacunados con la pauta completa del fármaco.

AUSTRALIA, EN PLENO AUGE

Sin embargo, Morrison, quien afronta una crisis en su país por el repunte de la covid-19, dijo hoy a periodistas en Camberra que la exención es "un asunto del gobierno de Victoria", al evitar pronunciarse sobre la polémica.

El Abierto de Australia, que en la edición pasada puso a los tenistas bajo una cuarentena de dos semanas, se celebra en medio de una crisis en el país oceánico por el incremento de infecciones, que pasaron de casi 212.000 casos acumulados el 1 de diciembre, a más de medio millón esta semana.