Las dos caras de Ter Stegen

Una de cal y una de arena para el meta alemán: salvó al equipo con un paradón a Saúl y tuvo un error crucial

Múltiples errores en cadena de la defensa del Barça propiciaron el primer tanto del Atlético, en el que Ter Stegen salió en la 'foto'

Cuando parecía ya todo decidido en el Wanda tras el 45, y en unos minutos de descuento de la primera parte que le sobraron al Barça, y a Ter Stegen, llegó el jarro de agua fría. Una buena parte, tanto para el cancerbero como para el equipo, quedó eclipsada por un gol de Yannick Carrasco que dejó en evidencia la falta de concentración en unos minutos vitales.

Pese al error, una parada vital en el tramo inicial salvó al equipo. El meta quiso revertir su fallo en el último saque de esquina del partido subiendo a rematar, pero Koeman no se lo permitió. Como sus compañeros, terminó el partido cabizbajo y con cara de decepción.  

Salió en la ‘foto’ del gol

En el tanto de Carrasco, el que sale en todas las fotos es Ter Stegen, la última línea a superar antes de poder rematar a puerta vacía, pero el cancerbero es solamente el responsable de uno de los errores en cadena de la defensa del equipo en el feudo colchonero. En una pérdida de balón del Barça en zona ofensiva de la mano de un Dembélé mermado por su hombro, y con una zona muy poblada por jugadores azulgranas, el Atlético intentó despejar, y Piqué generó el primer error. Una anticipación a Sergi Roberto terminó en un mal control, y a las botas de Koke, que colocó un balón al espacio a Carrasco.

En el uno contra uno, la salida de Ter Stegen fue también muy mala, y un pequeño toque del belga puso el balón entre las piernas del meta alemán, que le superó y le dejó todo por delante con la portería vacía para marcar a placer. Una acción que supuso un gol, pero también pudo haber supuesto la expulsión. La decisión fue muy mejorable, pero la realidad es que es una jugada que encadena diversos errores defensivos y deja sin demasiadas opciones de actuar al portero. Ter Stegen quedó ‘vendido’ ante el belga, y el toque mágico le descolocó totalmente.

A pesar de eso, el ‘1’ del Barça también dejó en el Wanda alguna de esas imágenes que nos tiene más acostumbrados a ver: la de una mano suya salvando al equipo.

Apenas llegados a los cinco primeros minutos, un gran disparo de Saúl fue bien respondido por el alemán. Con esta parada, el Barça pudo volver a soñar tras unos primeros minutos rojiblancos muy intensos.

Finalmente, el gol fue el definitivo, y el Atlético acabó aguantando el resultado en la segunda parte, cómodo con un marcador ajustado. La defensa, tocada y hundida con las lesiones de Piqué y Sergi Roberto, tuvo trabajo pero Ter Stegen no necesitó volver a aparecer. La primera parte acabó sentenciando.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil