La rebaja salarial sigue provocando tensiones en la plantilla del Barça

NOTICIA SPORT

Los jugadores ven con recelo los movimientos que está realizando el club y que les afectan directamente

Mientras se han realizado cuatro fichajes y sigue el gasto a nivel deportivo, a ellos se les pide la rebaja de sueldo

El presidente azulgrana quiso estar presente en el inicio de los entrenamientos | FCB

La plantilla del FC Barcelona ha vuelto a los entrenamientos con ganas de recuperar buenas sensaciones, aunque con un punto de incertidumbre por las informaciones que rodean a la situación del club. Los futbolistas están al corriente de las intenciones de la entidad de rebajar sueldos y liberar masa salarial de forma urgente. Una decisión que se entiende perfectamente por las dificultades económicas derivadas sobre todo de la pandemia del Covid-19. Sin embargo, los jugadores no entienden tan bien cómo se están realizando ciertos movimientos de mercado cuando a priori la economía del club no lo debería permitir.

El Barça ha vendido a jugadores, pero al mismo tiempo ha incorporado a otros, por lo que sigue invirtiendo en el mercado. El club ha realizado cuatro fichajes (Emerson, Eric Garcia, Agüero y Depay). Solo ha pagado 9 millones por el lateral del Betis, pero todos las incorporaciones tienen su coste a nivel de salario. En el vestuario chirría precisamente esto: cómo se puede pedir una rebaja sustancial y, al mismo tiempo, continuar moviéndose en el mercado.

El club está llevando duras gestiones con LaLiga para que le permita inscribir a sus jugadores, aunque para ello requiere que la mala salarial disminuya. Las dificultades han llegado hasta el punto que todavía no se ha podido anunciar la renovación del capitán del equipo, Leo Messi.

En todo caso, los futbolistas están a la espera de que las propuestas de rebaja se presenten de forma oficial y las compensaciones que puedan existir. Por ejemplo, existe la fórmula de ofrecer más años de contrato a cambio de disminuir el sueldo o pagos aplazados en años siguientes.

De todas formas, los jugadores ya aceptaron durante la pandemia un retoque de sus emolumentos y deberán recibir una oferta muy bien justificada por parte del club para dar el visto bueno. La plantilla no quiere quedar como la única parte que hace un esfuerzo, mientras el club siga afrontando operaciones en forma de fichajes.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil