El Barça prepara una ambiciosa operación salida para poder fichar

El club contempla salidas por más de 120 millones de euros. De los cedidos solo volverá Abde

Se escucharán ofertas por la mayoría de la plantilla. Habrá pocos intocables

Mateu: "¿Messi? El futuro nunca se sabe"

@vamos

L. Miguelsanz

L. Miguelsanz

La dolorosa derrota ante el Madrid ha reafirmado la necesidad de realizar una segunda revolución en la plantilla para poder competir al máximo nivel con total garantía. El Barça necesita fichar a jugadores contrastados, pero para ello necesitará vender. El plan de viabilidad que esperan que sea aprobado por LaLiga contempla fuertes ingresos por traspasos y la operación salida lleva semanas gestándose. El club escuchará ofertas por muchos jugadores de la actual plantilla y el área deportiva y el cuerpo técnico acabarán deciciendo aunque la prioridad es que salgan los que menos minutos tengan.

El Barça aspira a ingresar más de 120 millones de euros. Algunos ya están pactados como la venta obligada de Trincao y otros van en camino como el traspaso definitivo de Lenglet al Tottenham. De hecho, el club blaugrana contempla que solo Abde regrese tras su cesión mientras que pondrá en el mercado a los otros futbolistas a préstamo. Hay mucho optimismo con una venta, aunque sea mínima, de Umtiti y jugadores como Nico tienen ya clubs detrás de él. En los casos que no se pueda formalizar una salida definitiva, se apostará nuevamente por cesiones para ahorrar salarios.

Los ingresos por estas salidas no van a ser suficientes para el Barça, por lo que se escucharán propuestas por jugadores de la actual primera plantilla. El presidente, Joan Laporta, ya advirtió hace semanas que habría ventas aunque apuntó a los futbolistas que tienen menos minutos. Y en estos casos es evidente que los nombres de Ferran Torres, Jordi Alba y Ansu Fati están en boca de todos, pero no por ello se puede dar por segura su marcha. Todo dependerá de acuerdo con los futbolistas y, sobre todo, que lleguen ofertas importantes que hagan viable la venta dando beneficios a la entidad.

En el área deportiva, el director de fútbol, Mateu Alemany, ha ido sondeando a todos los agentes de los futbolistas del primer equipo para saber si les van a llegar ofertas. Van a analizar caso por caso para tomar decisiones con el objetivo de fortalecer económicamente el club e intentar que el equipo no salga perjudicado económicamente. Ya hace semanas que el club tiene claro que Christensen maneja el interés de varios equipos de la Premier y habrá que ver cómo acaba todo. El Barça también ya tiene claro que podría recuperar el dinero invertido por Raphinha en el caso de necesidad.

Para poder fichar y para poder inscribir a los jugadores renovados como Gavi, Araujo o previsiblemente Balde, habrá que vender. No queda otra. Y en el club blaugrana son conscientes de que podría darse alguna salida indeseada. Pese a todo, hay líneas rojas que no se quieren cruzar como son los casos de Pedri, Gavi, Araujo o Frenkie de Jong. Tiene pinta que va a ser un verano muy movido y en el Barça esperan que el equipo salga mucho más fortalecido de este mercado de verano.