Munir se reivindica en la Copa del Rey, su competición fetiche

Munir marcó los dos goles del Barça en Cornellà
Munir marcó los dos goles del Barça en Cornellà | EFE

En un partido sin demasiada historia, Munir se reivindicó con dos detalles que sirvieron para decantar el partido de vuelta de los octavos de la Copa del Rey ante el Espanyol: sus goles fue de lo poco que ofreció un encuentro muy insulso en lo futbolístico.

Munir se reencontró con el gol en la Copa del Rey, la única competición en la que ha marcado esta temporada: le hizo dos goles al Villanovense en la eliminatoria de dieciseisavos y ante el Espanyol volvió a ver puerta por partida doble.

En la Copa, Munir ya suma cuatro goles: no solo es el máximo goleador del equipo en la competición del KO, también está entre los máximos realizadores del torneo, junto a Negredo, del Valencia, también autor de cuatro goles a falta de que su equipo juegue el partido de vuelta.En Liga y Champions, sin embargo, Munir sigue inédito.

A la hora de formar el once inicial, Luis Enrique apostó por Munir: fue noticia, porque en ausencia de Luis Suárez (sancionado), el técnico asturiano siempre se había decantado por Sandro. En esta ocasión le llegó el turno a Munir, que completó el frente de ataque junto a Messi y Aleix Vidal, un trío inédito.

Y el madrileño de origen marroquí fue el encargado de abrir el marcador. A la media hora de juego, Messi controló un balón en la zona de tres cuartos, leyó perfectamente el desmarque de Munir. El '17' del Barça realizó un movimiento perfecto: vertical, se infiltró como un puñal entre los dos centrales del Espanyol, Ciani y Álvaro, y superó al portero Bardi con un movimiento seco, apenas un gesto de cadera que dejó al portero rival tumbado y sin opciones.

Aún tendría Munir que superar la llegada desde atrás de Ciani, en un intento de evitar el gol: lo hizo picando el balón con suavidad, un detalle técnico que ilustra su calidad. Munir lo celebró a lo grande, consciente de que sus oportunidades son contadas, y de que lo serán aún menos cuando el Barça confirme la incorporación de Nolito.

Munir aún tendría tiempo de ser protagonista en el último tramo del partido: logró el 0-2 tras culminar una acción colectiva del Barça. Aunque estaba en una posición dudosa, en posible fuera de juego, Munir remató a gol un pase de Aleix Vidal desde el costado izquierdo del ataque cuando el partido ya enfilaba el minuto 90.

Fue el epílogo de un encuentro más bien plano, en el que la figura del madrileño de origen marroquí se elevó por encima del resto para decantar el resultado a favor del Barça y aumentar su idilio con la Copa. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil