Ruben Neves decidió esperar al Barça para firmar en el 2023

Ruben Neves decidió esperar al Barça para firmar en el 2023

Rubén Neves envió el balón a la escuadra | sport.es

El centrocampista no quiso escuchar a Manchester United y Liverpool este verano

Está convencido de que puede triunfar en el Camp Nou con el proyecto de Xavi

Ruben Neves fue uno de los grandes nombres del mercado de verano. El centrocampista portugués se ha convertido en un futbolista muy cotizado tras sus excelentes temporadas en la Premier y dada su juventud varios equipos llamaron a su puerta para tantear el fichaje.

Manchester United y Liverpool contactaron con sus agentes para sondear la posibilidad de realizar una oferta económica de traspaso, pero el futbolista mostró muy poca predisposición a negociar. Neves supo del interés del Barça por firmarle y el portugués decidió esperar un año sabedor que este curso el club blaugrana no disponía ya de recursos para afrontar la operación.

El internacional portugués es el auténtico referente y líder del Wolverhampton, club por el que fichó procedente del Oporto cuando era muy joven por unos 18 millones de euros. Fue una auténtica apuesta y su rendimiento ha sido más que óptimo, sobre todo en las dos últimas temporadas.

Tiene solo 25 años y acumula ya muchísima experiencia internacional en sus piernas. En Inglaterra es habitual encontrarle en el equipo de la semana en la Premier y con Portugal es titular indiscutible.

El agente de Neves, Jorge Mendes, habló de él antes del verano y su nombre gusta en el club blaugrana. De hecho, el Barça ya en el mes de julio le comunicó que no habría recursos suficientes para afrontar la operación a pesar de que el agente portugués tenía armas para rebajar la tasación de unos 50 millones de euros que pedía el Wolverhampton.

Las relaciones entre los dos clubs son muy buenas, pero el Barça priorizó otro tipo de operaciones completando un mercado espectacular y aparcó la llegada del sustituto de Busquets un año. Neves es consciente de que el interés sigue encima de la mesa y su prioridad es jugar en el Camp Nou.