El enorme riesgo de Dembélé y el 'caso Valdés'

HISTORIA SPORT

Si el jugador galo se rompiera se le podría venir abajo todo el 'chiringuito', pero obviamente no puede negarse a jugar si Xavi lo llama a filas

El portero de L'Hospitalet firmó un precontrato con el Mónaco que se rompió después de lesionarse de los ligamentos de la rodilla

Linares - FC Barcelona | Dembélé puso la tranquilidad con este gol desde fuera del área | RFEF

El aficionado barcelonista hace semanas que está harto de todo el circo alrededor de la situación contractual de Ousmane Dembélé. Cansado de ver cómo uno de los jugadores con más tirón entre la grada está jugando con todo el mundo y para nada correspondiendo a ese afecto. El galo lleva muchísimo tiempo tensando la cuerda con el Barça y dando largas a una oferta de renovación que ha tenido demasiadas 'bolas extras' por parte de un club culé que deseaba a todas luces la continuidad del de Vernon, pero que considera que ha puesto ya toda la carne en el asador.

Desde el pasado verano se venía avisando de que el extremo podía tener algún preacuerdo con algún club para poder incorporarse a partir del 1 de julio gratis y cobrando una suculenta prima. Que si el jugador quiere seguir, pero es el agente quien está apretando más porque quiere llevarse su 'tajada'. Que si Xavi y el Barça son la mejor opción para su futuro. Sea como sea, las opciones de que estampe su firma en un nuevo contrato en Barcelona son cada vez más remotas.

Ousmane sigue esperando al mejor postor. Pero mientras mantiene la incógnita incrementa el riesgo de que ocurra alguna fatalidad que lo eche todo al traste. Su historial con las lesiones provoca que, en caso de que continúe jugando a las órdenes de Xavi hasta que expire su vinculación, pueda romperse en cualquier momento y tirar por la borda el contrato de su vida.

Los detalles de la renovación de Dembélé con el Barça | RONDEANDO

EL MÓNACO DEJÓ TIRADO A VALDÉS

Algo que nos recuerda a aquella traumática salida de Valdés allá por 2014. Con muchos matices, por supuesto. Valdés avisó al club de que no tenía la intención de seguir y que quería vivir una nueva aventura. De cara. Dembélé, por su parte, en ningún momento ha sido transparente y la sensación es de falta de respeto total hacia la entidad.

Cabe recordar que Valdés tenía firmado un preacuerdo con el Mónaco por el que quedaba atado al conjunto del Principado desde el 1 de julio de 2014 y por cuatro temporadas. Pero una grave lesión de ligamentos provocó que el cuadro monegasco dejara tirado al de L'Hospitalet, que se quedó en la estacada. Ahí se inició un litigio del que no salió bien parado Valdés, cuya estrella no volvería a brillar.

Dembélé, a priori, no ha firmado ningún acuerdo ni preacuerdo y sigue tensando esperando la oferta definitiva que satisfaga su bolsillo y, sobre todo, el de su afamado representante. Pero cuanto más tiempo pase más riesgo tendrá esa apuesta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil