Razak: "¿Consejo de Ter Stegen? ¡Que me lo pida él a mí!"

EXCLUSIVA SPORT

Charlamos con Razak, el guardameta del Linares, antes de enfrentarse al Barça en los dieciseisavos de Copa

"Todos los porteros llevamos guantes, ninguno lleva capa, seamos blancos o negros", defiende

Razak, portero del Linares, durante el partido de Copa frente al Alavés
Razak, portero del Linares, durante el partido de Copa frente al Alavés | Linares Deportivo

Hace dos meses estaba sin equipo, pero Razak Brimah (34) defenderá este miércoles la portería del Estadio Municipal de Linarejos para enfrentarse al Barça. Tras una dilatada trayectoria en España, el guardameta -que fue atesora 27 internacionalidades con Ghana- afronta uno de los mayores retos de su trayectoria como profesional. Orgulloso de sus raíces, bromista, cercano y sin pelos en la lengua, atiende a SPORT antes del partido de dieciseisavos de la competición del KO.

¿Es mala suerte que os toque un rival como el Barça en el sorteo?

Qué va, es buenísimo. Es lo que quieren todos los equipos de España y del mundo: poder enfrentarse al Barça. Queremos estar a la altura de las circunstancias y jugarles de tú a tú.

¿Cómo recuerdas el sorteo?

Lo estuvimos viendo en el campo. Todos saltamos y lo celebramos juntos. Nadie se lamentó del emparejamiento, todos queríamos al Barça o al Madrid.

¿Este Barça asusta menos que el de otras temporadas?

No, siempre asusta. Tenemos mucha admiración y respeto. Son humanos como nosotros y seremos once contra once.

¿Siendo portero, se prepara distinto un partido contra un rival así?

Sí, son completamente diferentes, la pegada no es la misma. También es una prueba de fuego para los porteros. Las que vea, las pararé y las que no, pues serán gol (risas), aunque espero que no entre ninguna.

Antes los goles se los repartían entre Messi, Suárez, Griezmann… Ahora ninguno está y el Barça tiene muchísimas bajas en la delantera.

El Barça siempre tiene gol. El domingo ante el Mallorca, Piqué tiraba las faltas, imagínate… Hasta Ter Stegen puede marcar gol. Tienen mucho peligro, pero debemos estar concentrados para evitar que lleguen a nuestra área.

Hablando de Ter Stegen, menuda parada hizo ante el Mallorca.

Uff, Dios… ¡Espectacular! Es increíble como aguanta. En ese aspecto, le veo como a mí. Es uno de los porteros que más me gusta, junto a Courtois. Este año no le están saliendo muy bien las cosas, pero está a tiempo de revertir la situación.

Quizá le puedes pedir algún consejo mañana.

¿Yo a él? No… ¡Él a mí! (risas).

Volviendo a Messi, con él ya coincidiste en 2018 en un amistoso que disputasteis en Sudáfrica en el centenario del aniversario de Mandela.

Sí, y también cuando estaba en el Betis en los cuartos de final de la Copa de 2011. Es el mejor jugador del mundo. Cuando coincidí con él en Sudáfrica le dije que mi hijo estaba loco con él. Le pedí la camiseta, pero ya la tenía apalabrada con otro compañero.

¿Y mañana tienes pensado pedirle la camiseta a alguno como regalo de Reyes?

Sí, y tanto. Me gustaría tener la de Piqué para dársela a mi hijo, que también juega de central. O también la de Memphis, que tiene orígenes ghaneses. Mi hijo está muy ilusionado por conseguir una de estas dos camisetas. Piensa que también soy aficionado del Barça.

¿Ah, sí?

Sí, desde bien pequeño mi equipo siempre ha sido del Barça. Hasta que de joven vi un partido del Betis en Champions contra el Chelsea. Y fíjate las vueltas que da la vida, que acabé jugando en ese equipo.

¿Qué me dices de los jóvenes como Gavi, Nico, Jutglà, Abde…?

Son jóvenes que están teniendo muchas oportunidades por la situación que está viviendo el Barça. Se nota que Xavi confía en ellos. Nosotros también tendremos que aprovechar la oportunidad para demostrar el gran grupo que somos. Les deseo todo lo mejor, pero mañana espero que sean lo más malos posible (risas).

¿Habéis ensayado la tanda de penaltis? Contra el Nàstic ya os tocó.

Antes del partido seguro que lo hablaremos. Nosotros saldremos a por todas durante los 90 minutos. Si llegamos a la tanda de penaltis, será sinónimo de que habremos hecho un buen trabajo.

En octubre ya os enfrentasteis al filial, aunque tú todavía no estabas en el equipo. ¿Lo tomáis como referencia?

Creo que son partidos distintos. Los del primer equipo tienen más calidad, aunque se complementan con otros jugadores del filial. Busquets, Jordi Alba… no es lo mismo. Vamos a disfrutar, trabajar, luchar e intentar meterles mano.

Llegaste a Linares en verano de 2019, no te renovaron en 2021, pero en el pasado mes de noviembre volviste a recibir la llamada del club. ¿Cómo te lo tomaste?

Soy superpositivo y siempre miro hacia adelante. Da igual lo que haya pasado, ya se queda atrás. En la vida no puedes estancarte. No llegamos a un acuerdo, pero también me fue bien para descansar, desconectar con mi familia, que hacía mucho tiempo que no podía hacerlo. Al final el karma y el fútbol me han devuelto al Linares.

No es la primera vez que estás un tiempo sin equipo.

La primera vez fue con el Guadalajara, nos salvamos y nos descendieron por culpa del presidente. No sé qué pasó, pero nos descendieron a una semana de empezar la Liga. Allí estuve sin equipo hasta la Navidad, que fui a Córdoba.

¿Cómo se vive sin fútbol?

Disfrutando de cosas que, cuando juegas, la profesión no te permite hacer. Pero también entrenando al máximo por si sale alguna oferta. Se vive totalmente diferente y hay que ser muy fuerte mentalmente. Al final todo llega.

Todo ello sin un sueldo.

Sí, por eso tengo que ahorrar mucho todos los meses. Somos unos afortunados los que nos podemos dedicar al fútbol: hacemos lo que nos gusta y encima nos pagan. Por eso, intento ahorrar lo máximo para sacarlo cuando llega una situación así. Mi pareja siempre me ha tranquilizado mucho.

¿Crees que los porteros africanos lo tenéis más complicado para triunfar en el fútbol? 

Muy buen tema el que has sacado. No sé por qué dicen eso siempre. Con todo el respeto, nosotros tenemos buen físico, una potencia increíble. El otro día, por ejemplo, debutó Owono con el Alavés. Todo son excusas. Desde que empecé en el fútbol profesional, he estado en el banquillo muy pocas veces. Todos los porteros fallamos, pero cuando lo hace un negro, ya se le quita mérito, y cuando falla uno europeo, no hay tantas críticas.

Wilfred y Kameni fueron precursores, ahora Mendy y Onana están rompiendo barreras.

Exacto. No sé cuántos millones le costó Kepa al Chelsea (80 millones de euros), pero ahora está jugando Mendy (24 millones de euros). Somos todos iguales. Todos llevamos guantes, ninguno lleva capa, seamos blancos o negros.

¿Se te ha cerrado alguna puerta por tu origen?

Por mi origen no, pero sí por mi actitud. Tengo mucho carácter y soy una persona muy echada para adelante. Soy muy sincero. Yo no me callo lo que otros sí y eso me ha cerrado algunas puertas. Han intentado callarme muchas veces. Con los años me he dado cuenta de que en el fútbol hay que ser un poco tonto para conseguir lo que necesitas. No se mira por tu trabajo, si fuese por ello, merecería estar mucho más arriba de donde estoy. La injusticia me mata y cuando veo algo mal, no me callo.

Estos partidos acostumbran a servir de escaparate para llamar la atención de otros equipos. Me dicen que eres más andaluz que el aceite de oliva, pero quién sabe si puede acabar sonando la flauta, ¿no?

No cierro las puertas a nada. Mi contrato con el Linares acaba a final de temporada. Soy muy profesional y esté donde esté, defiendo el escudo a muerte. Trabajando, nadie me gana. Es cierto que puede ser un escaparate. Voy a disfrutar al máximo este partido.

34 años, pero hay cuerda para rato, imagino.

Pues sí, me gustaría llegar a los 45 años, lo máximo que pueda.

¿Más que Buffon?

Sí (risas). Es mi ídolo y me encantaría superarlo. Lo veo un objetivo realista, me cuido muchísimo. Soy como el buen vino, cuanto más mayor, más paro.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil