Frenos de disco o de zapata. Guía de compra y opinión.

Frenos de disco o de zapata. Guía de compra y opinión.

Compartir
frenos de disco o de zapata opinion

A la hora de comprar una bicicleta de carretera muchos son los ciclistas a los que les vienen temblores cuando toca elegir el sistema de freno. Los frenos de disco están de moda y parece que si estás valorando seriamente la opción de renovar tu vieja bicicleta todos los catálogos comerciales te empujan hacia la compra de este sistema.

“Los frenos de zapata son cosa del pasado”, “el disco frena mejor”, “todo esto es una estrategia de venta”, “el freno de disco es mejor que la zapata”…..es probable que hayas oído opiniones de todo tipo en referencia a este tema. Todo el mundo se ve capacitado para hablar y la mayoría de ciclistas, por alguna razón que desconozco, se sienten especialmente cómodos a la hora de asesorar gratuitamente a los compañeros de grupeta.

Deja cantar a los que no se van a rascar el bolsillo y olvídate por completo de todo lo que haya llegado a tus oídos hasta el momento.

El equipo de la Bolsa del Corredor somos gente resolutiva y por esto motivo hemos confeccionado una guía de compra con los pros, contras y una fundamentada opinión acerca del freno de disco y el freno de zapata. Como tú mismo podrás comprobar ni el freno de disco es la panacea que algunos afirman haber encontrado ni el freno de zapata está condenado al retiro.

Verdades y mentiras acerca del freno de disco

Llega el momento de poner en jaque y en cuestión todo lo que se comenta en las tiendas y clubes de ciclismo. Toca hablar alto y claro de esta movida que tantas discrepancias está generando entre la comunidad de las dos ruedas. Para ello nada mejor que afirmar o desmentir algunos mitos que corren por las redes a ritmo de vértigo.

-El freno de disco es mejor:  Afirmar que el freno de disco siempre es mejor que el de zapata es un tanto atrevido. La calidad de frenado es mejor y con la carretera mojada no hay color respecto a una bicicleta convencional. Sin embargo, afirmar todo esto con rotundidad puede resultar descabellado ya que el freno de zapata conserva importantes atributos que aparecen todavía como una ventaja competitiva. El peso o el precio son un buen ejemplo de ello. En una valoración global quizá sea cierto que el disco sale beneficiado, pero no podemos afirmar esto sin añadir al argumento importantes matices.

bicicleta con frenos de disco
Cada vez es más habitual ver a bicicletas y ciclistas profesionales con frenos de disco / Foto: Bahrain McLaren

-El freno de disco es más caro: Rotundamente sí. A misma calidad de producto los frenos de disco son más caros que los de pastilla o zapata. Echar un vistazo al catálogo de Shimano es más que suficiente para darse cuenta de que un juego de frenos de disco sale bastante más caro que uno con puentes de freno. La diferencia de precio cada vez es menor y los fabricantes parece que están haciendo verdaderos esfuerzos para ofrecer precios competitivos que justifiquen este nuevo sistema más allá de un tema estrictamente comercial.

-Los discos son peligrosos: La llega al pelotón profesional causó una gran polémica por el riesgo asociado que conlleva el uso de los frenos de disco. Físicamente se trata de un elemento que puede llegar a resultar cortante en caso de caída, pero creo que esta no debería ser una variable que pueda condicionar nuestra elección. Las caídas ya de por sí son peligrosas así que no conviene pensar más allá. Te aseguro que si te ves inmerso en una montonera lo que menos va a preocuparte serán los frenos de disco.

-El freno de disco es más pesado: Montar una bicicleta con frenos de disco evidentemente se traduce en un incremento de peso en la bicicleta. Si eres de los que se obsesiona con la relación peso potencia lo mejor es que montes un sistema con puentes de freno convencionales. La zapata pesa menos que el disco y es más fácil conseguir una bicicleta ligera.

-Con lluvia la zapata no frena: Todos los ciclistas hemos vivido la nefasta experiencia de tener que rodar bajo la lluvia. El asfalto mojado es una auténtica pista de patinaje y al freno de zapata le cuesta una barbaridad frenar la bicicleta. Si tienes que trazar curvas en mojado no hay ninguna duda de que el freno de disco es infinitamente mejor.

-El disco dura menos: la gente dice que el disco necesita de más mantenimiento. Esto puede ser cierto a nivel de ajuste pero te aseguro que en cuanto a durabilidad se refiere unas pastillas de freno convencionales duran menos que las de disco. Si sales a rodar en mojado el disco no gasta ni la mitad de lo que lo hacen unos puentes de freno.

-El disco es más rígido: Decir que el disco hace la bicicleta más rígida es una absoluta tontería. Lo que hace más rígida a la bicicleta son los ejes pasantes. Un sistema que incorporan prácticamente todas las bicicletas con freno de disco y que resulta de gran beneficio para el rendimiento del ciclista.

Freno de disco o de zapata ¿Qué es mejor, y por qué?

Cierto es que el freno de disco tiene incuestionables ventajas. En términos objetivos la calidad de frenada es mucho mejor. Resulta más fácil reducir la velocidad y se requiere de menos tiempo para detener la bicicleta.

Además, en condiciones climatológicas adversas el disco mantiene intactas sus prestaciones. Los frenos de llanta acostumbran a presentar serios problemas cuando la carretera está mojada y para países donde llueve habitualmente el freno de disco puede ser más recomendable. Si vives en un clima seco y soleado no veo la necesidad de pagar la diferencia de precio.

Precisamente en este último punto llega otro tema importante para la conclusión. El freno de disco es más caro y en mi opinión, únicamente será justificada su compra cuando no se vean alterados los componentes.

frenois de disco son mejores bicicleta
Si no todos los profesionales, eligen disco, será por algo? Foto: Astana Team

Con esto me refiero a que no veo mucho sentido a comprar una bicicleta con frenos de disco si esto implica tener que renunciar a un mejor grupo o a unas ruedas con mejores prestaciones por una cuestión de presupuesto. Mi recomendación es que empieces a valorar seriamente la compra de los discos si tu presupuesto es superior a los 2500-3000 euros. Para un rango de precio inferior lo mejor es que te centres en los componentes y los accesorios de la bicicleta.

Las marcas cada vez ofrecen precios más competitivos pero la diferencia de precio sigue siendo significativa y por lo tanto debe ser considerara como una variable a tener en cuenta.

Otro tema que es claramente favorable a los frenos de disco es la rigidez. Para mi este es el gran avance tecnológico y el gran atractivo del disco. Los ejes pasantes dan un punto extra de rigidez a la bicicleta y a nivel de transmisión de potencia y aprovechamiento de fuerzas las bicicletas con disco siguen estando dos puntos por encima. De aquí que los mejores sprinters del mundo utilizan desde hace algunos años bicicletas aero con frenos de disco.

En cuanto al peso todo dependerá del uso que le vayas a dar a la bicicleta. Si eres un cicloturista al que no le importan las marcas y que disfruta del ciclismo de una forma no competitiva los frenos de disco son una magnífica inversión. Por contra si eres un ciclista que compite o que tiene en mente la consecución de determinados objetivos y no tiene un presupuesto muy grande puede que quedarte con los frenos de zapata sea la mejor elección. Además de una buena cantidad de dinero, te ahorrarás unos gramos de más que siempre vienen bien cuando la carretera pica para arriba.

Finalmente, únicamente queda por valorar el tema estético. Los diseños con freno de disco están cada vez más trabajados y las bicicletas aerodinámicas con disco son un auténtico placer visual. La estética también es relativa. Si te gustan las bicicletas finas, elegantes y de perfil escalador quizá el disco no sea lo adecuado, pero si buscas un montaje agresivo, llamativo y rodador no te lo pienses más y échate de cabeza hacia este sistema.

Y tú… ¿eres más de freno de disco o de sistema convencional? Haznos llegar tu opinión a través de los comentarios.

Te puede interesar...

Deja un comentario

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad