Lograr dos triunfos seguidos, el reto del Espanyol

El Espanyol no gana dos partidos de manera consecutiva desde hace casi dos meses y no dejaba su puerta a cero desde hacía ocho partidos

No han perdido fuera de casa y la última vez que no encajaron fue a domicilio

El Espanyol al fin volvió a ganar; busca el segundo triunfo consecutivo en Mallorca.
El Espanyol al fin volvió a ganar; busca el segundo triunfo consecutivo en Mallorca. | EFE

Ha llegado al mediodía la expedición del Espanyol a Mallorca, donde juega mañana a partir de las 12.00 horas, procedente de Rusia. Cansados pero contentos, con expresión de alivio por haberse quitado un peso de encima. La victoria era necesaria para devolver unas aguas turbulentas a su cauce y se logró. Asaltar Son Moix haría que el barco blanquiazul volviera a navegar con el viento a favor. Quizás por primera vez en toda la campaña.

C. F. Sainz

Y es que el Espanyol no encadena dos triunfos consecutivos desde que lo hiciera en la tercera ronda de clasificación para la Europa League, cuando venció los dos duelos ante el Luzern. 

De eso hace ya casi dos meses y, de los 11 duelos disputados, los de David Gallego tan solo han ganado en tres: en la ida del ‘play-off’ ante el Zorya(3-1), en la jornada 4 liguera contra el Eibar en Ipurua (1-2), y en el último duelo ante el CSKA Moscú (0-2).

Se trata de un reto mayúsculo, ya que además del cansancio acumulado por el equipo, lograr dos triunfos consecutivos no es nada sencillo históricamente para el Espanyol: en las dos últimas campañas, solo lo ha logrado tres veces en cada una de ellas.

Pese a eso, Gallego ya sabe hacerlo con el primer equipo en una delicada situación, puesto que en cuando suplió a Quique Sánchez Flores en el banquillo sumó tres triunfos seguidos en las últimas jornadas ligueras.

RECUPERAR LA SOLIDEZ

Fue volver al once David López y mostrarse el Espanyol de nuevo fuerte en defensa. El de Sant Cugat completó los 90 minutos por primera vez desde su lesión y lo hizo a un buen ritmo, liderando la zaga y demostrando sus dotes de mando. El Espanyol lo necesitaba.

Tras cinco duelos encajando, los blanquiazules volvieron a poner el cerrojo a su portería. Además de David LópezCalero estuvo a un buen nivel -olvidando los errores cometidos ante Real Sociedad y Valladolid- y Diego López fue clave para detener un peligroso tiro de Vlasic en la primera mitad y evitar el empate en la segunda a remate de Sigurdsson tras la salida de un córner.

No dejaba el Espanyol su portería a cero desde hace ocho jornadas, cuando empató sin goles en Mendizorroza, y no lo hace dos partidos seguidos desde la nombrada anteriormente eliminatoria contra el Luzern.

El pasado curso solo lo consiguió en una ocasión, en las tres últimas jornadas. Doble reto de gran relevancia para un Espanyol que fuera de casa, donde aún no ha perdido, es capaz de todo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil