Sport.es Menú
Estadio Barça Minuto
Sevilla

Sevilla

0 - 5

Final - Copa del Rey 2017 - 2018 21 de abril Hora: 21:30h

FC Barcelona

FC Barcelona

Exhibición del Barça con una manita de goles y... ¡póquer de Copas!

El equipo de Valverde sentenció la final en la primera parte: 0-3 con doblete de Suárez y gol de Messi

En la segunda mitad Iniesta firmó un golazo en su última final con el FC Barcelona. También marcó Coutinho, de penalti

Andrés Iniesta anotó el cuarto tanto del encuentro | Radio Estadio

Festival azulgrana en el Wanda Metropolitano. El equipo de Valverde se impuso 0-5 al Sevilla con total autoridad y se aseguró el doblete, el octavo de su historia. Cayó la Copa este sábado y la Liga lo hará en breve. En el partido más importante de la temporada, el equipo azulgrana no falló y dio una gran alegría a su hinchada con un fútbol infinitamente superior al del Sevilla. Una final sin nervios. Un lujo.

SFC

0-5

FCB

Sevilla FC

David Soria; Jesús Navas, Mercado, Lenglet, Escudero (c); N'Zonzi, Banega; Sarabia (Layún, m. 82), Franco Vázquez (Nolito, m. 86), Correa (Sandro, m. 46); y Muriel.

FC Barcelona

Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Coutinho (Dembélé, m. 82), Rakitic, Busquets (Paulinho, m. 76), Iniesta (c) (Denis Suárez, m. 88); Messi y Suárez.

Goles

0-1, Suárez (m. 14). Con la derecha, por alto, cazando un servicio de Coutinho tras una jugada iniciada por Cillessen. 0-2, Messi (m. 31). Con la zurda, por alto, después de una asistencia de Jordi Alba con el tacón. 0-3, Suárez (m. 40). Cruza con la derecha ante el portero, desde dentro del áera, después de una asistencia vertical de Messi. 0-4, Iniesta (m. 52). Con la derecha, desde dentro del área, tras combinar con Messi y regatear a David Soria. 0-5, Coutinho (m. 69). De penalti. Manos de Lenglet dentro del área. El brasileño lo convirtió con la derecha, engañando al portero.

Árbitro

Jesús Gil Manzano (extremeño). Mostró tarjetas amarilas a Mercado (m. 34) por derribar a Suárez, a Escudero (m. 38) por agarrar a Messi del pantalón y derribarlo en una contra, a Iniesta (m. 67) por protestar una falta que no le pitaron, a Franco Vázquez y Busquets (m. 74) por discutir después de una dura entrada del segundo al primero.

Incidencias

Partido correspondiente a la final de la Copa del Rey 2017-18 disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid ante unos 67.000 espectadores.

El Barça empezó la final con un guión ganador. Dominó el juego, presionó arriba con intensidad, anticipación y jugó los primeros minutos en campo sevillista. Con paciencia, toque, combinaciones y posesiones largas. Generando poco, pero llevando peligro. La primera oportunidad la firmó Messi en un lanzamiento de falta (de Escudero sobre Suárez). Pese a estar muy lejos, el argentino exigió lo mejor de David Soria para sacar la mano izquierda y ceder el primer córner del partido.

Jugando así los frutos tenían que llegar. Y lo hicieron más pronto que tarde. Cillessen, en el primer balón que tocó (minuto 12 con 50 segundos) lanzó largo para Coutinho, que controló y se fue por velocidad hacia el marco andaluz. Llegó hasta la línea de fondo y desde allí, después de atraer y sentar al portero y a Escudero, tocó con gran calidad para Suárez que, a contrapié, cazó el balón con la derecha y por alto lo impulsó hasta el fondo de la red.

Reacción andaluza insuficiente

El Barça tenía el partido donde quería y siguió aprovechando los espacios dejados por el rival, que dio un paso hacia adelante para contrarrestar el marcador. De todas formas, el Sevilla se sacudió la presión azulgrana y empezó a acercarse al área de Cillessen con balones aéreos y un disparo de Correa que remató defectuosamente. Poco después, en el minuto 23, un centro de Jesús Navas no encontró rematador.

Sin embargo, cuando más apretaba el Sevilla, el Barça mostró los dientes y su apetito por ganar la Copa del Rey. Así, Iniesta envió un disparo en la parte inferior del larguero en el minuto 28 y, en el 31, Messi anotó el 0-2 con un zurdazo por alto después de recibir una asistencia de Jordi Alba con el tacón.

Doblete de Suárez

Acto seguido el juez de línea pitó un fuera de juego inexistente a Messi y, después de dos amarillas, una a Mercado por bajar a Suárez y otra a Escudero por agarrar a Messi cuando se iba hacia el marco andaluz -pudo ser roja-, llegó el 0-3 (minuto 40) en una combinación entre Messi y Suárez que el uruguayo cruzó lejos del alcance de David Soria para el doblete. El Barça alcanzó el descanso tras unos 45 minutos perfectos.

La alegría de Luis Suárez tras anotar el 0-1 | AFP

La segunda parte empezó con el Sevilla más cerca del área azulgrana, pero con un Barça más largo para aprovechar los espacios dejados por el equipo de Montella, que dejó a Correa en la caseta y dio entrada al ex azulgrana Sandro.

El Barça, sin prisa, fue a lo suyo: a combinar y presionar. Y en un robo llegó el 0-4, obra de Iniesta después de una asistencia de Messi. El capitán se dio el lujo de regatear al portero dentro del área y anotar con la derecha. Un gol de bellísima factura.

Muy cerca del quinto

A partir de ahí el Sevilla se hizo pequeño y se quedó sin respuesta. El Barça, a lo suyo, combinando para generar peligro. Y lo creó. Suárez primero y Umtiti después, en la misma jugada, rozaron el quinto en el minuto 55. Y Busquets, en un disparo desde la larga distancia en el 62, que el porteroo envió a córner, también.

Cillessen, que intervino muy poco, lo hizo de forma decisiva en el minuto 64 para evitar el primer gol del Sevilla. El holandés sacó con los pies un disparo de Sandro en una contra andaluza.

...Y llegó la 'manita'

El equipo de Valverde, que hacía lo que quería y jugaba con total autoridad, llegó a la 'manita' en el minuto 69. Lenglet tocó con el brazo derecho el esférico dentro del área y, pese a seguir la jugada y anotar Coutinho, el árbitro pitó penalti. El propio Coutinho, tras cederle Messi el lanzamiento, hizo subir el quinto.

El partido tuvo algunos brotes de dureza, pero ahí se quedó. Fue languideciendo hasta el final. Con un Sevilla en busca del gol del honor y un Barça que todavía gozó de más oportunidades para marcar. Iniesta fue sustituido por Denis y ovacionado, Se fue emocionado. Era su última final. Las lágrimas que derramó en el banquillo así lo aseguraron. Al final, 0-5 y póquer de títulos consecutivos de Copa para el Barça, algo que no se veía desde 1933.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil