El Real Madrid recela de la determinación de Mariano por salir

El Real Madrid recela de la determinación de Mariano por salir

Mariano ha tenido muy poco protagonismo esta temporada
Mariano ha tenido muy poco protagonismo esta temporada | AFP

El delantero, que tiene una temporada más de contrato, lleva dos años descartando todas las ofertas

Su agente dijo que "su intención es salir", aunque matizó que "siempre y cuando haya una opción que le satisfaga"

Los dirigentes del Real Madrid andan con la mosca detrás de la oreja con el delantero Mariano Díaz. Al igual que ha ocurrido las dos últimas temporadas, el técnico no cuenta con él y el club le está buscando una salida, pero los responsables madridistas están escarmentados después de que el jugador descartase todas las ofertas que recibió los dos últimos veranos (Benfica o Rayo Vallecano) y optara por seguir en el Santiago Bernabéu.

"Su intención es salir, como en los últimos tres años, siempre y cuando haya una opción que le satisfaga", aseguró el agente del delantero, David Aranda, al portal 'Bernabéu Digital'. En el Real Madrid son muy escépticos al escuchar estas palabras, porque los precedentes no invitan a pensar que Mariano vaya a dar facilidades.

Al hispano-dominicano le queda un año más de contrato y percibe cuatro millones de euros netos por temporada. Su aspiración es sumar un millón extra a su ficha, algo difícil dada la situación económica de la mayoría de clubes.

SUPLENTE HABITUAL

La impresión que tienen los dirigentes madridistas es que Mariano vuelve a vender la burra. El delantero ha perdido pegada y las lesiones no le han permitido tener continuidad pese a ser suplente habitual. En cuatro temporada ha marcado doce goles en los 73 partidos que ha disputado, pero a punto de cumplir 29 años, pone sobre la mesa unas exigencias económicas que hacen difícil que encuentre un nuevo destino.

Si no encuentra equipo, volverá a hacer lo que ya hizo los dos veranos anteriores. Se quedará para cumplir su último año de contrato y asumirá con tranquilidad su rol de habitual del banquillo. Sobre la mesa tiene una oferta del Fenerbahçe, que está dispuesto a pagarle cuatro millones de euros más bonus. Él quiere salir cobrando un millón más que en el Real Madrid.