La esperanza de Sergi Roberto

CONFIDENCIAL SPORT

La esperanza de Sergi Roberto

La asistencia de Sergi Roberto a Lewandowski para que el polaco marcase el primero ante el Viktoria Plzen | TELEFÓNICA

El jugador aún debe probarse con el grupo, pero sus sensaciones en el tratamiento son positivas

Sergi Roberto podría recibir el alta para el partido de Mallorca y ya ser un recurso para el lateral derecho

Sergi Roberto es el único futbolista que conoce el oficio del lateral derecho que puede estar disponible para el partido del sábado ante el Mallorca. Después de confirmarse la lesión de Héctor Bellerín y con Araujo y Koundé en el dique seco, el de Reus se perfila como el único jugador específico que podría recibir el alta médica para este choque.

El futbolista arrastra molestias desde el partido ante el Viktoria Plzen cuando fue sustituido al descanso. Unas ligeras molestias en el adductor y posteriormente en el tendón de aquiles le han impedido participar en la dinámica del grupo las últimas tres semanas.

No se trata de una dolencia relevante ni, por supuesto, nada tiene que ver con la lesión que le obligó a pasar por el quirófano, pero Xavi quiere ir con mucha precaución. Por este motivo, en los últimos días ha seguido un plan específico a la espera de probarse con el grupo.

Sus sensaciones son buenas y tiene dos entrenamientos por delante, el jueves y viernes, para comprobar si está preparado para jugar. En el staff técnico reina el optimismo para, como mínimo, Sergi Roberto pueda tener el alta médica y a partir de entonces decidir.

Alivio para Xavi

Aunque quizá no pueda estar para salir de inicio, puede ser un recurso importante a lo largo del partido para asegurar la banda derecha. Al mismo tiempo, de rodarse en Mallorca, se vería si está en plenas condiciones para ser titular el martes 4 de octubre ante el Inter.

En cualquier caso, disponer de Sergi Roberto en este tramo de competición antes del Mundial es un alivio para Xavi por su polivalencia y recursos que aporta al equipo. Hasta la fecha, en los cinco partidos que ha participado, en 144 minutos, ha marcado un gol y repartido otra asistencia.