Cinco motivos para creer en Depay

El delantero se ha erigido como uno de los líderes de la selección neerlandesa, ya clasificada para los octavos de la Eurocopa

Jugador de carácter, líder de su equipo y flexible tácticamente, demostró que puede ser útil al proyecto de Koeman

El jugador holandés marcó un auténtico golazo ante el Angers | sport

Javier Giraldo - Amsterdam (Enviado Especial)

El cuarto fichaje del Barça para la temporada 2021/22 tiene nombre y apellido: Memphis Depay. El delantero neerlandés, que está disputando la Eurocopa con su selección (ya clasificada para los octavos de final) ha firmado como blaugrana durante las dos próximas temporadas: hasta la finalización de la campaña 2021/22.

El Barça ha atado su incorporación a coste cero, puesto que su contrato con el Olympique de Lyon finaliza el 30 de junio. La plantilla blaugrana suma pólvora para la próxima temporada con la llegada del neerlandés, sumada a la incorporación de Sergio 'Kun' Agüero.

1 - Un futbolista flexible

No es un delantero centro puro, pero tampoco un extremo. Se trata más bien de un híbrido entre ambos, un delantero nato pero capaz de jugar por la banda, preferentemente la izquierda. Se desenvuelve bien en ambas posiciones, y eso siempre es un valor añadido para jugar en un equipo como el Barça, que premia la polivalencia.

2 - Números a tener en cuenta

Depay acabó la temporada con el Lyon con 22 goles en 40 partidos. 20 de ellos en la Ligue 1, competición en la que solo le superó Mbappé, autor de 27 goles.

En la selección de los Países Bajos, sus cifras también son excelentes: 13 goles y 14 asistencias en sus últimos 21 partidos. Con 26 goles como internacional, ya está en el 'top 10' de goleadores históricos del combinado 'oranje'.

3 - Hambre de balón

Sin balón, Depay se diluye. A diferencia de otros futbolistas más posicionales, o de otros 'nueves' más estáticos que sobreviven fijando a los centrales y no necesitan mucho contacto con el balón, el neerlandés necesita estar en contacto con el cuero.

Por eso, si tiene que bajar al centro del campo a presionar o a recibir, lo hace. Una jugada en el Países Bajos - Ucrania lo definió a la perfección, en el minuto 12. Robó un balón perdido en campo propio y se plantó en el área rival tras sortear a varios rivales. Estuvo ágil y rápido. Su disparo, eso sí, lo rechazó el portero ucraniano. Habría sido un auténtico golazo.

4 - Un jugador de carácter

Holanda buscó la portería rival desde el primer minuto. En eso, es un equipo perfectamente reconocible: nada que reprocharle. Sin embargo, a veces peca de ser un equipo demasiado frío o apático, falto de líderes o de jugadores de carácter, pese a la personalidad de su capitán, Wijnaldum.

Depay es un futbolista carismático que no deja indiferente. En una acción aparentemente sin peligro, mientras se dirigía a sacar un córner, el '10' de Países Bajos se dirigió al público del Cruyff Arena para pedirles más ánimo, más calor. La gente reaccionó con más aplausos, participando en el partido como si de una gran final se tratase.

Depay es un jugador de muchas aristas, pero en los últimos meses conecta más que nunca con su afición. A veces es políticamente incorrecto, pero tiene carisma y una personalidad muy definida. No se arruga ante nada ni ante nadie.

5 - Comprometido y maduro

A sus 27 años, todo el mundo destaca que Depay ha alcanzado la madurez. Ya no es aquel adolescente excéntrico, hijo de una familia desestructurada que daba la nota cada dos por tres. "Sé que soy uno de los líderes de la selección y me gusta asumir ese rol: guiar a los más jóvenes, aconsejarles y ayudarles en todo lo que pueda", dijo hace dos días en la concentración de la 'oranje'.

Es uno de los capitanes del equipo y como tal, ha aprendido a ejercer de líder. Es una referencia para muchos jóvenes y la afición empieza a mirarlo con otros ojos. Ya no hay dudas ni recelo ni escepticismo sobre su figura.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil