Inicio adidas adidas Adizero SL

adidas Adizero SL

Ya tenemos el análisis y las características de adidas Adizero SL un modelo de running de nueva creación y que está destinado a quienes se inician en la competición en ruta. De hecho, en sí misma es una gran zapatilla para las carreras, pero hay que decir de entrada que dos cosas la definen: su polivalencia de uso (ya que no es nada radical e incluso se puede utilizar en entrenamientos) y la variedad de personas a las que le puede encajar (que para ir a lo máximo de lo máximo de rápido adidas ya cuenta con otros modelos de la talla de Adizero Adios PRO 3, por nombrar la zapa top en ese sentido de la marca alemana).

Para ello la nueva Adizero SL se va a valer del material avanzado para la mediasuela LightStrike que, además, va a incorporar en su interior una unidad de LightStrike PRO. Dicha unidad está colocada en un punto estratégico, para lograr un mayor aprovechamiento de la energía al correr. Una suela de goma sólida con un taqueado espectacular, junto con una malla de ingeniería, serían los demás protagonistas de una zapatilla que promete ser muy vista en pies de todo el mundo.

Los de Herzogenaurach ya dieron pinceladas con la nueva Boston de que quieren acercar a todos los runners los ritmos altos, además de una buena sensación de competición. Ahora, Adizero SL llega para compartir con aquella este concepto… Lo que en la propia adidas denominan “democratizar” el running.

Siendo así, quienes entrenan durante la semana y, ya en el finde, van a carreras de 10k o media maratón, tienen una buena opción de asomarse a la familia Adizero, donde se cuecen las grandes gestas que vemos luego en la prensa o la televisión. Sin duda que quienes quieran más velocidad, y lograrla de manera ligera, sería recomendable que siguieran leyendo y saber por qué una zapatilla de este tipo les permite acceder, de manera natural, a la familia de zapatillas más laureada del mercado.

Análisis técnico adidas Adizero SL

MEDIASUELA


La mediasuela de adidas Adizero SL destaca principalmente por combinar dos variantes de uno de los materiales más avanzados de la marca alemana: LightStrike y LightStrike Pro. Desde fuera, su aspecto puede transmitir cierta sencillez, sobre todo si la comparamos con modelos como Adizero Adios Pro o la propia Boston, y que utilizan unas varillas de carbono (Energy RODS) a la vista.

No. Aquí no hay varillas ni nada a la vista y precisamente para eso estamos, para explicar que LightStrike Pro no se ve, ya que está embutido en el interior del otro material LightStrike (a secas).

Para explicar rápidamente cada uno, hay que decir que LightStrike es un compuesto amortiguado basado en EVA, resistente, ligero y con alta capacidad de rebote (se concibió para zapatillas de baloncesto, pero rápidamente le vieron el aprovechamiento en zapatillas de running donde también se producen muchos impactos). Su aporte es también desde el punto de vista de la estabilidad (entendida en una zapatilla para pisada neutra).

En el caso de su variante “LightStrike Pro”, utilizado en modelos como Adizero Adios Pro, se le ha potenciado estas características. Decimos que está “embutida” dentro… ¿pero dónde? Pues en una posición muy estratégica como es bajo los metatarsos, justo donde forzamos para lograr la mayor impulsión, logrando así que además aproveche mejor la energía y poder rendir mejor.

Las geometrías cambian respecto a si quien usa la zapatilla es un hombre o una mujer. En el caso de ellos, la altura del talón es de 35mm, mientras que la del antepie lo es de 25mm. Esto da como resultado un drop de 10mm. Si nos vamos a ellas, vemos que su talón tiene un grosor de 33mm, mientras que el del antepie se queda en 24.5. Así, el drop es diferente respecto al acabado masculino ya que es de 8.5mm.

SUELA


La suela de adidas Adizero SL es muy sorprendente a la vista porque no utiliza un taqueado al uso, de esos que son reconocibles por sus formas más o menos cuadradas. Aquí el sistema de tacos está basado en largas pero delgadas tiras que están colocadas de forma más o menos transversal.

La expresión “más o menos” es porque están inclinadas de manera invertida según el lado. Así, el borde exterior de esas tiras es la parte más retrasada y el borde interior la más adelantada. Y como quiera que el lado derecho y el izquierdo están invertidos entre ellos… se forma una clara estructura en flecha, para aprovechar al máximo la tracción.

Casi cuarenta tacos laminados, de entre 2 y 7 mm de largo proporcionan una estructura dentada que se va a agarrar perfectamente a cualquier tipo de terreno, aunque su entorno natural serán las superficies duras destacando, entre ellas, el asfalto. Aun así la suela tiene un diseño válido también para aceras, cemento y tierra compactada como la de los parques o pistas y senderos sin dificultad.

Por la zona del talón vemos el mismo concepto en flecha que en la parte delantera y es aquí donde vemos aparecer y progresar longitudinalmente una gran franja que, yendo desde el talón hasta la puntera, se va a encargar de ayudar a guiar al pie durante la pisada.

El caucho con el que está fabricada la suela es un tipo de goma sólida resistente al desgaste y que tracciona bien tanto en superficies mojadas, como en húmedas.

UPPER


El upper de adidas Adizero SL se construye alrededor de engineered mesh de la que cabe destacar, antes de ir a los detalles, que está fabricada con al menos, un 50% de material reciclado. Vamos…, dentro de la línea marcada desde hace unos años por la marca germana para que su calzado sea cada vez más sostenible (por ejemplo, con toda la familia de productos Parley fabricada a partir de plásticos recuperados de los océanos, y reutilizado para generar nuevos materiales de rendimiento).

Volviendo a lo que es la zapatilla, observándola a media distancia vemos un diseño muy fino y se diría que elegante (ayuda el tema de los colores en el modelo analizado). Pero si nos acercamos, ya vemos todo lo que de verdad nos interesa… Es decir, cómo esta Adizero SL se curra características como la ligereza, la transpirabilidad, la sujeción o el confort, entre otros.

La primera que vemos es la transpirabilidad, de la mano de toda una batería de agujeros repartidos por todo el corte superior. Los más grandes los vemos en la zona de los dedos y en ambos lados de la zapatilla. Para no perder en sujeción y resistencia, los de la parte delantera se van haciendo más pequeños a medida que nos acercamos a los bordes. Algunos de ellos quedan tapados por la película protectora de la puntera. No está claro por qué adidas crea muchos agujeros para luego tapar unos pocos de ellos, pero desde luego que con la gran cantidad y tamaño que hay, la ventilación está más que asegurada.

La primera zona de refuerzo la encontramos en ambos laterales, justo coincidiendo con los ojales de los dos primeros cordones. Esto nos recuerda mucho a adidas Adizero Adios Pro 3 que analizamos no hace mucho. La idea es que los cordones tiren de esta zona que es donde el pie bascula y que más sufre en todas las zapatillas. Aquí se encuentran los agujeros de ventilación más pequeños del upper… Aun así es sorprendente que haya algunos, porque normalmente esta zona se cierra bastante… cosa que nos da una idea de lo que confía adidas en su malla.

La zona central del upper tiene los agujeros también grandes, pero la marca alemana juega muy bien con el logo en forma de tres barras termo-selladas que van a apoyar a la malla en labores de contención del pie.

Por encima de todo esto tenemos los cordones, que son semiplanos y están pasados por seis de siete ojales (el último queda libre por si alguien quiere apretarse más o de otra forma, mediante la lazada).

Están pasados por otra de las partes llamativas de esta Adizero SL: la lengüeta. Es acolchada y de tacto suave, lo que nos lleva a introducir la mano y sorprendernos de que el tacto interior es muy cómodo. adidas le ha puesto una doble capa a la malla, y donde la interior es muy suave y agradable al tacto. Esto nos lleva a recordar que es una zapatilla de entrenamiento pero muy válida para entrar en el mundo de la competición…, de las carreras. Por eso incorpora cosas buenas de ambos perfiles. Y la cosa buena a la que ahora hacemos referencia es el confort, la comodidad de uso.

Si sacamos la plantilla interior comprobamos que es muy fácil (para poder introducir una personalizada, si se quiere). Está fabricada con un material espumoso de 4mm de grosor, que ayudará a una mayor sensación de confort. En ella, como en otros modelos de adidas, nos encontramos la leyenda que ya vimos en Supernova 2: “End Plastic Waste” y es una exhortación a que acabemos con los residuos plásticos.

Aún queda zapatilla para sorprendernos. Bueno, el tacto suave de la cazoleta no, porque ya hemos visto el esfuerzo de la marca alemana para lograr que la zapa sea cómoda. Aun así, está todo relleno de una espuma acolchada que se adaptará a la forma del tobillo para sujetarlo bien… y cómodamente.

Al no ser una zapatilla de competición radical, y que está pensada para utilizarla también entrenando, se vale de un contrafuerte en el talón para contener al tobillo, especialmente en el momento de impactar contra el suelo, al correr. Eso sí, tampoco es excesivo, le han dado la rigidez justa para que pueda cumplir bien en ambos usos.

Y para acabar el upper, encontramos una tira en lo alto del talón para ayudar a calzarse rápida y cómodamente. De igual manera a como vimos en Adizero Adios Pro 3, esa tira también se levanta para calzarse y se baja una vez que ya se ha introducido el pie. Quizás para rematar a este excelente corte superior se le podría haber añadido algún elemento reflectante que, aunque no sea necesario, siempre viene bien.

Resumen adidas Adizero SL

adidas Adizero SL es una zapatilla que bien vale para entrenar como para introducirse en el mundo de las carreras. Es un modelo pensado para liberar el potencial que cada cual tenga, pero sin tener que vestir zapatillas radicalmente pensadas para la competición. De hecho es una gran primera opción para competir, especialmente en carreras de 10k o de media maratón.

Es una zapatilla de gama alta. De la familia Adizero. Es decir, de donde salen las zapas que más veces han batido récords del mundo en prácticamente todas las distancias desde su aparición hace catorce años. La cosa es que con modelos como este Adizero SL se pone al alcance de cualquiera que quiera ir a por objetivos más ambiciosos que sólo entrenar y entrenar.

Para lograrlo utiliza una mediasuela con espuma LightStrike a la que en su interior se le ha añadido una pieza de LightStrike Pro para, entre ambos materiales, lograr una amortiguación durable, ligera y con alta capacidad de rebote y de aprovechamiento de la energía. El diseño y el material ayudan a que la pisada sea estable (aunque ya hemos dicho que la zapatilla vale para corredores y corredoras de pisada neutra o plantillera).

La suela tiene un taqueado agresivo para lograr la mayor tracción en superficies duras como el asfalto. Por arriba la doble malla de ingeniería tiene un gran balance entre comodidad, transpirabilidad y sujeción para que su uso sea muy cómodo.

Todos esos materiales redundan en un peso muy ligero para el perfil de la zapatilla: 243g en el acabado de hombre y 211g en el de mujer. Por cierto, que hablando de números no hay que olvidarse de los de la suela: Drop de 10mm para los hombres y de 8.5mm para las mujeres. Entre ellos es diferente porque también son diferentes las alturas: 35mm en el talón para los hombres y 33mm para las mujeres… Y 25 y 24.5mm en el antepie respectivamente.

No hay un ritmo estipulado para esta zapatilla ya que si se puede utilizar en entrenamientos la llevaremos a ritmos más o menos tranquilos como son los de los rodajes de cada un@. En cambio, en carrera será válida para ir a lo que nos permita el esfuerzo (y eso tendrá sentido tanto para quienes sean capaces de correr por debajo de 4’ el kilómetro como para los que lo están dando todo a ritmos más, o bastante más, modestos).

El precio oficial de adidas Adizero SL es de 130€.

 


Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe en tu correo lo mejor y más destacado de LBDC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí