Piqué: Los médicos se temían lo peor y Tusquets le saca hierro al asunto

El esguince fue un alivio para los médicos que se temían una lesión de mucha gravedad

Así fue como corrió entre la expedición un primer parte de 4-6 mesos

Máxima preocupación en el FC Barcelona en torno a la lesión de Gerard Piqué. La primera exploración de los médicos azulgranas en los vestuarios del Wanda Metropolitano apuntaban a una grave lesión en la rodilla derecha que comportaría entre cuatro y seis meses de baja.

SPORT.es

Todo queda a expensas de realizar más pruebas, pero tanto las sensaciones del jugador y los médicos sobre el césped, como la manera en que se produjo la caída y la lesión, invitan al pesimismo.

La primera idea era que regresara a Barcelona, pero ante la gravedad de la situación han preferido que se quede en Madrid para forzar lo menos posible la articulación. Los médicos transmitieron tanto al jugador como a los técnicos que Gerard podría tener una rotura que le obligara a pasar por el quirófano y a estar enmtre cuatro o seis meses de baja. Sin embargo, en el mismo vestuario del Wanda ya se profundizó en la lesión y entonces se consideró que las previsiones iniciales quizás no serían tan graves.

A la salida del estadio, el presidente de la Gestora del FC Barcelona, Carles Tusquets, declaró ante varios medios presentes que "parece que no es tran grave", cuando fue preguntado por la lesión del central.

El parte oficial del Barcelona hablaba de una esguince en su rodilla derecha, sin matizar el tiempo de baja estimado y pendiente de nuevas pruebas que le harían. Esto supuso un alivio para el jugador y para los médicos aunque ninguno de los dos quiso cantar victoria porque faltaba una exploración más exhaustiva que se efectuará en las próximas horas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil