Sport.es Menú

Rodrygo, un ídolo al que agarrarse

La irrupción del brasileño, un bálsamo para la sequía goleadora de un equipo deprimido

Se ha abierto paso con cinco goles, uno cada 70 minutos, aprovechando las pocas oportunidades que ha tenido

Rodrygo, sobresaliente en la élite | PERFORM

Rodrygo Goes, 18 años, ha irrumpido con fuerza en el Real Madrid aprovechando las escasas oportunidades que Zidane le había dado. La lesiones de Bale, James y Lucas Vázquez, además del bajo rendimiento de Vinicius le han abierto la puerta para mostrar de lo que es capaz. Para ello se han tenido que dar demasiadas circunstancias a favor que han obligado al técnico francés a recurrir al brasileño buscando soluciones para un equipo que sufre una profunda sequía goleadora. Ante el Galatasaray hizo un ‘Hat-trick’ y condujo al Real Madrid al triunfo en apenas siete minutos, tiempo en el que marcó dos goles consecutivos.

Alejandro Alcázar

Rodrygo Goes

Rodrygo es ya el segundo máximo goleador del Real Madrid en los 350 minutos que ha tenido para demostrar su capacidad. Lleva cinco goles, dos en la Liga y tres en la Champions, cuatro menos que Benzema en 1.233 minutos disputados. El brasileño marca un gol cada 70 minutos frente a los 137 que necesita el delantero francés. Su efectividad es asombrosa ya que ha disparado a la portería rival en nueve ocasiones, tres de ellas fuera, y de seis que fueron a portería ha marcado cinco goles. Tiene una efectividad de, 83,33 cuando van a portería y del 55,55% cada vez que dispara.

BALE FALLA Y HAZARD ESTÁ TARDANDO

Con 18 años ofrece ilusión a una afición sin un referente ante el fracaso de Bale y la tensa espera por Hazard. La fragilidad física del galés y su escaso compromiso le convierten en un jugador inestable. Jamás desde que llegó al Real Madrid jugó una temporada completa acuciado por las lesiones, lo que ha dado pie a que otros jugadores le hayan desplazado del equipo como hizo Isco en la primera etapa de Zidane. El belga es todo talento, pero no acaba de acoplarse al equipo donde no explota todo su calidad quizá por no estar físicamente bien. Su espera se hace tensa para una afición que ha encontrado el Rodrygo el jugador que gana partidos, algo que Hazard no está consiguiendo.

Rodrygo es un jugador que apunta a marcar diferencias, pero le queda mucho camino por recorrer. Como Vinicius el curso pasado, su aparición no ha podido ser mejor pese a que físicamente es todavía frágil, pierde casi todos los cuerpeos, pero es hábil, rápido, lee bien los espacios y la pega bien con las dos piernas además de ir bien de cabeza. Sus goles han desbordado de manera exagerada la euforia de los medios madridistas, al estar más necesitados que nunca de un ídolo al que agarrarse desde la salida de CR7. Ya le comparan de manera exagerada con Raúl e incluso con Butragueño, aunque desde el club intenta frenar esas desmesuradas expectativas que pueden echar a perder su prometedor futuro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil