Sin ventas, el Real Madrid regala la carta de libertad

El Real Madrid se encuentra en un callejón sin salida con algunos jugadores y ha decidido cambiar de política

Ante la imposibilidad de vender, deja salir a coste cero para ahorrarse sueldos millonarios que no tienen retorno

 El conjunto blanco sigue preparando el inicio de la Liga | PERFORM

El Real Madrid va a por todas en su objetivo de reducir gastos ya sea traspasando jugadores o recortando gastos. Ha conseguido soltar lastre en un trabajo titánico en el que han conseguido dar 15 bajas entre jugadores del primer equipo y cedidos, con los que ha recaudado 95 millones de euros. Pero quedan por cerrar los expedientes más escabrosos, los jugadores que no quieren irse con unos sueldos millonarios que no retornan, como Bale y Mariano o James Rodríguez, traspasado esta semana al Everton.

Alejandro Alcázar

Gareth Bale encabeza la lista y busca soluciones desesperadas para que se vaya después de dos años intentándolo. El galés no quiere irse y se agarra a los dos años que le quedan de contrato. Este periódico ya adelanto el pasado 25 de agosto que se “planteaba pagarle parte de su salario si se va”, información que ahora confirman desde Inglaterra. Algunos directivos plantearon esta opción que ha ido tomando forma en los últimos días ante la postura inflexible del jugador.

JAMES RODRÍGUEZ, REGALADO AL EVERTON

Por otra parte, James Rodríguez podría haberse ido al Everton a coste cero con la carta de libertad bajo el brazo como ha contado también ‘Sport’ y ‘Footmercato’. Al colombiano le quedaba un año de contrato con un sueldo bruto de 15 millones de euros. Deshacerse del galés y del colombiano con la carta de libertad y asumiendo parte del sueldo de Bale, supondría un ahorro bruto para las arcas del Real Madrid de 45 millones de euros. 

El tercer jugador que ha enojado al club es Mariano. El delantero ha seguido el ejemplo de Bale y se niega a irse. Tiene contrato hasta el 2023 con un sueldo de 4 millones de euros netos. El canterano boicoteó el acuerdo que el Real Madrid alcanzó el Benfica para su traspaso. Sólo quedaba que diera el visto bueno a la operación, pero exigió una subida salarial de un millón al equipo luso que acabó rompiendo el acuerdo con el club blanco. Ahora el Madrid estudia qué hacer con él, y no extrañaría que tomase una decisión similar a la adoptada con Bale y James. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil