Sport.es Menú

Así combinó el tridente contra el Villarreal

Suárez y Messi buscaron a Griezmann con nueve pases entre los dos al francés

Con Dembélé y Ansu el equipo recuperó la figura de los extremos abiertos

Así combinó el tridente contra el Villarreal
Así combinó el tridente contra el Villarreal | sport

Las lesiones están impidiendo que el teórico tridente titular del Barça se consolide en este arranque de temporada. Solo Griezmann está jugando con regularidad, pero la primera mitad ante el Villarreal dejó entrever algunas dinámicas que podrán tener continuidad en los próximos meses. 

Griezmann marcó un gran gol de cabeza en un córner lanzado por Messi y el argentino trató de involucrar al francés en el juego del equipo. Lo hizo dando cinco pases al ex del Atlético, tal y como reflejan los números de 'LaTdT'. Tres más que a Suárez, al que buscó en dos ocasiones en los primeros 45 minutos. También el uruguayo conectó con Griezmann, con cuatro pases para el francés. 

Valverde está buscando un contexto que permita a los tres jugadores exhibir su mejor versión. De momento, está apostando por el clásico 4-3-3 con Suárez como ariete, Messi como falso extremo derecho y Griezmann por la izquierda cuando los tres coinciden el campo. Además cuando el equipo no tiene el balón es habitual ver a Griezmann caer a la altura de los centrocampistas formando un 4-4-2 para defender.

Un escenario flexible, porque en algunos momentos el dibujo fue más un 4-3-1-2, un dibujo que permite a Messi jugar como '10' y a Griezmann conectar con Suárez

Cuando eso ocurre son los laterales los que tratan de dar amplitud al equipo. Ante el Villarreal también Sergi Roberto ocupó el espacio que Messi deja en la banda derecha cuando juega más centrado. 

Griezmann celebra con Messi el primer gol al Villarreal | Valentí Enrich

Griezmann dio dos pases a Messi y siete a Suárez ante el conjunto de Javier Calleja. Pero la lesión de Messi cambió un poco la estructura del equipo. "Sabía que me iba a costar pero que iba a mejorar en cada partido. No esto tan mal. Llevo tres goles y este es el camino. Trabajar por el equipo y si vienen goles y asistencias mejor", señaló Griezmann tras el encuentro.

Con la entrada de Dembélé, que buscó hasta en cuatro ocasiones en la segunda parte a Griezmann, el Barça recuperó la figura de un extremo más clásico. Una tendencia que  creció con la entrada de Ansu Fati por Suárez

Con el canterano en el campo Griezmann pasó a jugar de nueve y el Barça con dos extremos. Una situación que le está sentando bien al equipo.

En parte porque Ansu y Dembélé son jugadores que se encuentran más cómodos en el uno contra uno que Griezmann, un jugador que busca soluciones sobre todo a partir del juego de asociación. 

"Los delanteros deben encarar. Están para eso. Combinamos para dejar al delantero en situaciones de uno contra uno. Es Ansu, es Carles Pérez, es Messi, es Dembélé, es Luis Suárez... Son ellos los que deben hacerlo. Los regateadores son escasos, te dan mucho", recordó Valverde.

En el caso de Ansu, no necesito los pases de Griezmann y Dembélé para ser decisivo. Lo buscaron tanto Junior como Arthur y él mismo fue capaz de crearse sus propias situaciones de peligro con el atrevimiento que ha ido mostrando desde que debutó. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil