Una decisión que marcará la carrera de Philippe Coutinho

NOTICIA SPORT

Una decisión que marcará la carrera de Philippe Coutinho

Coutinho reapareció con el Barça frente al Bayern | Movistar

Si Coutinho decide quedarse en el Barça, sus opciones de ir al Mundial de Catar con la Seleçao se reducen a cero

Philippe necesita un nuevo emplazamiento con minutos de calidad para dar un nuevo rumbo a su trayectoria

Philippe Coutinho se encuentra en una encrucijada que necesita resolver positivamente en las próximas semanas, si no quiere pagar las consecuencias el resto de su carrera. Quedarse en el Barcelona hasta final de temporada (lo que se antojaría como un peligroso ataque de tozudez) le acarreará nefastas consecuencias deportivas durante los próximos años. Y si, en cambio, acaba saliendo en el mercado invernal, como desea el Barça, no puede permitirse el lujo de equivocare en su futuro destino. El brasileño, pues, no solo no tiene margen para el error, sino que necesita tomar decisiones estructurales en un tiempo récord.

La resolución sobre el futuro de Coutinho es multifactorial: va mucho más allá del de la necesidad que tiene la dirección deportiva del Barça, con Mateu Alemany a la cabeza, de dar salida a una de las fichas más altas de la plantilla, para abrir hueco en la masa salarial para las nuevas incorporaciones.

Philippe se juega este mes de enero mantener el status de ser un futbolista internacional por Brasil. Su seleccionador, Tite, que tiene una fe ciega en él, se lo llevó convocado en noviembre, donde no jugó ni un minuto en los dos partidos de clasificación para el Mundial ante Colombia y Argentina. El técnico gaucho le transmitió su apoyo y confianza y le dijo que lo esperaría para Catar 2022, siempre que recuperase su nivel. Y, para ello, claro, necesita jugar con asiduidad, algo que Xavi Hernández no le garantiza en el Barcelona. Cou es, hoy en día, suplente y los Gavi, Nico, Abde, Jutglà y compañía lo han superado.

Philippe Coutinho necesita jugar para estar en el Mundial de Catar

| Lucas Figuereido / CBF

EL MUNDIAL A LA PUERTA DE LA ESQUINA

Coutinho necesita un destino en el que se adapte de forma inmediata para seguir en el radar de la Seleçao. Por eso, la Premier League, donde triunfó con el Liverpool, y el Calcio, donde jugó en el Inter de Milán cuando dejó el Vasco da Gama, son dos escenarios que agradarían, y mucho, al mediapunta carioca. De momento, nada se ha concretado, pero Philippe está mucho más receptivo a escuchar ofertas y analizar escenarios que meses atrás.

En las últimas horas, varios medios ingleses insisten en que podría haber un intercambio de jugadores entre el Arsenal, que se desprendería de Aubameyang , y el Barcelona, que colocaría en la operación a dos de sus descartes, Coutinho y Umtiti.

UNA FICHA DE ACORDE A LA REALIDAD

Coutinho, que en junio cumplirá 30 años, ha fracasado en el Barcelona y no ha sido por falta de ganas y por la profesionalidad mostrada. Los números de la operación, ya sea el traspaso más caro de la historia del club, y su desorbitada ficha, absolutamente desfasada en la realidad actual del Barça, condicionan ahora el futuro del brasileño. Es una losa muy difícil de administrar, primero para el Barça, segundo para el jugador, y tercero para aquellos clubes que pueden mostrar interés en hacerse con sus servicios.

Cerrarse en banda para mantener sus emolumentos en Barcelona lo relegará aún más internacionalmente, porque el ostracismo que está viviendo en los últimos partidos con Xavi tiende a extenderse en el resto del curso.

El brasileño debe tragarse el orgullo. Ahora mismo, en la Navidad de 2021, no es un top mundial, como lo era en el Liverpool y cuando fue fichado por el Barça cuatro años atrás. Difícilmente encontrará un club (ni en la Premier League) que le garantice unos ingresos parecidos a los actuales, que fueron negociados en un escenario de despilfarro prepandémico.

Para relanzar su carrera, Coutinho necesita dar uno o dos pasos atrás, aceptar cuál es su status actual, tras la cesión al Bayern y una segunda etapa en Barcelona marcada por las lesiones y un rendimiento muy mediocre.

En verano, el jugador no quiso ni oír hablar sobre la posibilidad de una reducción de ficha. El baño de realidad de los últimos cinco meses invita a recapacitar, y aceptar unos emolumentos más propios a sus prestaciones futbolísticas.

El balón está en el tejado de Philippe y de sus agentes, que, en silencio, llevan llamando a todas las puertas posibles para intentar buscar un destino. Y, ahora, pensando únicamente en los intereses de su pupilo, es imprescindible un cambio de aires, para poner fin a la devaluación deportiva y económica que sufre el jugador carioca.