Joaquín pierde los nervios con un hincha del Betis

El centrocampista le respondió cuando le increpaba a su llegada a Sevilla

Por la tarde, en un acto en El Puerto de Santa María, dijo que "es el momento de sacar el orgullo

Discusión de Joaquin con un aficionado | CUATRO

El capitán del Real Betis, Joaquín Sánchez, vivió este martes una jornada complicada que empezó con un incidente en la estación de tren de Santa Justa, cuando se encaró con un aficionado que le recriminaba la floja actuación bética en el campo del Leganés, donde los verdiblancos perdieron por 4-0.

SPORT.es/EFE

"Monstruo, yo cuento los chistes que me da la gana", espetó el conocido futbolista al aficionado que le increpó, según recogieron las cámaras de Deportes Cuatro. Al final, el futbolista fue separado por alguno de sus compañeros y miembros de la Policía Nacional. El portero Adán le instó a marcharse diciendo "no vale la pena".

Por la tarde, Joaquín admitió que su equipo está dando una imagen "muy triste", tras las dos últimas goleadas encajadas y recalcó que "es el momento de sacar el orgullo que cada uno tenga" y de "saber que el escudo" y la "afición están por encima de todo lo demás".

Antes de conocerse la destitución de Víctor Sánchez del Amo como entrenador bético, el extremo portuense también se refirió a las duras declaraciones hechas el lunes por el presidente del club, Ángel Haro, tras la derrota por 4-0 en el campo del Leganés.

"Son momentos difíciles; él es el presidente y como tal tiene que hablar. Todo lo que dijo ayer lo hizo mirando por el bien del Betis, de la afición y por todo lo que supone llevar este escudo encima", manifestó tras inaugurar en El Puerto de Santa María  uno de los campos de fútbol de uso libre de la Fundación Cruyff y la Obra Social 'la Caixa', para promover el deporte como vía de inclusión y cohesión social.

Joaquín, en unas declaraciones a los periodistas recogidas por la web del club, indicó que Haro "es el presidente", que tienen que "acatar lo que diga" y que la plantilla debe dedicarse "a jugar y a trabajar".

"En estos dos partidos que faltan tenemos que saber la camiseta que llevamos y que somos profesionales", insistió el capitán verdiblanco, que reconoció que tras la goleada de Leganés "el vestuario está jodido; es una sensación extraña".

Según el veterano extremo, "han sido dos varapalos gordos (Alavés y Leganés), y ante equipos que duelen mucho más", por lo que están "en un momento en el que hay que mirar hacia adelante".

"Con esa imagen y esa idea vamos a entrenar y trabajar hasta el último día. Muchas veces me habéis preguntado qué se le dice a la afición en situaciones como esta. Ya ni el perdón vale, hay que amarrarse los machos, tirar de amor propio el que tenga y al que le duela, y terminar de la mejor manera posible", subrayó.

Joaquín también señaló que "lo importante es que, dentro de lo malo", no se están "jugando la permanencia" y añadió: "Es verdad que no vamos a sufrir, pero la imagen es muy triste, y eso para un profesional no vale".

Por ello, defendió que tienen que "terminar la temporada sabiendo el escudo" que llevan en el pecho "y hacerlo lo más honradamente posible por el Betis, por la afición" y por lo que representan

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil