Los planes de futuro de Leo Messi

A sus 31 años, el capitán del Barça vive una época de plenitud pero tiene por delante desafíos ilusionantes y decisiones muy relevantes

Ganar la Champions, reconquistar el Balón de Oro, ampliar sus récords en el Barça y proyectar su vida familiar en Barcelona, ítems que ilustran su futuro

Messi tiene varios retos por delante todavía | Maite Jiménez

El capitán del Barça vive tiempos de plenitud, a sus 31 años: máximo goleador de la Liga y de la Champions, líder de la Liga, a punto de recibir su quinta Bota de Oro como mejor goleador de las Ligas europeas y encantado en sus primeros meses como primer capitán del Barça, Leo Messi tiene por delante una serie de retos que le invitan a seguir compitiendo al máximo nivel.

El primero lo destacó el propio futbolista en un escenario muy simbólico, sobre el césped del Camp Nou y ante la afición, micrófono en mano, cuando habló de sus ganas de reconquistar la Champions.

Pero también le esperan otros títulos con el Barça, sin obviar los premios individuales y su relación con la selección argentina. Y por supuesto, su vida personal, ahora que ejerce de padre de sus tres hijos.

1 - La Champions: volver a reinar en europa

Lo expresó con naturalidad, en un discurso ante el público del Camp Nou que no ocultó su enorme ambición. “Haremos todo lo posible para que esa copa tan linda y deseada vuelva a estar acá”, prometió Messi, ya convertido en primer capitán. La copa linda y deseada es, por supuesto, la Champions League. Es su gran objetivo de la temporada, sin olvidar la Liga y la Copa del Rey.

Messi no esconde que tiene una espina clavada con el gran torneo continental y quiere sacársela esta misma temporada, después de la amarga eliminación del curso pasado ante la Roma. Tres años (2016, 2017 y 2018) sin aparecer en la gran final son demasiados para un jugador de su nivel. Por si faltaba alguna motivación, Messi sabe de la importancia de romper la hegemonía del Madrid, campeón de las tres últimas ediciones. 

2 - Aportar un plus en su rol como capitán del barça

Leo Messi ha estrenado brazalete esta temporada como primer capitán del Barça, tras la despedida del equipo de Andrés Iniesta. Y lo ha hecho a lo grande, dando un paso adelante, tanto dentro como fuera del campo.  Más cómodo que nunca en su papel de líder, Leo ha interiorizado que el brazalete conlleva algunas responsabilidades que ha asumido con toda la naturalidad del mundo, como por ejemplo, defender con más vehemencia a sus compañeros o hablar más a menudo con los árbitros.

Después de tantos años en la primera plantilla, el ‘ascenso’ de Messi a la capitanía se contempla como algo totalmente natural en el vestuario.

Quienes mejor le conocen hablan de un Messi más maduro y plenamente consciente de su nueva misión como capitán del Barça. Quienes dudaban de su capacidad de liderazgo se habrán llevado una enorme decepción. 

3 - Su vinculación al club más allá de su contrato (2021)

El contrato deportivo de Leo Messi con el Barça concluye el 30 de junio de 2021. También en esa fecha acaabrá su mandato Josep Maria Bartomeu, por lo que ambos deberán tomar decisiones sobre su futuro antes de esa fecha.

Si Leo quiere renovar y seguir jugando (cumplirá 34 años en junio de 2021), debería negociar su nuevo contrato con Bartomeu, por más que el presidente pueda no continuar en el cargo más allá del verano de 2021. Todo dependerá de la opinión y las sensaciones de Messi. Si físicamente se ve capaz de seguir compitiendo a primer nivel, seguirá jugando. 

Si no, deberá decidir hacia dónde enfoca su futuro. Lo que parece evidente es que cuando decida dar por cerrada su etapa como futbolista, el Barça estará a su disposición para que Messi ocupe el cargo que más se ajuste a sus necesidades y preferencias.

4 - concretar su papel en la selección argentina

Leo acabó tocado el Mundial de Rusia: no disfrutó de un torneo en el que había depositado enormes expectativas. Por edad y rendimiento, era su Mundial, pero Argentina se quedó en los octavos de final y el ‘10’ decidió aparcar su carrera como internacional. En los próximos meses decidirá si vuelve a la selección o no.

De momento, asistirá desde Barcelona a los movimientos que se produzcan en la albiceleste, que continúa dirigida por Lionel Scaloni, teóricamente de manera interina. El próximo gran desafío de Argentina es la Copa América que se celebrará en Brasil del 14 de junio al 7 de julio de 2019.

Pero Messi, que ya perdió las dos últimas finales (2015 y 2016) ante Chile, podría renunciar al torneo y centrar todos sus esfuerzos como internacional en el Mundial de Catar. Para entonces, tendrá 35 años y sería su última oportunidad de conquistar el trofeo más deseado.

5 - No tiene pensado ser entrenador profesional

A priori, podría pensarse que Messi sería un entrenador excelente para el Barça en un futuro, cuando decida colgar las botas, pero lo cierto es que el argentino siempre ha comentado que ser entrenador no forma parte de sus planes, a menos que ser entrenador suponga trabajar con niños, en el fútbol base y la formación de nuevos futbolistas. 

Sin embargo, algunos de sus compañeros en el Barça han seguido vinculados al fútbol y otros, caso de Xavi Hernández, ya han decidido que se sacarán el título de entrenador. Víctor Valdés, por ejemplo, ya está realizando las prácticas para ejercer como entrenador profesional. Van Bommel es el entrenador del PSV, Henry acaba de asumir las riendas del Mónaco, Sylvinho forma parte del cuerpo técnico de la selección de Brasil, Gabi Milito ha dirigido a Independiente y Estudiantes, etc. Todos compartieron equipo con Messi en el Barça.

Está por ver dónde quiere situarse Messi: en un banquillo profesional, en la cantera, en un despacho, en un palco o totalmente alejado del fútbol.

6 - barcelona, una ciudad para toda la vida

Nunca ha ocultado Leo que está encantado en Barcelona. Le gusta la ciudad y está absolutamente adaptado a la vida y las costumbres catalanas: sus tres hijos (Thiago, Mateo y Ciro) nacieron en Barcelona y los dos mayores ya manejan el catalán con cierta fluidez.

Leo no olvida sus orígenes en Rosario (suele pasar la Navidad en su ciudad natal) pero su entorno de amistades está muy vinculado a Barcelona: Piqué, Cesc Fàbregas, Luis Suárez (la familia política del jugador uruguayo reside desde hace años en Castelldefels) y compañía le ayudan a proyectar su vida personal en Barcelona.

Para el crack argentino, el bienestar de su familia es básico, y todo apunta a que los Messi han encontrado en Barcelona el lugar ideal para quedarse a vivir.

7 - Sus proyectos solidarios, más vivos que nunca

La Fundación Leo Messi fue decisiva para que el SJD Pediatric Center del Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona) sea el centro oncológico infantil más grande de Europa. Es solo una de las ramas en las que se despliega la fundación del futbolista.  Messi tiene muy claro que seguirá colaborando con iniciativas solidarias, como la que apadrinó recientemente, el reparto de 15.000 desayunos en colegios de Mozambique.

La Fundación tiene en marcha siete proyectos para otorgar becas (por un valor total de 3,3 millones de euros) destinadas a estudiar, entre otros, el nevus congénito infantil o el rabdomiosarcoma, un tumor ocular que suele afectar especialmente a niños y recién nacidos.

8 - Batir todos los récords posibles en el barça

A comienzos de la presente temporada, tras ganar la Supercopa de España, Messi ya se convirtió en el jugador con más títulos de la historia del Barça (33, por los 32 de Andrés Iniesta).

También es el máximo goleador histórico del club, con 566 goles, pero aún está a tiempo de obtener nuevos récords en el equipo azulgrana: por ejemplo, convertirse en el futbolista con más partidos oficiales disputados (suma 650 y solo tiene por delante a Iniesta y Xavi). 

O ser el futbolista con más goles en un único club: acaba de superar al ‘Torpedo’  Müller (que marcó 565 con la camiseta del Bayern de Munich) y solo tiene por delante a otro mito, Pelé, que firmó 643 con el Santos.

9 -Jugar en otro equipo... o ser un ‘one club man’

Cada vez son menos los jugadores que tienen  acaban su carrera con la etiqueta de ‘one club man’, la que distingue a los futbolistas que solo han vestido la camiseta de un equipo. Figuras como Totti, Maldini o Giggs han pasado a formar parte de ese  club en las últimas temporadas y en clave azulgrana, Puyol es el mejor ejemplo reciente. Messi, convertido ya en leyenda , también podría ser un ‘one club man’ si decide que el Barça sea el único club de su carrera.

Nunca ha ocultado que le gustaría jugar algún día en su país de origen, probablemente en Newell’s Old Boys, el club de la ciudad de Rosario en el que jugó cuando era un crío. También podría plantearse la posibilidad de seguir los pasos de Xavi, Iniesta o Villa y probar suerte en Catar, Japón o EE.UU. 

10 - reconquistar el balón de oro y el ‘the best’ 

Messi recibirá en breve su quinta Bota de Oro como mejor goleador de las Ligas europeas. Pero parece poco probable que pueda ganar el Balón de Oro (no conquistó ni la Champions ni el Mundial en 2018) y tampoco estuvo entre los finalistas del ‘The Best’. Aunque siempre ha insistido en que lo colectivo está por delante de lo individual, a Messi le gustaría volver al trono mundial.

Pero también peleará por otros objetivos: por ejemplo, ser el máximo goleador de la historia de la Champions (lleva 105 goles, según cifras de la UEFA, solo superado por Cristiano Ronaldo, con 121). O igualar a Zarra, el único futbolista de la historia de la Liga que suma seis Pichichis.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil