Messi o Bernardo Silva, la última carta de Laporta

Messi o Bernardo Silva, la última carta de Laporta

Así han sido los dos goles que ha anotado Leo Messi en la jornada 5 de la fase de grupos de la Champions League | Telefónica

El club quiere apuntalar el proyecto con la llegada de otro crack mundial

El Barça debería dar salida a los capitanes y lograr una gran venta para que todo cuadre

La eliminación en la Champions ha vuelto a dejar claro que, pese a los esfuerzos realizados en cuanto a fichajes, esta plantilla aún no da para competir en Europa con plenas garantías. El Barça dispone de muy buenos jóvenes jugadores, debe seguir creciendo pero parece que solo Lewandowski es diferencial. Y eso pesa mucho. La directiva y el área deportiva quieren dar una nueva vuelta de tuerca a la remodelación del equipo y el siguiente paso sería incorporar a un nuevo crack de talla mundial para que acabe de dar empaque al proyecto. Y los nombres que se barajan son Leo Messi, cuya vuelta ilusiona, o Bernardo Silva, un futbolista que tienen entre ceja y ceja y que el verano pasado no se pudo incorporar. Solo puede venir uno de los dos y se sudará para conseguirlo aunque lo ven posible. 

Para tener opciones reales de firmar a ese crack, el Barça debe hacer mucho deberes de aquí al verano. Y conseguirlos todos. Lo primero es dar salida a los tres capitanes -Busquets, Piqué y Jordi Alba- para ahorrarse sus elevados salarios. Luego se necesitaría una venta muy millonaria y aquí vuelve a a parecer el nombre de Frenkie de Jong, que el verano pasado ya no quiso irse, y como comodín estaría la aplicación de la última palanca, la venta de BLM, que quieren evitar en la medida de lo posible. Sin esos tres movimientos estratégicos, traer a otra estrella sería una quimera aunque se va a intentar sí o sí.

Al Barça le hubiese encajado avanzar esta ‘operación crack’ para el mes de enero, cuando regirá la norma 1-1 que facilita mucho la incorporación de nuevos futbolistas. El gran handicap es que sacar a Messi del PSG ahora o a Bernardo Silva del City es una auténtica quimera. En verano, el argentino queda libre y el portugués apretará para que el City lo saque al mercado facilitando su traspaso. Y es ahí cuando el Barça deberá ajustar sus cuentas para hacerlo posible. Y creen que puede ser posible.

Y es que Joan Laporta ha conseguido fichar cracks cuando nadie confiaba en ello. Con la economía maltrecha, el pasado enero incorporó a Ferran Torres y Aubameyang en operaciones imaginativas y lo del verano fue un auténtico espectáculo de mercado, por lo que no tienen duda de que acabarán consiguiendo lo que se proponen. Para enero, pinta a que se atacará el fichaje de un lateral diestro titularísimo y el del deseado mediocentro que debe suplir a Sergio Busquets en el futuro. Hay dinero preparado para ello y se está trabajando desde hace semanas con los objetivos muy marcados. Lo del verano pasará por ese crack y los famosos jugadores libres que ya adelantó el director de fútbol, Mateu Alemany.