Odegaard, otro talento que planta a Zidane

El noruego tardó cuatro meses en comprender que el francés tiene un grupo de confianza en el que no entraría

Sigue los pasos de Llorente, Achraf, Reguilón, Theo o Morata que tomaron la misma decisión y decidieron irse

Odegaard saluda a Zidane tras ser cambiado
Odegaard saluda a Zidane tras ser cambiado  | Efe

Cuando Zinedine Zidane llegó al banquillo del Real Madrid en enero del 2016 se encontró con un proyecto hecho que conocía bien tras colaborar con Ancelotti. Se remangó y sacó máximo provecho de él para triunfar. Pero el tiempo ha ido pasando y ha sido incapaz de dar la alternativa a jugadores fichados por el club que llegaron avalados por su talento y a los que acabó aburriendo con su indiferencia para que se fueran. El último que le ha dejado plantado ha sido Martin Odegaard. El Real Madrid fichó al noruego con 15 años y ha invertido tiempo y dinero en verlo crecer. Cuando creyó que estaba preparado, el propio Zidane pidió que se incorporase al equipo, pero a las primeras de cambio lo ignoró con su acostumbrada indiferencia retirándole su confianza. El noruego, que llevaba cinco años de ‘mili’ esperando la oportunidad de jugar en el Real Madrid, se dio cuenta rápido de los métodos del francés y decidió irse antes de que el culo se le pusiese cuadrado de sentarse en el banquillo.

LLORENTE, DE VÍCTIMA A FENÓMENO

El francés sigue dejando huellas en el camino con sus decisiones. Ha prescindido de demasiados jugadores de categoría como para que no se cuestionen sus gustos. Ceballos, Reguilón, Morata, Achraf, Theo… y Llorente, el mejor ejemplo de lo que puede llegar a equivocarse un entrenador. Un jugador de estirpe madridista criado en ‘La Fábrica’, cantera que Zidane dice conocer y valorar. Dio el salto al primer equipo para ser un fantasma en el banquillo. Solari ya adivinó lo que podía dar de sí, pero su salida fue el final de Llorente. Simeone ha sabido sacar lo máximo de él y triunfa en el Atlético siendo el centrocampista más efectivo del fútbol español.

Llorente decidió dejar plantado a Zidane consciente de que daba un paso arriesgado. Impuso su traspaso harto del trato que le daba el francés. Un paso que puede imitar Odegaard. De momento, ha aceptado ir cedido al Arsenal, pero no cierra la puerta de abandonar el Real Madrid. Lleva muy poco en el Arsenal pero intuyen su talento, algo que Zidane le ha negado. Arteta está encantado con él y si Zidane sigue el Arsenal intentará ficharlo. El club londinense empezará por Ceballos, otro talento que lleva dos años cedido allí. La pregunta es ¿por qué el Real Madrid apuesta por talentos si Zidane no les deja jugar? 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil