Test de saliva, ¿Son más fiables para detectar positivos por ómicron?

Test de saliva, ¿Son más fiables para detectar positivos por ómicron?

Test de saliva, ¿Son más fiables para detectar positivos por ómicron?
| Epi_rc_es

Los contagios por ómicron continúan desbocados en España.

Pero la sexta ola de la pandemia parece estar acercándose a su pico, aunque aún con cautela, después de que en las últimas 24 hora se haya registrado el primer descenso de incidencia en varios meses.

La tasa de positivos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días ha retrocedido algo más de 90 puntos.

Sin embargo, ese dato continúa por encima de los 3.300 casos. Una cifra que no se había alcanzado en toda la pandemia.

Te puede interesar: Si he dado positivo en coronavirus, ¿Cuándo me pongo la dosis de refuerzo?

Sin duda, el uso de los test de antígenos está siendo clave en la lucha contra el SARS-CoV-2 y su nueva variante. Prueba de ello es que muchas Comunidades Autónomas ni siquiera están realizando PCR para confirmar los positivos detectados en las pruebas de autodiagnóstico.

¿Funcionan los test de antígenos en saliva?

Los test de antígenos vivieron su semana dorada en los días previos a la celebración de Navidad, y durante esas jornadas las farmacias españolas dispensaron más de siete millones de unidades.

Fue tal la demanda de este tipo de pruebas que muchas boticas se vieron obligadas a colgar el cartel de «no hay stock».

Los más habituales en la venta son las pruebas de autodiagnóstico nasales, es decir, los que implica que el paciente tenga que introducirse por la nariz un hisopo para detectar la presencia del coronavirus.

Sin embargo, en el mercado nos encontramos con otro tipo de test: con recogida de muestra de saliva.

Te puede interesar: ¿Cuándo dejo de contagiar si soy positivo en ómicron?

Y la venta de este tipo de pruebas de autodiagnóstico se ha disparado en las últimas semanas.

Es tal el auge de los test de saliva que encontrar uno en las farmacias del centro de Madrid es misión prácticamente imposible.

La razón principal, como nos han contado los farmacéuticos a Buscando Respuestas, es que son «más fáciles de hacer» que los nasales.

Y a eso se suma que la vuelta al cole tras las fiestas navideñas ha propiciado que muchas familias opten por estas pruebas de saliva, ya que su uso es menos incómodo para los más pequeños.

Además, con este tipo de test se reduce drásticamente la posibilidad de un falso negativo por un error en la toma de muestra.

Ambos, los test rápidos nasales y los test de saliva, tienen un precio regulado por el Gobierno de 2,94 euros, fijado por la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM) tras la escalada de precios de estas pruebas en Navidad.

 

Mayor carga vírica en las pruebas por saliva

Ahora, un estudio norteamericano ha demostrado que la variante ómicron, que ya representa un 60% de los contagios a nivel mundial e incluso amenaza con infectar a la mitad de los europeos, según la Organización Mundial de la Salud, se detecta mucho antes en las pruebas de antígenos por saliva.

La investigación, liderada por la médica Blythe Adamson, señala que el tiempo de detección del contagio, en los test realizados con las secreciones bucales, es dos días antes en comparación con otro tipo de pruebas.

«Se ha demostrado que ómicron infecta más rápida y eficazmente que Delta en los bronquios humanos, pero con una infección menos grave en los pulmones», explica el estudio de la investigadora de la Universidad de Washington.

«Esto se traduce en un aumento de los síntomas de dolor de garganta y una disminución de la pérdida de gusto y olfato, por lo que estos casos son mejor detectados por saliva que por hisopos nasales».

Para llegar a esta conclusión, el equipo realizó pruebas de control a un total de 30 personas en sus respectivos lugares de trabajo, en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco. La investigación resalta que todos los analizados estaban vacunados contra el coronavirus con la pauta completa.

No obstante, resalta Adamson, las pruebas realizadas diariamente «arrojaron falsos negativos, a pesar de que 28 de los 30 investigados tenía una carga viral infecciosa».

«La media de tiempo transcurrido desde la primera PCR positiva hasta el primer antígeno positivo detectable fue de 3 días», matiza la investigación.

También hace hincapié en que un grupo fue analizado con test de antígenos por saliva que “mostraron que la carga vírica alcanzó su punto máximo en la saliva 1-2 días antes de las pruebas nasales”.

«A pesar del reducido número de individuos incluidos en este estudio, los hallazgos tienen un valor único debido a la detección temprana de la infección por ómicron en pruebas de coronavirus en el lugar de trabajo, para prevenir la propagación de la enfermedad», concluye.

Cómo se realiza una prueba de antígenos por saliva

Los test de autodiagnóstico con toma de muestra por saliva, a diferencia de los nasales, no han llegado a las farmacias hasta el pasado mes de diciembre.

El kit comercializado contiene un casete y una bolsa desecante, un colector de saliva (formado por un embudo y un tubo graduado con 1 mililitro de diluyente), una micropipeta desechable.

Antes de tomar la muestra, en torno a diez minutos, se recomienda no comer, beber. ni fumar para que no interfiera en el resultado.

Un aspecto a destacar es que el resultado no es válido tras pasar más de media hora desde que se agregó la muestra al test.

¿Cómo se interpreta? No hay diferencia con los nasales.