¿Cuándo tengo que cambiar la bicicleta?

¿Cuándo tengo que cambiar la bicicleta?

Compartir
cambiar de bicicleta

Comprar una bicicleta siempre es una decisión complicada y que nunca se debería tomar a la ligera. El catálogo y la oferta actual es enorme y a las diferencias tecnológicas, de precio o de geometría hay que sumarle las preferencias de cada uno por la moda y las tendencias actuales del mercado. Este último punto es, en la mayoría de ocasiones, el que nos incentiva a cambiar la bicicleta.

Cambiar de pareja no es fácil. La estimación no llega en dos días y se requiere de cierto tiempo para consolidar la relación y olvidar al anterior amor. Las preguntas en forma de duda se suceden; ¿Cuándo tengo que finalizar la relación?, ¿estoy preparado para cambiar de bicicleta? ¿cuánto dinero debería gastarme? ¿realmente es momento de cambiar de bicicleta?

Si hace poco os dejé una guia con 9 errores que debes evitar al comprar una bicicleta   otra de como comprar una bicicleta de segunda mano en Wallapop, hoy toca hablar del momento oportuno para cambiar la bicicleta.

Cambiar la bicicleta: ¿cuándo y por qué?

Tan importante como comprar una bicicleta es saber cuándo ha llegado el momento de cambiarla. Las bicicletas no son un objeto de usar y tirar pero si le damos un uso rutinario tampoco van a durar toda la vida. Precisamente este uso, la exigencia de la ruta, el mantenimiento, las innovaciones tecnológicas o tus posibles problemas de salud van a ser aspectos que condicionarán la vida útil de la bicicleta. A continuación, voy a dejar una serie de tips que a más de uno de le servirán como guía para valorar el cambio de bicicleta.

-Desfase tecnológico: este primer punto es para mí uno de los más importantes. El mundo del ciclismo y la mecánica siguen evolucionando y los cambios se suceden. Afortunadamente es difícil ver como en un par de años una bicicleta queda desfasada. Sin embargo, la llegada de las MTB de 29” o la aparición de los frenos de disco y el cambio electrónico ha dejado con un palmo de narices a más de un ciclista.

Conviene estar atentos a la información que corre por el sector y a los blogs  de internet especializados. De esta forma nos ahorramos lo de llevarnos una sorpresa apenas tres meses después de formalizar la compra. No te olvides de que los comercios y las marcas tienen unos intereses económicos que van más allá del interés y la felicidad del cliente. En ocasiones es habitual ver cómo determinadas marcas “revientan” precios con bicicletas que tienen un exceso de stock. Mucho ojo con las compras compulsivas y los descuentos “irresistibles”.

-Coste de la reparación: con el paso del tiempo es normal que tu bicicleta visite el taller más a menudo. Los componentes sufren un desgaste y esto implica que las reparaciones empiecen a llegar periódicamente.

No pasa nada si tienes que dejar la bicicleta en el taller dos semanas consecutivas. Las reparaciones a veces van por rachas así que tampoco te lo tomes todo como un señal divina de advertencia. Lo que sí debería preocuparte es el desembolso económico de estas.

comprar nueva bicicleta

Nunca deberías gastarte más dinero del valor actual de la bicicleta. Date cuenta de que las bicicletas también sufren una pérdida importante de valor con el paso de los años. Afortunadamente su caída no es tan grande como la del sector del automóvil, pero si llegan cambios tecnológicos importantes su valor caerá en picado.

Es importante conocer en todo momento el valor de mercado de nuestra bicicleta. Visitando portales de compra venda de segunda mano tendremos una idea del dinero máximo que podemos invertir en mecánica y reparaciones. Tampoco tiene mucho sentido que te mates a cambiar componentes si tu bicicleta empieza a tener los días contados. Los componentes siempre salen proporcionalmente más económicos si nos hacemos con toda una bicicleta nueva.

-Salud y comodidad: los que llevamos años pedaleando sabemos perfectamente que hay que tener mucho cuidado con las lesiones. La postura encima de la bicicleta es sumamente importante, y más allá de la altura del sillín existen una serie de aspectos biomecánicos que conviene tener muy en cuenta para asegurarnos una actividad deportiva no lesiva. Más de un ciclista se ha visto obligado a cambiar de bicicleta antes de tiempo fruto de un problema en la espalda o en las cervicales. Como ciclista debes priorizar siempre aquellas bicicletas que mejor se adapten a tu condición física y a tus necesidades. El estudio previo de la geometría te será de gran ayuda para no darte con un canto en los dientes y encontrar una bicicleta adecuada.

-Uso: este punto va directamente relacionado con el anterior. Nada tiene que ver la necesidad de un ciclista que compite con la de un cicloturista que se limita a montar en bicicleta por placer y diversión. El primero necesitará una geometría y una bicicleta mucho más agresiva, mientras que al segundo le vendrá mejor una bicicleta catalogada de “gran fondo”. Lo mismo sucede con el MTB o el gravel. Es probable que si estas reestructurando tus salidas o has cambiado de grupeta de entrenamiento también te toque cambiar de bicicleta.

Tú mismo serás el encargado de hacer un ejercicio de reflexión y dictaminar que uso le vas a dar a la bicicleta en los próximos años. Si tienes en mente hacer una ruta de bikepacking es absurdo que sigas mirando catálogos con bicicletas aero.

-Aparición de ofertas: si anteriormente os enseñaba la parte negativa y peligrosa de las ofertas, ahora me gustaría destacar la parte positiva.

La oferta de bicicletas es enorme y tanto las marcas como los distribuidores tienen que luchar codo con codo para mantener su posición en el mercado. Esto implica que la agresividad de precios se traduce en la llegada de ofertas periódicas de gran interés. Es importante que permanezcas atento a novedades de este tipo ya que una buena oferta puede llegar a ser el factor determinante para cambiar de bicicleta. Los catálogos y los diseños de las marcas cambian anualmente y esto les lleva en ocasiones a “regalar” bicicletas del año anterior. Si encuentras un buen comprador para tu anterior bicicleta y encima pillas una buena oferta tal vez sea el momento oportuno de cambiar de bicicleta.


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad