Las lesiones frustran a Coutinho en su segundo intento de triunfar en el Barça

El fichaje más caro de la historia del club azulgrana, que ha vuelto a pasar por el quirófano, protagoniza el enésimo episodio decepcionante

El brasilño llegó lesionado en 2018 y la posibilidad de que se despida lesionado, ahora por un asunto de mayor gravedad, es cada vez más real

Coutinho, en el momento de su lesión
Coutinho, en el momento de su lesión | Valentí Enrich

El Barça y las rodillas, las rodillas y el Barça; esa relación que, desgraciadamente, no atraviesa su mejor momento. Philippe Coutinho ha vuelto a pasar por el quirófano para intentar poner fin de forma definitiva a sus problemas en la rodilla izquierda. El fichaje más caro de la historia del club, que sigue sin estar a la altura de las expectativas, se ha sometido a una nueva intervención, esta vez dirigida por Rodrigo Lasmar, médico de la selección brasileña. En principio, la operación solucionará sus problemas a corto plazo pero podría tener consecuencias en un futuro lejano.

Ha sido la tercera visita de Coutinho a la sala de operaciones para resolver el contratiempo que sufrió en el último partido de 2020, frente al Eibar en el Camp Nou. Más de un trimestre después de lesionarse, el jugador todavía se resiente de unos problemas que ya le han hecho perderse 24 encuentros del equipo de Ronald Koeman contando el de esta noche ante el Valladolid. Evidentemente, es el período de baja más longevo que ha vivido desde que aterrizó en el Camp Nou el 6 de enero de 2018 y que el barcelonismo, huérfano de liderazgo tras el adiós de Neymar, recibió su fichaje con la misma ilusión con la que los niños, exultantes, abren sus regalos el día de Reyes.

Cabe recordar, sin embargo, que pese al optimismo que acompañó su llegada, el brasileño firmó su contrato con el Barça con problemas en el muslo que aplazaron su debut unas semanas. No fue la mejor manera de empezar una aventura que no está siendo, ni por asomo, tan bonita ni placentera como todas las partes de la operación, Liverpool al margen, deseaban e incluso se imaginaban. Llegó lesionado y la posibilidad que se despida lesionado, ahora por un asunto de mayor gravedad, es cada vez más real. Aunque en lesiones de rodilla es algo arriesgado aventurarse a hacer pronósticos contundentes y definitivos, la temporada parece acabada para el futbolista. En verano, la dirección deportiva culé tendrá que decidir qué hacer con un jugador cuyo rendimiento ha sido decepcionante.

Un inicio esperanzador sin final feliz

Después de una cesión en el Bayern de sensaciones dispares, en la que una dolencia en el tobillo derecho lo apartó 64 días de los terrenos de juego, los caminos de Coutinho (sin mercado) y el Barça (sin dinero) se volvieron a encontrar. Tanto al jugador, que nunca se había caracterizado por sufrir excesivos contratiempos musculares, como al club azulgrana les interesaba que las cosas fueran mejor que en la primera etapa del extremo en el Camp Nou. Si faltaba algún ingrediente desagradable para empeorar un cóctel que ya no tenía buen gusto, no obstante, ese era el de las lesiones. Murphy y su ley han querido que así sea. Y es que antes de dañarse la rodilla, fue el bíceps femoral del muslo izquierdo el que frustró un inicio de temporada esperanzador, en el que jugó de titular en los primeros pasos del proyecto de Koeman.

Las lesiones han estropeado el segundo intento de Coutinho de triunfar en el Barça. En estos momentos, parece muy complicado que el brasileño tenga una tercera oportunidad para demostrar su calidad en un conjunto culé que, en 2021, se ha apoyado en la Masia y en jóvenes talentos como Pedri para redirigir su rumbo deportivo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil