Vinicius, de estrellado a estrella

El brasileño acierta en la finalización para tumbar al Liverpool, ser el mejor y sacudirse la etiqueta de fallón

Su rendimiento empieza a ser rentable para el equipo si sigue goleando y cuestionará que lo sienten por Hazard

Vinicius Jr fue el gran protagonista de la victoria del Real Madrid ante el Liverpool con un doblete y uno de los mejores partidos de su carrera | MEDIAPRO

Nadie debe rasgarse las vestiduras por Vinicius. Su partido ante el Liverpool confirma que su evolución es buena. Esto no quita que sus dos primeras temporadas fueran erráticas en las que dejaba destellos con sus regates y desbordes, pero que se estrellaba contra su mala puntería en la finalización o asistiendo a un compañero. Ante el equipo inglés apareció la estrella que todo el madridista esperaba, para confirmar que la tempranera apuesta que hicieron con su fichaje cumple los pasos establecidos.

El brasileño hizo doblete, algo que solo han conseguido Cristiano Ronaldo, Benzema, Bale y Ramos en una eliminatoria de Champions en los último 10 años. Un dato que revaloriza su figura y que ha encandilado a Europa, que le señala como culpable directo del triunfo de los blancos ante los ‘red’. Vinicius, 20 años, dejó atrás su escasa precisión en los últimos metros para convertirse en letal, porque a nadie se le escapa que estaba reñido con el gol, pero marcó dos de excelente factura al equipo de Jurguen Klopp.

DE FUERTE MENTALIDAD

Él mismo se encargaba de devaluar su figura por sus errores en los últimos metros, pero este curso está dando un paso al frente por dos motivos: confianza en sí mismo, su mentalidad es imbatible, y la confianza que Zidane tiene en su potencial. El francés trabaja con él para mejorar sus condiciones en cada entrenamiento. El primer gol que marca a Alison es reflejo de la confianza que tiene en sí mismo, y el segundo, del trabajo que hace cada día para mejorar su puntería: golpeó al balón de primeras cuando normalmente lo habría parado para acomodar el disparo y eso solo se consigue con trabajo y mentalización.

Su rendimiento empieza a ser rentable para el equipo. Deslumbra por su capacidad para desequilibrar, pero le falta lucidez en el remate o el último pase. Su constancia le empieza a dar rédito unido a tener continuidad favorecido por las constantes lesiones de Hazard, al que puede poner en apuros en un futuro cercano. Si el brasileño sigue creciendo, aunque seguro que va a fallar todavía muchos goles, pondrá en aprietos al belga. Porque, no hay que olvidar que Vinicius es el suplente de Hazard, pero si rinde como ante el Liverpool Zidane tendrá un bendito problema.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil