Frank Vogel condena al ostracismo a Marc Gasol

El pívot apenas cuenta para el técnico angelino con la llegada de Andre Drummond

Durante la ausencia del pívot lesionado, Marc cumplió como titular, pero el técnico tiene claro que su elección es Drummond, una vez de vuelta

Marc Gasol se pasa más tiempo fuera de la cancha, que dentro
Marc Gasol se pasa más tiempo fuera de la cancha, que dentro | AFP

Marc Gasol ha pasado de ser un jugador apreciado por su visión del juego a su llegada a Los Angeles Lakers, a un jugador condenado al ostracismo desde la contratación de un pívot más físico como Andre Drummond.

Y es que el pívot de Sant Boi, que venía de ser un jugador importante en Toronto Raptors donde ganó un anillo de campeón, ha ido perdiendo trascendencia en estos Lakers hasta caer casi en el olvido por su técnico, Frank Vogel.

Sin la presencia de LeBron James y Anthony Davies, lesionados, los Lakers están tratando de sobrevivir hasta su vuelta, pero Marc Gasol no parece ser el jugador que pueda guiar al equipo. Al menos, no le dejan y se lo han dicho por activa y por pasiva.

De titular a olvidado

Los Lakers han cerrado una serie de siete encuentros como visitante, con cuatro victorias por tres derrotas. Arrancó el 3 de abril en la pista de Sacramento, luego Clippers y Raptors, donde Marc jugó de titular ante la ausencia por lesión del último fichaje, Andre Drummond.

Y Marc, precisamente ante su ex equipo, hizo el mejor partido de la temporada, con 13 puntos y 9 rebotes. Aún así, su entrenador ya dijo que “nuestro pívot titular es Andre Drummond y lo seguirá siendo, porque necesita minutos para ajustarse a nuestros sistemas de cara a los play-offs”. De Marc, ni palabra, como si ya no tuviera un papel en el equipo.

Y el técnico angelino lo confirmó en los cuatro partidos siguientes de la gira. Ante Miami y Brooklyn, no jugó, ante los Knicks, contó con cinco minutos de juego, y en el último partido de la gira, ante Charlotte, tampoco vio acción.

¿Un campeón de relleno?

Un mensaje claro de que Marc ya solo está de relleno en la plantilla, y que sus minutos son para Drummond y, en menor medida para el otro pívot, Montrezl Harrell. Malos tiempos para Marc, que como profesional, no desespera ni tampoco parece dispuesto a tirar la toalla.

“Mi rol en el equipo es ayudar, ayudar en todo lo que sea posible”, dijo el de Sant Boi, que está promediando esta temporada 5,1 puntos, 4 rebotes y 2,1 asistencias, en 19,5 minutos de juego.

“Va a variar partido apartido y ese es mi rol. El de ayudar, aportar y estar listo”, comentó Marc, que parece aceptar su situación, cuando llegó para un papel más importante. Veremos si es capaz de aguantar ese ostracismo mucho tiempo o las lesiones de sus compañeros, le devuelven protagonismo al equipo. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil