Un resultado que impone respeto

La afición disfrutó de lo lindo con el Espanyol en su regreso a Europa con la gran victoria perica, la más amplia del cuadro blanquiazul en todos sus debuts europeos

Hasta el momento, la victoria ante el Niza en la UEFA 1976/77 era el mejor debut perico en torneo continental

Los futbolistas del Espanyol hacen una piña tras una diana frente al Stjarnan.
Los futbolistas del Espanyol hacen una piña tras una diana frente al Stjarnan. | David Ramírez

No pudo tener mejor comienzo la andadura europea del Espanyol. Los de David Gallego cumplieron al golear por 4-0 al Stjarnan en un encuentro que contó con todos los componentes para que la afición disfrutara del retorno a una competición continental.

C. F. Sainz

19.122 aficionados fueron la gasolina de un equipo todavía en rodaje y al que por momentos se le vio todavía verde sobre el césped del RCDE Stadium. Normal, ya que era su tercer encuentro del curso y no hace ni un mes que el equipo regresó al trabajo.

El empate sin goles al descanso instaló algunos nervios en el coliseo blanquiazul, pero entre Facundo Ferreyra y el ‘Panda’ se encargaron de disipar cualquier duda y de encarrilar la eliminatoria.

EL MEJOR INICIO

Nunca antes el Espanyol había comenzado con tan buen pie en Europa. De sus once participaciones anteriores en torneos continentales -nueve en la actualmente denominada Europa League y dos en la ya extinta Intertoto-, los blanquiazules solo habían ganado en su debut en tres ocasiones.

Lo lograron en dieciseisavos de final de la Copa de Ferias 1961-62 frente al Hannover 96 (0-1); en la primera ronda de la Copa de la UEFA 1976-77 ante el Niza en Sarrià (3-1); y en su siguiente aparición en el mismo torneo, la campaña 1987-88, en el inicio de un maravilloso cuento que dio inicio en Mönchengladbach con triunfo por 0-1 y que acabaría con final infeliz en Leverkusen. Por primera vez en su historia, el cuadro perico acude tranquilo a un encuentro de vuelta europeo. 

Además, ningún jugador blanquiazul había anotado hasta el momento un doblete en el primer encuentro europeo del Espanyol, algo que ante el Stjarnan ocurrió en dos ocasiones con las dianas del ‘Chucky’ y de Borja Iglesias.

Argentino y gallego cogieron el testigo del brasileño Jônatas, último jugador que anotó un tanto europeo con la zamarra perica en la prórroga de la final de la Copa de la UEFA 2006/07 para empatar un duelo que acabaría llevándose el Sevilla en la tanda de penaltis.

Ambos han empezado con buen pie; ¿conseguirán superar los 11 goles que logró Walter Pandiani en dicha competición? Si Gallego opta por ellos, tendrán la ocasión de ampliar su cuenta realizadora el próximo jueves en Islandia.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil