Barça - Sevilla, el precedente al que aferrarse en la Copa

En 2019, los blaugrana ya superaron un 2-0 en la competición copera ante los hispalenses

La opción más factible de alzar algún título esta temporada pasa por remontarle el partido a los andaluces

Koeman: Ha sido nuestro mejor partido sin balón | Perform

Adrià Fernández

El Barça tiene un reto mayúsculo: remontarle un 2-0 al Sevilla en las semifinales de Copa. Han pasado tres semanas desde el partido de ida y los blaugrana confían en poder doblegar a los hispalenses. El miércoles, los de Ronald Koeman tendrán la posibilidad de conseguir un billete para la final de la competición del KO. Pero antes, deberán darle la vuelta al marcador y vivir otra noche mágica en el Camp Nou. Eso sí, sin la afición blaugrana que aúpe al equipo.

El Barça volvió el sábado al Sánchez-Pizjuán, escenario donde cosechó el 0-2 en la Copa el 10 de febrero. Y volvió a Barcelona con los tres puntos bajo el brazo, gracias al gol de Ousmane Dembélé a la media hora de partido y la sentencia de Leo Messi a cinco minutos de finalizar el encuentro. Dicho resultado serviría a los de Koeman para forzar la que sería la tercera prórroga en esta competición, tras las disputadas ante el Cornellà y el Granada.

Precedente para la esperanza

No hace falta tirar muy atrás en la hemeroteca para encontrar una situación parecida a la que está viviendo el Barça en la Copa. En la temporada 2018/19, los blaugrana cayeron por 2-0 en el Sánchez-Pizjuán ante un Sevilla, entonces entrenado por Pablo Machín. Entonces el partido correspondía a los cuartos de final y los goleadores de la noche fueron Sarabia y Ben Yedder. El once que alineó Ernesto Valverde en el partido de ida es el siguiente:

El once inicial del Barça en la ida de los cuartos de final de la Copa 2018/19

| Valentí Enrich

De aquella alineación quedan tres supervivientes y tan sólo han pasado dos años: Lenglet, Piqué y Sergi Roberto; y éste último será baja por una lesión en el recto anterior del muslo derecho. Quien también estará el miércoles sobre el terreno de juego es Rakitic, aunque lo hará como rival del Barça vistiendo la camiseta del Sevilla.

Para la vuelta, el 'txingurri' le lavó la cara al equipo y alineó un once de gala. Jordi Alba volvió al lateral izquierdo en detrimento de Semedo, que jugó a banda cambiada. En el centro del campo, entró Busquets en el lugar de Vidal. Arriba, en el tridente ofensivo, cambio total: de Aleñá, Boateng y Malcom a Messi, Suárez y Coutinho. Cambios que valieron una remontada.

En el partido de vuelta, otro gallo cantó

Los blaugrana se vistieron con el mono de trabajo y abrieron la lata antes del cuarto de hora de partido, obra de Coutinho desde los once metros. No tuvieron la misma suerte los andaluces, ya que a la media hora Cillessen le atajó una pena máxima a Banega. Del 1-1 al 2-0. Instantes después de que el argentino errase desde el punto de penalti, Rakitic puso la bota en el lugar justo para anotar el segundo gol del partido tras una brillante asistencia de Arthur.

El Barça celebra uno de los goles ante el Sevilla en la vuelta de los cuartos de la Copa 2018/19

| AFP

Ya en la segunda parte, en un minuto, el Barça amplió diferencias con dos goles: Coutinho, nuevamente, de cabeza y Sergi Roberto. A pesar del misil que envió Arana al fondo de la red para recortar distancias, Suárez y Messi se encargaron de sentenciar el partido en los últimos minutos con el 6-1 definitivo. Una noche memorable en el Camp Nou. El Barça alcanzó la final de la Copa aquella temporada, pero cayó ante el Valencia por 1-2.

¿Lo volverán a conseguir?

La opción más factible de alzar algún título esta temporada pasa por remontarle el partido al Sevilla en la Copa. En la competición doméstica, el Barça suma 53 puntos, cinco menos que el Atlético de Madrid, líder con 58 puntos y un partido menos. La distancia podría aumentarse, en caso de que los colchoneros ganen su partido atrasado, a ocho puntos. Una diferencia que, sumada a la regularidad de los de Simeone, hace que se antoje complicado que el Barça les arrebate el liderato.

En la Champions League, otro milagro debería obrarse. Los de Koeman cayeron estrepitosamente ante el Paris Saint-Germain por un doloroso 1-4 en la ida de los octavos de final. La vuelta de la competición europea será, exactamente, una semana después del partido ante el Sevilla: el 10 de marzo en el Parc des Princes. Por todo ello, la esperanza del equipo para no cerrar otro año en blanco pasa por remontar a los hispalenses y certificar un billete para la final de la competición del KO.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil