La nueva vida de Ivan Rakitic

Tras seis temporadas en el Barça, el croata ha regresado este año a Sevilla, la ciudad que le vio crecer

A principios de febrero superó la suma de minutos que disputó en toda la temporada pasada como blaugrana: 2.198' frente a 2.111'

El croata marcó el segundo gol del encuentro en una contra en la que superó con facilidad a un Umtiti que apenas pudo levantarse del suelo | RFEF

Se emancipó de la ciudad que le acogió a los 25 años con una Europa League bajo el brazo y ha regresado, a los 32, consagrado como una leyenda. Ivan Rakitic puso punto y aparte en su etapa como sevillista en el 2013 para afrontar el reto más ilusionante de su carrera: vestir la camiseta del Barça. Llegó para relevar a otra leyenda, Xavi Hernández, y rápidamente se hizo con el timón del centro del campo blaugrana.

Nacido en Suiza, pero con orígenes croatas, Rakitic llegó a la capital andaluza en 2010 de la mano de Monchi, tras su paso por el Basilea y el Schalke 04. Enamorado a primera vista de la ciudad, de la que acabaría siendo la madre de sus hijas y con un castellano más andaluz que La Giralda, el futuro del centrocampista en Nervión se antojaba, cuanto menos, prometedor.

Tras una primera temporada de adaptación, Rakitic fue cogiendo un rol cada vez más protagonista hasta convertirse en el pulmón del Pizjuán. Llegando desde segunda línea y dirigiendo al equipo como mediocentro, el croata eclosionó en sus dos últimas temporadas. 11 goles y 14 asistencias en la temporada 2012/13 y 15 goles y 18 asistencias en la siguiente campaña.

Se despidió de su afición alzando como capitán la tercera Europa League de la historia del Sevilla CF tras vencer en los penaltis al Benfica. No fue un adiós, más bien, un hasta pronto.

Indiscutible en la medular blaugrana

Logró que la afición no echase de menos a un mito del barcelonismo como es Xavi Hernández. En su primera temporada, y con el '4' a la espalda, Rakitic se hizo con un puesto fijo en el centro del campo, acompañado por Busquets e Iniesta. Diez días antes de cumplir un año como blaugrana, el croata fue una pieza fundamental para que el Barça alzase su segundo triplete de la historia. Suyo fue el primer gol del Barça en la final de la Champions ante la Juventus (1-3).

En seis temporadas en Can Barça, Rakitic disputó 310 partidos, perdiéndose únicamente 41 encuentros: nueve en la temporada 2014/15, cinco en la 2015/16, ocho en la 2016/17, cuatro en la 2017/18, seis en la 2018/19 y nueve en la 2019/20. Un motor incombustible.

Acostumbrado a ser una referencia más en ataque con la camiseta del Sevilla, en Barcelona retrasó su posición realizando un trabajo más ensombrecido. Sus cifras goleadoras fueron ligeramente inferiores a las conseguidas en la capital andaluza: como blaugrana anotó dos goles menos en dos temporadas más.

De protagonista a actor secundario

En sus cinco primeros años, no bajó ninguna temporada de los 50 partidos, a excepción de la última, en que disputó 42. La presencia de Sergi Roberto en el centro del campo, la llegada de De Jong y los coletazos de Arturo Vidal hicieron que el croata fuese a menos en su último año como blaugrana.

Su papel fue cada vez más secundario y la 'purga' tras el 2-8 ante el Bayern de Múnich en los cuartos de final de la Champions League le obligó a hacer las maletas. Cerró una etapa como blaugrana mucho más exitosa de lo que seguro que se imaginaba: 13 títulos lo atestiguan. De hecho, es el cuarto extranjero que más partidos ha disputado con la camiseta del Barça (310), por detrás de Messi (762 y subiendo), Alves (391) y Mascherano (334). Superando a leyendas como Cocu, Koeman, Kluivert, Kubala o Stoichkov.

De vuelta a casa

Su futuro tras abandonar el Camp Nou no podía ser otro que, nuevamente, Sevilla. Llegó el pasado 1 de septiembre a razón de 1,5 millones de euros más variables. Esta temporada está viviendo una segunda juventud. El hijo pródigo del Pizjuán, ahora con el '10' a la espalda vuelve a ser indiscutible. A principios de febrero superó la suma de minutos que disputó en toda la temporada pasada con el Barça: 2.198' frente a 2.111'.

Este sábado volverá a verse las caras con el Barça por tercera vez esta temporada. Se ha enfrentado nueve veces al Barça y tan sólo ha conseguido una victoria, la de la ida de las semifinales de Copa de esta temporada (2-0). El resto: tres empates y cinco derrotas. Por si fuera poco, Rakitic volverá al Camp Nou para disputar la vuelta de las semifinales de Copa este próximo miércoles. El estadio que coreó tantas ocasiones su nombre, volverá a enmudecer en su regreso.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil