Badiashile, el central que gusta al área deportiva

Badiashile, el central que gusta al área deportiva

El Barça se lanza al mercado low cost | Marta Fernández

Xavi quiere sí o sí a Koundé, pero el club preferiría un central de perfil zurdo

El futbolista del Mónaco encandila a media Europa y podría ser un gran fichaje de futuro

En el Barça se han planteado un escenario de máximos en cuanto a fichajes, pero también son conscientes que igual no todo va a ser posible. Y la prioridad máxima tanto de Xavi como del área deportiva es construir un ataque letal con la continuidad de Dembélé y los fichajes de Raphinha y Lewandowski.

La necesidad recomienda traer a dos laterales y la posición de central para Xavi es innegociable, pero en el área deportiva se ve prácticamente cubierta. Y aquí hay debate. El entrenador apuesta ciegamente por Koundé como fichaje estratégico y está apretando para que el Barça lo firme, pero en el área deportiva saben que el Sevilla no rebaja precio y entienden que, quizás, sería mejor invertir por un central de perfil zurdo.

Es por ello que en su momento entró la opción de Koulibaky, más asequible que Koundé, pero se trata de un central diestro que juega por la izquierda. Los ejecutivos verían mejor, si hay dinero, traer a un zurdo para completar la nómina de los cuatro diestros que están en plantilla. Y aquí, el sueño casi imposible este verano es el francés del Mónaco Benoit Badiashile, un defensor que está en la mesa de todas las grandes secretarías técnicas del fútbol europeo.

Badiashile tiene 21 años y es una auténtica bomba de central. Físicamente imponente y con buena técnica, ha sido el central revelación de la Ligue1, pero el gran handicap será su tasación. El Mónaco ha vendido a Tchouaméni al Madrid por un dineral y no tienen necesidad alguna de dar salidas. La única realidad es que el mercado no ofrece centrales zurdos de garantías y todo indica que De Ligt, futbolista que se ofreció al Barça en enero, va a salir de la Juventus por un dineral que el club blaugrana ni quiere ni puede igualar. Laporte es otro de los perfiles que encajaría pero también es caro.

A día de hoy la apuesta válida sigue siendo Koundé, mientras que el interés por Koulibaly se ha enfriado a pesar de tener también el OK deportivo de Xavi. Y la opción Badiashile se mira de reojo. Para ahora es casi imposible, pero si sigue en Mónaco y el Barça acaba sin firmar un central de primer nivel, puede estar en la ‘pole position’. Acaba su contrato en Mónaco en el 2024 por lo que si no renueva, es carne de mercado en el 2023. 

Se vienen decisiones importantes, aunque los primeros fichajes que caerán son los de arriba. A partir de ahí, y con el dinero que quede, se optará o no a reforzar la posición de central. Koundé no vendrá por 65 millones de euros, aunque si hay rebaja, todo se podría reconducir. Pero la cosa no debe estar tan clara cuando el área deportiva mira perfiles zurdos.

Temas