El sueldo de Bale, un problema para el Madrid

El sueldo de Bale, un problema para el Madrid

Bale se reivindica con estos números en los últimos partidos | PERFORM

El futbolista galés quiere mantener su alto sueldo en el último año de contrato

En julio cumple 32 años y no solo eso, también ocupará plaza de extracomunitario

Gareth Bale, que se fue cedido al Tottenham, su exequipo, este mismo verano, no deja de ser un problema para la reestructuración que pretende hacer el conjunto blanco de cara a la temporada que viene. El futbolista galés cobra ahora mismo un sueldo bruto de casi 700.000 euros a la semana. Durante este curso, los 'spurs' se están haciendo cargo de la mitad de dicha ficha, pero veremos que pasa una vez finalicé su estancia en Londres.

Según 'The Mirror', el galés no perdonará nada de los 34 millones de euros brutos que ingresa por temporada, una cifra que de primeras, ya reduce mucho el límite salarial que tiene el Real Madrid. Ante la previsión de rejuvenecer la plantilla, mantener un salario como el de Bale, limita la incorporación de muchas de las estrellas que figuran en la agenda de Florentino, entre ellos, Mbappé, Haaland y Alaba, que también pide una cifra desorbitada.

Pues bien, ante la negativa de rebajarse el salario, el Real Madrid, a no ser que el Tottenham se le termine quedando en propiedad cosa que ahora parece improbable, tendrá que acoger al futbolista de regreso a partir del próximo 30 de junio, a poco menos de un mes de celebrar su 32 aniversario.

Sin ir más lejos, no solo le afectará el salario al club blanco, sino que también le tocará hacer frente a una nueva plaza de extracomunitario, sumado a que al futbolista tampoco le hace gracia volver a las órdenes de Zidane.

Rendimiento en alza

Es cierto que, pese a un inicio de campaña complicado, el futbolista está dejando atrás su mal momento y parece que cada vez más se está ganando su sitio. Mourinho empieza a ver la luz con Bale y prueba de ello son el incremento de minutos que le está dando. De momento, está respondiendo con buenas actuaciones y en sus últimos 5 encuentros, ha visto portería en 4 ocasiones y ha asistido a sus compañeros en otras 3.

Cifras más que respetables en los 200 minutos y poco que ha disputado en estas últimas fechas.

Venía de una fuerte polémica donde futbolista y sobre todo, el técnico luso, se habían intercambiado indirectas donde uno afirmaba que estaba lesionado y el otro, lo ponía en duda. Todo ello parece haber sido olvidado y ambos ya trabajan para un frente común, clasificar al Tottenham para la próxima edición de la Champions League.

"No hay entrenador en el mundo que no le ponga cuando está en forma. Ahora está mejor que nunca y no sólo por los dos goles. Tiene cambio de ritmo, velocidad en sus acciones... Necesitamos su talento", dijo el técnico luso tras la victoria por 4-0 ante el Burnley.