Inicio Brooks Brooks Glycerin 19

Brooks Glycerin 19

Brooks Glycerin 19 review

Ya tenemos el análisis de Brooks Glycerin 19, la última entrega de este modelo de Running para entrenamiento diario que se caracteriza por tener una gran amortiguación y una comodidad de uso excepcional.

Brooks es una marca americana que destaca por no dedicarse a otros deportes y estar centrada única y exclusivamente en material destinado a la carrera a pie. Aunque no siempre fue así… Esta marca centenaria comenzó con zapatillas de ballet y de baño, fue ampliando con material para béisbol, patinaje, fútbol… hasta que en 2001 un sorprendente golpe de timón en la compañía hizo desprenderse de todos los negocios para centrarse única y exclusivamente en el mundo del Running.

Y eso, centrarse exclusivamente en el running, no les ha ido mal. Así se llega a hasta este 2021 que lo comienzan con la irrupción de Glycerin 19, dentro del segmento de zapatillas para asfalto para pisada neutra o plantillera, y enfocada principalmente a quienes les gusta correr de manera cómoda y hacerlo tantas veces como desee y en todas las distancias.

El momento es ideal, sobre todo para quienes sean tan optimistas como los creadores del Run Happy, y ahora mismo estén pensando en el camino de preparación de esa media maratón o maratón. Sí, ya de nuevo con dorsales en el pecho y quemando etapas (entrenamientos) con esta Glycerin 19… Y quien sabe, si llevándosela también el día “D”, si para ese día sigue primando su gran gestión de la amortiguación y el confort de utilización, que para “volar” al máximo ya hay modelos preparados para ello, como precisamente Brooks Hyperion Elite 2, incluso equipada con una placa de fibra de carbono en su interior.

Pero para correr suavemente amortiguado y con gran confortabilidad, Glycerin 19 echa mano del material DNA LOFT, el más suave que ha fabricado nunca Brooks y destinado a una mediasuela que gana en material. Y no lo digo por el compuesto en sí mismo, sino por la cantidad, ya que los de Seattle han decidido meterle más: hacer crecer la mediasuela para acentuar aún más estas dos características.

La otra parte con cambios más visibles de la nueva Glycerin es el upper, ya que Brooks ha intentado mejorar el ajuste de Glycerin 18, quizás la parte donde más era posible avanzar en un modelo bastante logrado después de dos décadas ya. ¡Ojo! Y en el peso. A pesar de meterle más DNA LOFT a la mediasuela, los retoques han permitido bajar de los 300gr hasta los 289gr actuales (eso en el acabado de hombre) y de los 268gr hasta los 255gr (en el de mujer).

Vamos a ver todos los detalles, por partes.

Análisis Brooks Glycerin 19

Mediasuela

La mediasuela de Brooks Glycerin 19 sigue siendo la parte más importante. Lo es en la mayoría de zapas, pero sin duda, en algunas es el santo y seña. Porque Glycerin 19 se vende como una zapatilla de gran amortiguación, por tanto ha de cumplirlo. Para ello utiliza DNA LOFT, un compuesto propio de la marca americana. En realidad es la combinación de dos elementos: por un lado el compuesto DNA y por otro la variante LOFT que se diferencia de otras (como FLASH, por ejemplo, para modelos más explosivos) en que suaviza aún más la amortiguación.

DNA es un polímero no newtoniano que es capaz de proporcionar una amortiguación más suave si se va más lento, y más firme si se va más rápido. O lo que es lo mismo, va a responder adaptándose según sea la marcha de cada corredor o corredora. Esto fue un avance increíble en su momento, ya que DNA permite que una misma zapatilla sea capaz de comportarse de  diferente manera ya no sólo si la visten diferentes corredores o corredoras, sino una misma persona, dependiendo de si en un momento dado va más lento (amortiguación más suave) o más rápido (amortiguación más firme).

LOFT es el tipo de acabado que se le da al DNA. En este caso, LOFT lo que busca es darle a una zapatilla de entrenamiento, donde las salidas suelen ser para acumular tiempo o distancia, una comodidad de uso mayor que en otras zapas. La tecnología LOFT consiste en adicionar goma y aire al DNA para lograr una acabado final donde se potencia que el material sea blando y suave en el uso. Pero claro, como eso en sí mismo es fácil de conseguir, la gracia del acabado LOFT es que mantiene elevados niveles de respuesta y de durabilidad (lo que ya no es tan fácil de obtener, de ahí el mérito).

La cuestión es que el alto nivel de amortiguación de Glycerin 18, Brooks lo mejora en esta nueva entrega del modelo añadiéndole más material DNA LOFT, y creando un espacio de transición en el mediopie, mayor que en aquella, todo para aumentar la sensación de suavidad. Lo único que no ha cambiado es el drop (la diferencia de altura entre el talón y el antepie) y que sigue siendo de 10mm.

Suela

Aunque a algunos les haya parecido que la suela de Brooks Glycerin 19 repite de la entrega anterior, esto no así. Cierto es que se parece bastante, pero ahí está el tema de las mejoras, que a veces algo que funciona bien se mejora a base de pequeños retoques, no necesariamente con grandes cambios o revolucionarios diseños.

Si a Brooks le sirve un talón en forma de herradura para la nueva Gycerin, pues lo vuelve a utilizar… Este es un gran recurso porque facilita el contacto con el suelo para cualquier tipo de pisada. Pero el hecho de que repita recurso no significa que no haya nada por pulir, para aportarle un pelín de mejora, al menos. En este caso vemos como la parte exterior del talón, la que más sufre el desgaste en una zapatilla, por regla general, ha pasado de ocho tacos a siete. La reducción de tacos no implica que la placa también haya disminuido. Ahora tienen una forma diferente, siendo los dos más retrasados los que han crecido en tamaño, con más superficie de contacto. Esto va a hacer que esta parte resista mejor el desgaste.

En cambio, por la cara interna del talón, y hasta la base de los metatarsos, hay una gran placa de caucho, sin tacos definidos, pero que monta hasta cuatro rieles longitudinales. La función de estos rieles es doble: aportar estabilidad, gracias a la gran superficie de apoyo en contacto con el suelo, en el momento de transicionar la pisada y cuando la cara interior ha de resistir la máxima presión al correr. También, y precisamente gracias a esos rieles, ayudar a dirigir la pisada en la dirección correcta (está claro que hablo de la transición del pie, en cómo bascula de atrás en adelante cuando rota, no del propio sentido de la marcha, al correr).

Siguiendo por la suela de Glycerin 19, a la altura del arco plantar, pero por el exterior, no hay caucho, sino el propio material de la mediasuela, que aquí hace las veces de suela. Brooks ha aprovechado en este punto para raspar unos gramillos que van bien para esa rebaja de peso que hemos visto respecto de Glycerin 18.

En el antepie vemos una estructura que mantiene los pequeños tacos repartidos en placas transversales y onduladas. Este diseño, junto con la utilización de caucho soplado hace que esta parte de la zapatilla sea la que tiene la mejor relación adherencia/tracción de toda la suela. Es la parte donde los metatarsos van a presionar más a la hora de lanzar la zancada hacia adelante y ese Blown Rubber, al ser blando, va a ofrecer una gran adherencia sobre una superficie dura como el asfalto.

Upper

Brooks Glycerin 19 opiniones

El upper de Brooks Glycerin 19 se parece bastante, desde lejos, a la anterior Glycerin. Obviamente es cuando te acercas o, directamente las tienes en las manos, que aprecias los cambios más visibles.

De entrada se ve que Brooks ha confiado de nuevo en una malla que se refuerza con 3D Fit Print, un proceso de impresión en 3D que ayuda a dar estructura en zonas concretas de la mediasuela para obtener un mejor ajuste (ya se sabe que la malla por sí sola, sí, es muy cómoda y ligera, pero su elasticidad no ayuda a la hora de la sujeción).

Lo que hace Brooks es insertar diminutas, pero numerosas, piezas de Poliuretano (PU) creadas en impresión 3D. Y hacerlo especialmente en la zona del medio pie, donde es más necesario este refuerzo, para que sea efectivo en todas las fases de la pisada, mientras el pie impacta y bascula de atrás hacia a delante hasta despegar a volar en una nueva zancada.

Al hablar de la malla, no sería correcto si no se menciona que son dos. Bueno, de hecho la malla interior es más un forro cuya función es… sí, el confort, hacer el tacto suave al pie. Tanto como que permite utilizar estas Glycerin 19 sin calcetines, si quien la use lo desea.

Tan sólo hay una costura interior, la que une el forro del mediopie/antepie, con toda la parte trasera: la cazoleta, donde descansa el tobillo. Esta es una zona muy acolchada y donde el forro interior es más suave. Aquí el pie va más apretado, como en todas las zapas, debido a la acción de los cordones, pero también es donde ha de ir más apuntalado, ya que aquí es donde se sufre en mayor medida el impacto que se da al contactar contra el suelo, al correr.

Que esta zona sea acolchada viene también porque existe una estructura rígida, un contrafuerte, que es el que abraza al tobillo en el momento de impactar, para ayudarle a estabilizar esa articulación, mientras todo nuestro peso cae sobre el pie. Es típico en zapatillas de Running, e imprescindible en las de entrenamiento ya que son las que más tiempo y kilómetros trabajan a lo largo de su vida útil, cosa que nuestro tobillo agradece.

Rematando la cara exterior de este contrafuerte, Brooks ha insertado dos grandes triángulos reflectantes que van a hacer que quien utilice estas Glycerin 19 sean visibles desde detrás en condiciones de poca luz, por ejemplo en tramos de carretera por la noche.

Los cordones son huecos y semiplanos. Están pasados por seis ojales, dejando un séptimo sin usar, como suele ser habitual en zapatillas de Running. Ese último libre sólo es para quienes buscan o necesitan un apriete más fuerte en la parte más retrasada, la que compromete al tobillo.

Están pasados por la también gruesamente acolchada lengüeta. No hacía falta pasarlos, ya que ésta está unida al cuerpo de la zapatilla y, por tanto, no necesita ser sujetada por los cordones. Lo que busca Brooks es no sólo serlo, sino también parecerlo. Es decir, no perder una sola venta por que alguien (con problemas de que se les desplacen las lengüetas al correr), pueda descartar esta Glycerin 19 al no mirar dentro y ver que la lengüeta no se va a mover porque está ya va unida por ambos laterales en dos tercios…

Más en el interior, al sacar la plantilla, ves que es muy acolchada gracias a una espuma con 5.5mm de grosor. Se puede cambiar por una plantilla personalizada (quien lo necesite, claro) o dejarla y permitirle que aumente un poco más, la sensación de confort en el uso.

Resumen

Brooks Glycerin 19 es una zapatilla de running para entrenamiento diario. Está enfocada a corredores y corredoras que las quieran utilizar principalmente por asfalto, ciudad o superficie de tierra como parques o pistas sin dificultad.

El tipo de pisada al que va dirigido es la neutra, si bien la plantilla interior es removible para poder introducir una propia personalizada, si se desea.

Sus principales receptores van a ser quienes busquen una zapatilla para entrenamientos basados en rodajes, bien si están preparando una media maratón o una maratón, e incluso utilizarlas aquel día si se prefiere dar importancia a ir cómodo y amortiguado.

Los ritmos a los que utilizar esta Glycerin 19 van a ser principalmente tranquilos, los basados en rodajes, aunque la utilización de material DNA LOFT no sólo va a aportar una amortiguación suave, sino que, en caso de apretar el ritmo, la zapatilla va a reaccionar con una amortiguación más firme y con mayor respuesta. La malla es transpirable y ligera, y utiliza unos refuerzos de PU creados en 3D para sujetar el pie sin utilizar grandes estructuras. Por abajo, en contacto con el suelo, dispone de una suela con zonas resistentes, como la del talón, combinadas con otras más adherentes, como la del antepie.

Con todo, a pesar de haber aumentado la cantidad de DNA LOFT destinada a la mediasuela, el peso se a reducido desde la versión anterior. Ahora no llega a 300gr (289) en el acabado de hombre, mientras que es de 255gr en el de mujer. Lo que no cambia es el drop, que se mantiene en los 10mm.

Y ¡Ojo! Por que se viene un acabado de Glycerin para pisada con exceso de pronación. Se llamará Brooks Glycerin GTS 19 y su llegada tiene como consecuencia directa la desaparición del modelo amortiguado y estable: Brooks Transcend.

El precio oficial de Brooks Glycerin 19 es de 170€.

Resumen
Fecha análisis
Modelo
Brooks Glycerin 19
Valoración
51star1star1star1star1star
Product Name
Brooks Glycerin 19
Price
EUR 170
Product Availability
Available in Stock

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

Deja un comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here

Con la publicación de un comentario acepto expresamente recibir la newsletter y soy conocedor de que puedo darme de baja en cualquier momento de acuerdo a nuestra política de privacidad